Saltar al contenido

2

No podrá beneficiarse de ella el que esté aplicando ya por la misma casa la deducción fiscal por compra y haya agotado el límite anual máximo

Ministerio ViviendaLa deducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) por obras de mejora es aplicable a cualquier tipo de vivienda propiedad, excepto a las que no están afectadas a actividades económicas por parte del contribuyente. Se podrá deducir el 20 por ciento de lo invertido en las obras efectuadas en la casa, con un límite de 6.750 euros anuales.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, explicó en la inauguración de la campaña para dar a conocer la ayuda a la rehabilitación de la vivienda que la reducción máxima, los 6.750 euros, irá reduciéndose para los ciudadanos que tengan una base imponible superior a los 53.007,20 euros anuales. No obstante, existe la posibilidad de aplicar dicha reducción nuevamente en los cuatro ejercicios siguientes, siempre y cuando no se exceda el límite en ninguno de los ejercicios.

La cuantía máxima que un mismo contribuyente podrá deducirse queda fijada en 20.000 euros. "En un sólo ejercicio, la inversión máxima que un ciudadano puede someter a esta ayuda fiscal es de 6.750 euros, lo que significa que el ahorro máximo anual es de 1.350 euros - equivalente al 20 por ciento de esos 6.750 euros-, lo que permite equiparar el límite de esta deducción con la existente por inversión en vivienda", aclaró Salgado.