Errores que debes evitar al reformar la cocina

¿Llevas años soñando con la cocina ideal y es el momento de hacerla realidad? La cocina es una de las estancias de la casa donde se hace más vida, por lo que en el momento de reformarla es fundamental prestar atención a su diseño, ya que no solo consiste en crear una cocina bonita y actual, sino también funcional. Toma nota de los errores tan fáciles de evitar.

Trabaja con comodidad

Al diseñar la distribución de la cocina, pon la comodidad en el punto de mira y diseña un triángulo de trabajo funcional que facilite los movimientos entre las tres zonas de uso: preparación, cocción y almacenaje.

Ajústate al presupuesto

En el fragor de la reforma, superar la cifra asignada a la misma es algo más habitual de lo deseable. Evítalo solicitando dos o tres presupuestos desglosados por partidas de materiales y mano de obra con sus correspondientes calidades y precios por escrito.

Justo a tiempo

La reforma integral de la cocina requiere entre 10 y 15 días útiles. Para evitar que se alarguen los plazos, contrata una empresa de confianza y con referencias y asegúrate de que todos los materiales y el equipamiento están disponibles antes de iniciarse las obras.

Invierte en tranquilidad

Renovar las instalaciones puede suponer un 20% del presupuesto de reforma de la cocina, pero tener que reparar los daños producidos por unas obsoletas sin duda resultará mucho más caro y molesto, ya que puedes no disponer de las mismas baldosas cerámicas para sustituirlas o tener que desmontar fregadero, encimera, muebles… Aprovecha las obras para garantizar muchos años de cocina sin problemas.

Hágase la luz

No esperes hasta tenerlo todo montado para pensar en la mejor iluminación para tu cocina. Las tomas de corriente y los puntos de luz deben planificarse antes de que entren los albañiles, ya que todas las conexiones deben quedar ocultas bajo el falso techo y los revestimientos de las paredes.

Invierte en accesorios

Reserva una parte del presupuesto destinado a mobiliario a un buen equipamiento interior. Esos armarios que tanto nos gustaron al comprarlos pueden llegar a ser nuestra pesadilla particular si somos incapaces de encontrar nada en ellos a la primera. Vale la pena elegir un modelo más económico e invertir la diferencia en baldas y bandejas extraíbles, cajones de extracción total y accesorios para aprovechar las esquinas.

Almacenaje, con cabeza

Colocar armarios hasta el techo es la mejor forma de sacar el máximo partido a la pared, aunque no es aconsejable en cocinas de planta estrecha. En cualquier caso, asegúrate de que las cosas de uso diario quedan a una altura cómoda y reserva los pisos superiores a objetos que emplees de forma esporádica.

Buenos materiales

La pintura y el papel pintado están de moda en las cocinas pero no son aconsejables en zonas sometidas a salpicaduras y manchas. Es el caso del frente de la encimera, la zona de aguas y la de fuegos, que requieren materiales inalterables frente a las manchas y de fácil limpieza, como la cerámica, el acero inoxidable, el cristal o la piedra (natural o sintética).

La zona de fuegos

Procura situarla lejos de una apertura al exterior y protegida de corrientes de aire, sobre todo si se trata de cocinas de llama. Tampoco conviene que esté demasiado próxima al office o al comedor, en el caso de cocinas abiertas. En cualquier caso, cuando hayas encontrado la ideal, asegúrate de dejar una buena zona de encimera junto a ella para trabajar con comodidad.

Con vistas

Situar la zona de aguas frente a la ventana nunca había sido tan fácil como ahora, gracias a la popularización de griferías plegables y escamoteables. No obstante, ten en cuenta que son algo más costosas que las convencionales, y valora si vale la pena la inversión.

Fuente: elmueble.com

Share

Deja un comentario