Resultado de las medidas para regular el alquiler de pisos turísticos ilegales

El alquiler de pisos turísticos ilegales no para de crecer y todo se debe a la oferta masiva en plataformas digitales que facilitan la difusión de estos servicios. La medida impuesta por el Gobierno para la regulación de estos alquileres vacacionales fue la de presentar unos requisitos necesarios ante la entidad pública de cada Comunidad Autónoma, siendo necesario la identificación de la actividad de cada vivienda (siendo de arrendamiento, temporada, turístico…) y, según su actividad, cada propietario está obligado a cumplir con unas medidas establecidas.

¿Por qué a pesar de estas medidas sigue aumentado el número de alquileres ilegales?

Han sido aproximadamente unos 1.000 propietarios que han inscrito su propiedad en el registro de cada Comunidad Autónoma pero, este número no representa ni una quinta parte de las propiedades que se están ofertando como pisos o casas de alquiler vacacional, por lo que el problema no está solucionado.

Esto se debe a la inmensa demanda que existe hoy día y a la gran cantidad de plataformas digitales que ofertan este tipo de alquileres, esto supone un aliciente para los propietarios, que encuentran una gran rentabilidad por días, sobre todo en temporada alta, donde los precios pueden llegar a superar los 4.000 euros por semana.

También hay que destacar que son muchas las agencias inmobiliarias que usan estas plataformas para dar salida a propiedades que no se han vendido pero, aún así son particulares los que más se aprovechan de esta tendencia.

¿En qué ciudades se ha notado más este aumento de alquileres?

En ciudades como Málaga se ha notado el aumento de esta economía sumergida, concentrando la cuarta parte de los pisos turísticos que se ofertan en Andalucía, la administración pública puede tener registrados sólo 12.000 apartamentos en toda la provincia, lo que solo supone aproximadamente un 23% de todos los pisos que se ofertan en alquiler vacacional.

Barcelona e Ibiza son otras dos ciudades que más se han lucrado de esta tendencia pero, ha tenido un efecto negativo y es que ha fomentado la “turismofobia” debido a los turistas en dichas propiedades que se comportan de forma indebida y, por consiguiente, provocan innumerables quejas por parte de los vecinos lo que, afecta negativamente tanto al propietario como a la comunidad de vecinos al no tener una regulación establecida.

Hacienda estudia más medidas para acabar con estas ilegalidades

Para regular las plataformas digitales que ofertan estos servicios, Hacienda estudia la posibilidad de obligar a las webs a identificar a propietarios y a los huéspedes. También pedirá información acerca de los importes, precios y ofertas para poder llevar a cabo una regulación más profunda e intensa hacia este tipo de mercado.

Estas medidas tienen como objetivo dar cabida legal a una práctica “empresarial” que fomenta la competencia desleal y el intrusismo, además de atentar contra el derecho de los consumidores por la falta de requisitos en el inmueble cuando clientes contratan un servicio de este tipo.

Temas de interés:

Requisitos para la regulación de tu vivienda como alojamiento turístico en Andalucía.

La turismofobia y su repercusión en la sociedad.

 

Share

Deja un comentario