Saltar al contenido

Recomendaciones para evitar la ocupación de tu casa en verano

Ocupación

Los índices de ocupación han ido en aumento en España desde que empezó la crisis en 2008, llegando actualmente a las 90.000 viviendas ocupadas. De ellas, un 50% son inmuebles que están a la venta. Estos datos preocupan, sobre todo, a propietarios de segundas viviendas o de viviendas de vacaciones, más susceptibles a ser ocupadas. Desalojar una vivienda conlleva no sólo un perjuicio económico (se calcula que los costes de poder recuperarla pueden ascender hasta 2.500 euros) si no también de tiempo ya que en el peor de los escenarios se puede tardar hasta un año en poder volver a entrar en ella. En este post, te detallamos una serie de consejos para evitar esta problemática.

Carteles

Durante los meses de verano. Los meses de julio y agosto son momentos críticos. En estos meses es mejor retirarlo si la vivienda está vacía. Si contamos con domótica en la vivienda debemos programarla para que se bajen y suban las persianas o se enciendan las luces en determinados horarios para dar la sensación de que la casa está ocupada, también existe una opción low cost a esta domótica que sería instalar un temporizador que vaya al enchufe para que las lámparas que se vean desde la calle se enciendan un rato todos los días.

No dar direcciones exactas en webs de alquiler

Las web de alquiler y venta de viviendas más conocidas son públicas y están abiertas a cualquiera que esté navegando pro internet. Aunque tengas que indicar la zona e incluso la calle, evita poner el número y piso exacto para evitar allanamientos.

Ventanas anti rotura

Especialmente interesante para casas bajas con muchas cristaleras. Las ventanas son puntos muy vulnerables de la vivienda y contar con cristales especiales dificulta e incluso evita allanamientos.

Instalar un sistema de alarma

Los sistemas de alarma han demostrado ser el mejor remedio ante la ocupación. Los sistemas de videovigilancia son una prueba evidente de que la casa se ha ocupado a la fuerza y sus imágenes permiten desalojar directamente sin pasar por procesos judiciales. Contar con este dispositivo, junto con la pegatina indicativa de que está instalada, cumple una importante función disuasoria.

Simular que la casa está habitada

Es necesario tratar de que la vivienda parezca ocupada. Para eso, el portero y los vecinos pueden resultar los mejores aliados. Regar las plantas, recoger el correo o cerrar y abrir persianas es una labor que puede marcar la diferencia en cuanto a la apariencia de habitabilidad de una vivienda en venta.

Redes sociales

Hay que tener cuidado con estos espacios, pues suponen un peligro si los propietarios comparten información en ellos de sus vacaciones. Si la vivienda está vacía hay que evitar publicar donde estas de vacaciones hasta que hayas vuelto. Aquí prima que seamos inteligentes ya que nos jugamos la seguridad de nuestra casa

Puerta blindada

Las puertas blindadas son un gran complemento para las alarmas, ya que su apertura es muchísimo más complicada que cualquier puerta normal. Invertir en ella no garantiza 100% la no ocupación del inmueble, pero es siempre disuasorio y hará que la entrada a la vivienda sea más complicada.

Ayuda de vecinos y familiares

Los vecinos o familiares pueden ser de gran ayuda cuando nosotros mismos no podemos hacernos cargo de nuestra casa de vacaciones o para que cuiden de nuestra vivienda mientas estamos de vacaciones.

Recomendaciones para evitar la ocupación de tu casa en verano
5 (100%) 2 votos
(Visited 112 times, 1 visits today)
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.