El “annus horribilis” de la vivienda

Del aterrizaje suave por el que todos suspiraban en 2007 a la debacle vivida en 2009, así ha sido el particular vía crucis del mercado de la vivienda en España. Apenas dos años en los que se ha pasado de cifras que asustaban por su magnitud: más de 700.000 casas iniciadas cada doce meses y por encima de las 830.000 compraventas; a volúmenes que, en teoría, no cubren ni la demanda estructural de residencia que tiene un país con la población de España.

El Ministerio de Vivienda hizo públicos ayer los datos correspondientes a actividad. Aunque las cifras discrepan sensiblemente y el Gobierno debería explicar por qué, (el departamento que dirige Beatriz Corredor estima que en 2009 se iniciaron 159.284 casas por las 110.000 que calculan arquitectos y aparejadores), lo cierto que es todos los balances son abrumadores: la actividad se ha reducido a la mínima expresión como consecuencia de la atonía de la demanda.

Roma ardiendo

La cifra de pisos iniciados en 2009 es la más baja de la serie histórica que data de 1992 y un 56% inferior a la registrada un año antes, cuando el volumen de casas que comenzaron a edificarse aún resistía en el entorno de las 270.000.

Pero es que en el análisis según la tipología de inmuebles el desplome es aún mayor. Así, en 2009 se iniciaron apenas 80.200 casas de renta libre, tres veces menos que las que comenzaron a edificarse en 2008, que sumaron 269.000. También se redujeron las viviendas protegidas (VPO) iniciadas, con 79.054 inmuebles, aunque en un porcentaje inferior, del 12,7%.

En cuanto a las viviendas terminadas, el pasado año se finalizaron 425.130, un 32,8% menos que en 2008. De ese volumen, 356.555 viviendas eran libres, un 36,7% menos, y 68.575 VPO, un millar menos que durante el ejercicio anterior.

En 2010 se volverán a marcar mínimos de viviendas terminadas, ya que la vida media de una promoción es de 24 a 30 meses y el máximo de actividad inmobiliaria se marcó en 2006, por lo que ese plazo ya se ha cumplido.

Si 2007 fue el año de la desaceleración, 2008 fue el de la sorpresiva crisis y 2009 ha sido el primer annus horribilis, ya que numerosos expertos coinciden en que aún vendrán más.

¿Está el sector preparado para superar esta travesía por el desierto que aún serán los dos próximos ejercicios? Todos los análisis elaborados coinciden en que la demanda habría tocado ya fondo, aunque será necesaria una drástica reconversión. De hecho, los primeros datos de compraventas correspondientes a enero certifican una mejora del 2% anual que no se producía desde la primavera de 2008.

En este leve repunte podría estar incidiendo el denominado efecto fiscal. El hecho de que en julio vaya a subir el IVA que grava los inmuebles de nueva construcción del 7% al 8% o que a partir de 2011 ya no puedan desgravarse fiscalmente las nuevas compras de vivienda las familias con rentas superiores a 24.000 euros brutos anuales podría animar a algunos compradores a adelantar su adquisición.

Menos márgenes empresariales y productos más exclusivos, con mejores servicios y equipamientos son el único camino que les queda a los promotores que quieran seguir siéndolo despúes de esta crisis porque los expertos avisan: “ya nada será igual”.

Fuente: cincodias.com

Share

2 Respuestas a “El “annus horribilis” de la vivienda”

  1. Juan García dice:

    Hola Jose: Si quieres vender tu apartamento en la playa cuanto antes tienes que ofrecerlo en el mejor portal inmobiliario para el mercado nacional e internacional, http://www.spainhouses.net. Puedes hacerlo como particular y de forma totalmente gratuita. Para conseguir el mejor resultado te sugiero que dediques unos minutos a presentar lo mejor posible todos los valores, ventajas y beneficios de tu oferta y si te es posible incluye un buen reportaje de video o fotográfico, hoy en día es una opción imprescindible para atraer la atención de tus compradores.

  2. JOSE dice:

    Me urge vender: Apartamento en la Playa de Moncofa.2 habitaciones, Garaje, piscina, trastero, gran terraza. Centrico y muy cercano a la playa. Residencial cerrado. Nuevo junio 2009.

Deja un comentario