Regulación de pisos de alquiler turístico: ¿Qué medidas han adoptado las grandes ciudades?

Se acerca la temporada de verano y los pisos de alquiler turístico comienzan a escasear debido a su alta demanda. La poca regulación existente en este ámbito está creando un problema para las ciudades más turísticas de España, dotando de un uso lucrativo a viviendas destinadas, inicialmente, a uso residencial. Ante esta situación, ciudades como Madrid, Valencia, Málaga o Mallorca han desarrollado planes independientes de regulación de los usos complementarios y autorizables del hospedaje.

La creciente presencia de turistas alojados en pisos de estas ciudades en donde se quedan hasta dos semanas, conviviendo con los lugareños acarrea una situación incómoda para los vecinos residentes. Encontrarte a diario en la escalera o en el ascensor con personas a las que no has visto en la vida y que ni siquiera hablan español, no siempre es una experiencia estimulante. No digamos nada si se toman las vacaciones al pie de la letra y organizan una fiesta flamenca en el piso de arriba a las dos de la madrugada. Los observadores advierten de que son ese tipo de situaciones y el alza de los alquileres las que pueden dar lugar a brotes de turismofobia.

Además lucrarte a costa de una vivienda destinada principalmente a uso residencial es una práctica de competencia desleal, sentencia Sandra Gómez, concejala de Desarrollo Económico y Turismo del Ayuntamiento de Valencia.

Algunas de la ciudades con más impacto turístico han optado por las siguientes medidas:

Málaga

Según los datos ofrecidos el pasado 1 de mayo por la Consejería de Turismo, solo en Andalucía se han presentado más de 43.000 solicitudes de inscripción en el registro de viviendas turísticas, de las que se han autorizado 34.267.

Con datos actualizados a este mismo 11 de mayo, en la provincia de Málaga hay 19.796 viviendas de uso turístico, que permiten ofertar un total de 103.500 plazas. Todas estas viviendas deben inscribirse en el Registro de Turismo de Andalucía, cumpliendo previamente con los requisitos establecidos legal y reglamentariamente.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, a la vista del auge que está adquiriendo el alquiler turístico, ha constatado durante una reunión con el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), la necesidad de crear una comisión que aborde de manera integral las funciones propias de la Inspección de Trabajo, la Agencia Tributaria y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Madrid

Desde el Ayuntamiento de Madrid se ha presentado el borrador de propuesta del plan para la regulación de pisos de alquiler turístico, que tiene por objeto preservar el uso residencial en las áreas centrales de la ciudad, frenando la expulsión de uso permanente para sustituirlo por temporal, evitando así que las viviendas se conviertan en alojamientos exclusivamente para turistas.

Actualmente, la proporción de viviendas destinadas al uso turístico en la ciudad de Madrid es del 0,54%. Sin embargo, el porcentaje para el distrito de Centro asciende al 6%, por lo que la media de uso turístico para el resto de la ciudad baja al 0,23%, lo que significa que en el distrito Centro duermen 23 veces más turistas que en los otros 20 distritos de Madrid juntos.

Es necesario destacar que mientras se redacta y aprueba el nuevo Plan Especial, la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid aprobó el pasado mes de enero una moratoria que comprendía la suspensión durante un año de la concesión de licencias, para todas las modalidades de alojamiento turístico (establecimientos hoteleros, albergues, hostels, apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico) en los inmuebles destinados actualmente a vivienda en todos los barrios del distrito Centro.

Valencia

La Comunidad Valenciana lanzará una una enmienda a la Ley de Turismo, la cual establece que “tan solo se podrán inscribir en el Registro de Viviendas Turísticas de la Generalitat los inmuebles que cuenten con la previa obtención del informe urbanístico de compatibilidad que permita dicho uso que establezca cada ayuntamiento”, explica la concejala de Desarrollo Económico y Turismo del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez.

La medida, que entrará en vigor el próximo mes de julio, tiene como motivación proteger al residente y, así, priorizar el acceso a la vivienda y garantizar el derecho constitucional sobre el mercado de alojamientos para turistas.

Gómez ha indicado que la enmienda proyectada servirá para que cada Ayuntamiento de la Comunitat tenga la potestad de regular los arrendamientos de uso turístico. La concejala ha señalado que esta iniciativa, de la que espera que sea aprobada por todo el espectro político de Les Corts, es bastante restrictiva y supone un buen muro para prevenir el desbordamiento de este mercado, como sucede en otras ciudades como Palma.

Mallorca

La ciudad de Palma fue la primera en implementar una medida por la cual los propietarios de pisos o apartamentos en el municipio de Palma no podrán alquilar su vivienda a turistas desde el próximo mes de julio, a falta de que se apruebe la propuesta anunciado por el gobierno municipal. La medida no afectará a las viviendas unifamiliares (casas aisladas o chalets), y contará con excepciones en polígonos, suelo rústico protegido y en la zona de influencia aeroportuaria.

Esta decisión ha sido tomada con el objetivo de proteger al residente y, así, priorizar el acceso a la vivienda y garantizar el derecho constitucional ante la demanda de usos turísticos, explica el regidor de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila.

Créditos: inmodiario.com, eleconomista.es

Share

Una respuesta a “Regulación de pisos de alquiler turístico: ¿Qué medidas han adoptado las grandes ciudades?”

  1. propietario dice:

    Como siempre… los políticos han creado el problema y ahora no saben, o NO QUIEREN afrontar la solución.
    Los “arrendamientos de temporada” han existido toda la vida… y siguen existiendo: son contratos de los tipificados en el Art. 3.2 de la Ley 29/1994 (LAU). Conviene resaltar que a raíz de la modificación de la Ley 29/1994 con la Ley 4/2013, se intentan regular los denominados “alquileres turísticos” pero “el régimen de los arrendamientos de temporada no sufre modificación” (Ver preámbulo II de la Ley 4/2013) .
    El problema es, como siempre, que la LA LEY NO SE CUMPLE y los primeros en incumplirla son las Comunidades Autónomas que, en su afán depredador, han establecido “por decreto” que todos los arrendamientos de temporada son “alquileres turísticos” con lo que, de un plumazo ha convertido en “indeseable” a todo inquilino que pretenda contratar un “arrendamiento de temporada” y en ilegales a todos propietarios que alquilan sus viviendas con contratos de “arrendamientos de temporada”.
    Además, criminalizando a todos los inquilinos turistas por presión descarada de los lobbies hoteleros que presuponen que todos los propietarios que alquilan a turistas no pagan sus impuestos (lo cual tampoco es cierto) también han criminalizando a todos los trabajadores temporales que buscan vivienda en un lugar turístico mientras dure allí su contrato de trabajo (y se de que hablo, pues yo he alquilado tanto a profesores durante el curso lectivo como a camareros, e incluso a policías que son trasladados a zonas de costa para reforzar los servicios de seguridad durante el verano).

    Como propietario dedicado a alquilar mis viviendas igual que hace mucho tiempo lo tuve claro (y me retiré del alquiler ordinario por los numerosos problemas de impagos y destrozos que causan los inquilinos subvencionados) también lo tengo claro ahora: solo alquileres temporales a empresas para que alojen a sus empleados (uno de los pocos supuestos, si no el único, en los que no hay duda de la tipificación del contrato como “arrendamiento de temporada”).

    Nos están expulsando a los propietarios del mercado, cuando en mi opinión, tenían que hacer todo lo contrario para aumentar la oferta y, con ello reducir los precios
    Esto no tendrá solución mientras las políticas de viviendas la gestionen ineptos o lo que es peor, lobbies hoteleros

Deja un comentario