Shabby Chic: Descubre este estilo decorativo y las claves para adaptarlo en casa

Fotografia: elmueble.com

Dulce, femenino, luminoso, personal, delicado, romántico, vintage… Elegir el estilo Shabby Chic para tu casa es apostar por la elegancia, la calidez y la feminidad con ese toque del pasado como si de una herencia bonita se tratara. Por que shabby significa desgastado por el paso del tiempo. Y esta tendencia apuesta por darle a esos elementos antiguos un aire más sofisticado y refinado, de ahí la palabra chic. Con estos calificativos, ¿quién se resiste al estilo shabby chic? Descubre sus claves y déjate cautivar

Inspirado en las casas de campo de Gran Bretaña el estilo Shabby chic se caracteriza por los tonos pastel, las flores y la recuperación de elementos antiguos

Y es que si bien el estilo shabby chic nace en la época de las grandes casas de campo de la Gran Bretaña victoriana del s. XIX, se ha extendido hasta la actualidad aplicándose a un tipo de vivienda que busca un estilo rústico fino, de línea provenzal, similar a los cottages.

El color principal para la base es el blanco, mezclado con tonos pastel como el rosa, beige, azul cielo o verde agua, tanto para las paredes, como en los muebles y otros elementos de decoración, ganando en luminosidad y amplitud . Siempre tonalidades claras para conseguir esa sensación alegre y luminosa de un feliz día en el campo.


Fotografia: elmueble.com

En cuanto a las telas, destacan sus estampados florales y los bordados y encajes que aportan un aire coqueto y romántico al ambiente. Y siempre siguiendo la misma paleta cromática.


Fotografia: elmueble.com

Si hablamos de los complementos, las piezas clásicas, de líneas redondeadas y suaves, no pueden faltar en este estilo decorativo. Butacas tipo bergère, banquetas afrancesadas, mesas de comedor de aire provenzal… Y siempre con acabado desgastado o con las imperfecciones propias del paso de los años. Pero no todo son piezas clásicas, sino que uno de los atractivos de este estilo es la mezcla con muebles actuales, creando decoraciones personales y con mucho encanto.

Los muebles, en su mayoría, son clásicos ornamentados, restaurados, distinguidos y exquisitos. En el estilo Shabby Chic, la madera y el hierro son materiales fundamentales y siempre con un aire envejecido. Si quieres hacerte con algunas piezas de este estilo, lo mejor es recurrir a mercadillos y anticuarios, aunque también puedes optar por hacer manualidades en casa aplicando dos técnicas: el decapado y el decoupage.


Fotografía: Guia para decorar

El decapado da un aspecto de desgastado, envejecido a los muebles y complementos de decoración, mientras que con el decoupage puedes decorar distintas superficies, como madera, latón o velas, aplicándoles papeles o telas románticas, barnizándolas posteriormente, y consiguiendo que el resultado parezca como una pintura real. No es nada difícil aplicarlas, infórmate bien y estarás orgullosa de haber dado tu toque personal a esta decoración.

El estilo Shabby Chic está tan de moda, que no solo se plasma en los hogares, si no en cualquier lugar que requiera una decoración exquisita. ¿El resultado? Una encantadora decoración donde se respira una atmósfera romántica, femenina, acogedora y un tanto retro pero muy atractiva.


Share

Deja un comentario