Licencia de primera ocupación

En el caso de que vayas a construir una vivienda desde cero o vayas a realizar una gran reforma en una vivienda existente, debes tener en cuenta que necesitarás una licencia de primera ocupación. En este post te explicamos al detalle todo lo que necesitas saber de este documento.

La licencia de primera ocupación es un documento que expide la administración tras comprobar que una construcción o vivienda se ha ejecutado según el proyecto técnico de obra que se presentó ante el ayuntamiento.

Es una forma de acreditar que la obra se ha realizado según las condiciones por las que se otorgaron la licencia de obras y los permisos, sin alterar nada y cumpliendo la normativa urbanística, es posible que también sirva para legalizar pequeñas modificaciones llevadas a cabo en la obra siempre y cuando estas sean legalizables según la normativa vigente. También es una manera de probar queel edificio cuenta con todos las condiciones indispensables para ser destinado al uso residencial. De lo contrario la vivienda puede ser cerrada y clausurada. Otra función de esta licencia es comprobar que lo edificado satisface todos los requisitos de salubridad y seguridad.

Existen tres tipos de licencias de primera ocupación: para los edificios de nueva construcción, para los que han sido modificados de manera sustancial (por ejemplo, una ampliación) y los que han modificado su uso (de oficina a vivienda o al revés).

No debes confundirla con la cédula de habitabilidad, pues la licencia está sustituyendo a la cédula.

¿Por qué necesitas una licencia de primera ocupación?

Este documento es necesario porque es la única manera de legalizar tu construcción y además, te servirá para contratar y dar de alta los suministros cuando desees poner la vivienda en uso, por ejemplo el agua, la electricidad, el gas. Al realizar la escritura pública de la vivienda también te requerirán este informe.

La obtención de esta licencia es una garantía para los terceros que adquieran cualquier inmueble, ya que si alguien comprase una vivienda que careciese de licencia de primera ocupación, más tarde tendrá problemas a la hora de legalizarla o inscribirla. Su misión es proteger a los compradores, por ello antes de pagar por una casa, lo mejor es asegurarse de que esta cuenta con todos los documentos y que estos están en regla.

En los juzgados y tribunales de nuestro país se están declarando nulas las compraventas de inmuebles sin licencia de primera ocupación ya que esto puede deberse, o bien a que no se ha construido cumpliendo la ley, lo que nos llevaría a su irremediable demolición, o bien que lo edificado no es seguro y no cumple con las condiciones básicas para vivir.

La solución es la nulidad radical del acuerdo con la devolución del precio de la vivienda más los impuestos, intereses, comisiones y costas judiciales que el comprador hubiese pagado, a cambio de la devolución de la vivienda objeto de la compraventa al vendedor. Puede dar lugar al pago de una indemnización por daños y perjuicios a favor del comprador dependiendo del caso.

¿Qué tipo de construcciones necesitan una licencia de primera ocupación?

Estas licencias están pensadas para el primer uso de edificaciones y de rehabilitaciones integrales.

También para locales resultantes de obras que se realicen en los edificios y que cambien su configuración, alteren sus usos o modifiquen la intensidad de dichos usos, por ejemplo incrementando el número de viviendas o transformando viviendas en locales comerciales.

Es esencial para la puesta en uso de las instalaciones y para la apertura de establecimientos industriales y mercantiles.

¿Por qué necesitamos este documento?

En primer lugar, esta licencia es necesaria para poder tener suministro de electricidad, agua, gas, en incluso en ocasiones el teléfono. Ya que las empresas tienen prohibido proporcionar estos servicios sin la licencia de primera ocupación, ya que estarían suministrando a una vivienda ilegal fuera de ordenación.

Por otro lado, a la hora de vender o comprar una propiedad también es uno de los requisitos. Esto garantiza la adquisición de dicha propiedad en las condiciones necesarias para ser usada.

Proceso de solicitud

La persona que solicita la licencia de primera ocupación es el promotor o propietario de la vivienda. Éste deberá dirigirse al ayuntamiento y presentar la documentación requerida (Planos de final de obra, Breve Memoria de modificaciones, Certificado Final de la obra, etc).

El ayuntamiento estudiará el caso y podrá denegar o aceptar la solicitud. La licencia será aceptada siempre que cumpla con los requisitos de adecuación al proyecto y utilización.

Fuente: certicalia.com

Share

Deja un comentario