Una reforma a la Griega. Realismo y responsabilidad.

Al final, Zapatero ha escuchado las peticiones, y tras la llamada anoche del presidente de EEUU Barack Obama, ha presentado un plan de recorte histórico para cumplir con el adelanto de la reducción del déficit en 15.000 millones de euros entre este ejercicio y el siguiente, hasta alcanzar la meta del 3% del PIB en 2013.

Zapatero, se ha mirado en el espejo de Grecia y ha presentado una batería de reformas al mismo nivel que las aprobadas por el país heleno el pasado jueves, indispensables para la activación del rescate por parte del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea.

reforma a la griega

1. FUNCIONARIOS

El Ejecutivo va bajar el sueldo de más de 2,6 millones de funcionarios un 5% a partir de junio y lo congelará en el próximo ejercicio. Los Técnicos de Hacienda (Gestha) cifran el ahorro de esta iniciativa en 1.400 este año. La medida se une a la reducción de la oferta de empleo público hasta el 10% de la tasa de reposición de efectivos, planteada anteriormente.

Estas iniciativas incluso van un poco más allá que las planteadas en Grecia donde se ha optado por suprimir pagas extras para quienes ganen más de 3.000 euros y congelar los salarios en general durante tres años.

2. PENSIONES

En España, las pensiones no tendrán una subida en 2011, afectando así unos seis millones de pensionistas (no se aplica a las mínimas y a las no contributivas). Una medida contundente que puede tener un alto coste político para el Gobierno, pero con la que se ahorra unos 1.500 millones el año que viene.

En el caso griego se ha optado por perjudicar sólo a las pensiones más altas (las que superan los 2.500 euros) y a esas se les quitan las dos pagas extras. Lo que tiene pendiente Zapatero es la reforma de las pensiones, con la elevación de la edad de jubilación a los 67 años (desde los 65 años) y una ampliación en el periodo de cálculo de las pensiones. Aspectos que ya se han abordado en Grecia.

3. IMPLICACIÓN DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

El Ejecutivo les ha exigido un ahorro adicional de 1.200 millones de euros. Hay que recordar, que el Estado sólo controla alrededor del 30% del gasto público, por lo que no es extraño que se busque la implicación de otras administraciones para cumplir los objetivos planteados.

4. Se suprimirá el cheque-bebé a partir del 2011. Suponía al año un coste de unos 1.000 millones.

5. Se paralizan 6.045 millones de euros en inversiones previstas para los próximos años.

6. Se rebajará la partida de ayuda al desarrollo en 600 millones de euros en los próximos dos años.

Ya adoptadas:

7. Aumento del IVA al 18% para el tipo general, pero no se aplicará hasta julio.

8. Supresión de la deducción de los 400 euros del IRPF (excepto para rentas bajas)

9. Supresión de la deducción por compra de vivienda habitual.

10. Elevación de los impuestos especiales.

Zapatero ha declarado hoy que no descarta una subida fiscal “pero todo a su debido tiempo”.

En el caso de Grecia ha habido dos alzas del IVA en los últimos meses hasta situar el tipo en el 23%, también se han elevado los impuestos especiales (en diez puntos porcentuales). Y se ha creado una nueva tasa especial que gravará a las empresas con elevados beneficios.

11. Sector Público: supresión de 29 empresas públicas (sólo un 13% del total), 80 cargos directivos y 450 puestos de consejeros, así cómo 32 altos cargos de la administración, 8 directores generales, un secretario general y 14 responsables de organismos autónomos. Estas medidas ahorrarán sólo 16 millones de euros.

EL GRAN PUNTO PENDIENTE: LA REFORMA LABORAL

Habrá acuerdo sobre la reforma laboral a finales de mayo. Es indispensable para ayudar a combatir un paro desbocado (la tasa de desempleo superó el 20% en el primer trimestre, según la EPA) y, más aún, para ayudar a reducir el déficit público (el gasto mensual en prestaciones por desempleo en marzo fuen un 13,7% superior al de enero de 2009).

LA REALIDAD Y LA RESPONSABILIDAD

A los planes del Gobierno español les faltaba concreción, urgencia y decisión. Además, los analistas habían reiterado su preocupación porque las previsiones oficiales eran demasiado optimistas, sobre todo para 2011 cuando se prevía un crecimiento de PIB del 1,8%. Pero incluso este aspecto ha sido reconocido por Zapatero, que, aunque sin precisar, ha asegurado que sus previsiones se reducirán en varias décimas.

Fuente: expansion.com

Share

Deja un comentario