El Euribor sube otras seis milésimas (1,340%) y encadena su cuarta jornada al alza

La mayoría de los hipotecados de España están mirando de reojo estos últimos días el Euribor, tipo de interés al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en nuestro país. Ayer repuntó otras seis milésimas en lo que ya se ha convertido en una escalada continúa -con aisladas pausas- en las últimas semanas. El índice, de este modo, sitúa su cota diaria en el 1,340% y encadena cuatro jornadas consecutivas al alza.

El indicador coloca ya su tasa mensual (con sólo seis días de cotización en julio) en la cota del 1,331%. De continuar por este camino hasta el cierre de mes, sumaría el cuarto repunte mensual consecutivo tras cerrar junio en el nivel del 1,2813%.

Estos repuntes están causados por la devolución que realizó la semana pasada la banca de 442.000 millones al BCE provenientes de la primera inyección a un año que realizó en julio de 2009.  Con el objetivo de facilitar el camino, el banco emisor renovó las subastas a un plazo de tres meses por importe ilimitado y, a su vez, realizó una inyección de ajuste a seis días. No obstante, las entidades no han refinanciado todo el importe que ha vencido, lo que ha provocado que caiga el excedente de liquidez y, por ende, ligeros repuntes en el referentes de los tipo eonia y en el euribor a diferentes plazos.

Las alarmas aún no han saltado, pero empeza a existir temor por esta situación entre los muchísimos hipotecados que ya lo venían pasando mal con los tipos que se han venido manteniendo estables en los últimos meses y que ahora ven como poco a poco todo apunta a un cambio de tendencia al alza.

La incertidumbre en el mercado interbancario está impulsado el Euribor. Además, el mercado está pendiente de la reunión del Banco Central Europeo (BCE). Se prevé que este organismo lance un mensaje sobre el mercado de deuda en Europa y mantenga estables los tipos de interés.

¿Qué opinan los expertos?

Parece que hay unanimidad y se considera necesario que el Banco Central Europeo continúe asegurando la liquidez que requiera la banca e incluso que tome nuevas medidas si es necesario, para evitar nuevas tensiones en los tipos interbancarios.

Según el socio director de AFI Daniel Manzano: “El BCE ha de mantener e incluso ampliar si fuese necesario las medidas extraordinarias para facilitar la financiación al sistema, recuperando, por ejemplo, las inyecciones de liquidez a un año”. José Luis Alzola, miembro de The Observatory Group afirma que “Los mercados monetarios han dejado de funcionar de nuevo, por lo que la decisión de prolongar las inyecciones ilimitadas es bienvenida. Sin embargo, podría ser insuficiente”. Ángel Ubide, director de análisis de Tudor Investment, también considera que garantizar la liquidez es la clave en estos momentos “para que no sea un factor adicional de riesgo que empeore la frágil confianza en el sistema bancario europeo”.

La señales de debilidad que muestra la economía es otro de los temas importantes que afectan a los tipos, así Guillermo de la Dehesa, presidente del OBCE resalta que “No es posible que la eurozona recupere su crecimiento tras una dura contracción fiscal (por las medidas de austeridad puestas en marcha). Al no existir mucho margen para bajar los tipos, sólo la liquidez puede ayudar a que el crédito bancario vuelva a funcionar con normalidad y compense parte de dicha contracción”

Lo que parece claro, es que el Banco Central Europeo (BCE) no le puede quitar la medicina de golpe al enfermo y, si éste decae, puede que tenga que aumentar la dosis en momentos puntuales.

Fuentes: expansion.com, elmundo.es

Share

3 Respuestas a “El Euribor sube otras seis milésimas (1,340%) y encadena su cuarta jornada al alza”

  1. José Manuel dice:

    Gracias. Un saludo desde España.

  2. Hipoteca dice:

    Es cierto que el Euribor no deja de subir, pero los repuntes son todavía mínimos, si tenemos en cuenta que en 2008 alcanzó el 5,5%. No hay razón de alarma (todavía), cuando ni siquiera las hipotecas han empezado a incrementar su cuota. Ningún analista, por bueno que sea, es capaz de adivinar el futuro. La prensa debería hablar de hechos y no de previsiones.

Deja un comentario