8 consejos para alquilar un apartamento o casa de vacaciones

Llegan las vacaciones y uno de los planes de muchos españoles es alquilar una casa o apartamento vacacional en alguna zona turística de playa o de montaña en lugar de un hotel, ya que resulta más económico. Pero no todo lo que se ve por internet es real, para que no te lleves un disgusto en tus vacaciones, debes de tener en cuenta los siguientes consejos.

1. Visita antes de alquilar

Si tienes la posibilidad, visita el inmueble, de esta manera podrás verificar que la vivienda cuenta con los equipamientos anunciados. Si esta opción no es posible, te recomendamos que hables con el anunciante y le pidas fotos actualizadas.

2. Precio ajustado

Si nos convence la vivienda, su zona y sus calidades, tendremos que ver si no está demasiado caro, es muy importante conocer el precio medio de la zona para saber si lo que vas a pagar se corresponde con lo que se esta pidiendo.

3. Documentación del arrendador

Se han dado casos en el que las personas se hacen pasar por falsos propietarios, los delincuentes más sofisticados son capaces de falsificar una nota simple del Registro de la Propiedad o el último recibo del IBI, por eso, es imprescindible exigir el DNI y la titularidad de la vivienda o al menos plasmarlo en el contrato de alquiler con el fin de comprobar la existencia del inmueble y su titularidad.

4. Firmar y revisar todas las condiciones del contrato

Siempre hay que firmar un contrato, en el deberá reflejarse los datos del arrendador y arrendatario, situación de la vivienda, la fecha de entrada y salida, la forma de pago, el inventario, la entrega de llaves, las condiciones de cancelación, un teléfono de contacto de emergencia y en el caso de existir, alguna clausula adicional. También es recomendable que aparezca el importe de la fianza o señal. En caso de no entender algún punto del contrato, se debe pedir ayuda a alguna organización de defensa de los usuarios o a un abogado.

5. Transferencia bancaria

Es normal que se exija una señal como reserva, siempre se recomienda entregar la menor cantidad de dinero posible para que la pérdida, en caso de producirse, sea mínima. La cantidad recomendada oscila entre el 10% o el 20% del precio final de alquileres quincenales o de un mes si se alquila toda la temporada de verano. En cuanto al pago, se debe huir de cualquier método que no sea transferencia bancaria a un número de cuenta en una entidad reconocida, es recomendable comprobar que el titular de la cuenta donde se ingresa el dinero es el mismo que el dueño de la vivienda.

6. Cancelación de reserva

En algunos casos se ofrece la posibilidad de cancelar la reserva de forma gratuita en un determinado plazo y condiciones, si eres de los que reserva con mucha antelación lo mejor es que lo negocies con el arrendador o intermediario, ante cualquier imprevisto.

7. Revisa el inventario

A veces se incluye una lista en la que se detalla la relación de muebles y enseres con los que el piso esta equipado. Es muy común que los inquilinos no le den importancia, antes de firmar, comprueba que el inmueble cuenta con todo lo que el inventario refleja y comunica las desperfectos que veas, ante la falta o rotura de un objeto el propietario puede no devolver la fianza.

8. Demora en el desalojo

Si se tarda en abandonar la vivienda o en devolver las llaves, puede haber una penalización en el contrato, que el arrendador puede cumplir legalmente.

Fuente: 20minutos.es, abc.es, pisos.com

Share

Deja un comentario