Saltar al contenido

Haz que tu poinsettia supere las fiestas

poinsettia 4647951 960 720 - Haz que tu poinsettia supere las fiestas

Se acabó enterrar flores de Pascua el 7 de enero. Este año conseguirás que sobrevivan y lleguen tan rojas y tan espléndidas como están ahora a las Navidades del 2018. ¿Que no? Compruébalo

Cuando la última hoja roja caiga

No es que se esté muriendo, es que te está pidiendo un cambio. Es ahora cuando tienes que cambiar la tierra. Trasplántala o simplemente renueva la tierra y volverás a darle un buena base para aguantar el invierno. Puedes abonarla, además, con un fertilizante orgánico equilibrado que encontrarás en floristerías o viveros. 

Acércala a la luz

En el fondo, no existen las plantas de interior. Piénsalo bien. Ninguna nace de forma natural bajo un techo y entre paredes de ladrillo. Todas las plantas son de exterior, por lo que necesitan luz y aire fresco. La poinsettia también. Ponla junto a una ventana, que le dé la luz del sol pero, ojo, la luz, no el sol directo porque podría quemar sus hojas.

¡Ojo con la calefacción!

Es invierno y hace frío. Cierto. Tienes que poner la calefacción. Lo entendemos. Pero a tu poinsettia no le va nada bien. Si quieres que resista más allá de las Navidades, ponla en la zona más fresca de la casa y, por supuesto, aléjala de radiadores. ¿Qué temperatura es la idea para ella? 21º como máximo durante el día y 16º por la noche. 

Mantenla siempre húmeda

Eso sí, ten mucho cuidado de no ahogarla con el agua porque si se encharcan las raíces, se pudren. Lo ideal es regarla un par de veces a la semana siempre que tengas una temperatura normal para el invierno, en casa (como mucho 21º). Y si tienes un plato bajo la maceta, ten cuidado de que no quede lleno de agua porque puede pudrir las raíces.

Agua de oro para tu poinsettia

Lo ideal es regarla con agua de lluvia pero si no puede ser, puedes hacerlo con agua del grifo "tratada". ¿Cómo? Simplemente dejándola reposar mínimo 24 horas porque así se evapora el cloro que se utiliza para la potabilización y que perjudica a las raíces de todas las plantas. 

Ve librándola de hojas muertas

Si ves hojas que presenten signos de marchitarse, retíralas, eso sí, siempre que se desprendan con facilidad. Si al tirar de ellas les cuesta soltarse, no insistas. Es mejor que se caigan solas para no producir ningún daño a la planta.

Cuidado con las corrientes de aire

Hemos dicho que es muy bueno que le dé la luz del sol pero no el sol directo. Pues lo mismo podemos aplicar al aire. Airea la estancia en la que tengas la poinsettia cada día pero no la pongas justo en corriente de aire. Es una planta delicada y mucho aire puede provocar que pierda sus hojas antes de tiempo.

Y para que florezca el año que viene

Cuando llegue la primavera, pódala. Es clave para que vuelva a crecer y lo haga con más fuerza. Debes cortar las ramas a la mitad. Aunque si no las cortas estarás ayudándole a que crezca a lo alto y acabe siendo un árbol como el de la imagen.

Tu centro de Navidad ideal

La poinsettia es perfecta para dar ese toque natural y al tiempo festivo a la decoración. ¿Qué tal si añadimos unas velas, unas ramas de abeto, unas bolas y una figura de reno? Mira qué bien queda.

¿Y qué pasa con las flores rojas si se han caído? ¿No vuelven a salir? Pues, para empezar, no son flores, son hojas. Las flores de las poinsettia son minúsculas y las hojas rojas no son, de hecho, las naturales. Se vuelven así por la falta de luz (incluso la de las bombillas). Con lo que tú puedes hacer que se vuelvan rojas de nuevo. ¿Cómo? ¡Ahí va!

• De diciembre a agosto: para cuidarla sigue los pasos que hemos ido detallando.

¿Hojas rojas? Sigue esta fórmula: 10 horas de luz por 14 de oscuridad

  • En septiembre: empieza a esconderla de la luz encerrándola a oscuras (puedes optar por meterla en un armario) cuatro horas cada día.
  • En octubre: ponla a oscuras tres horas al día.
  • En noviembre: evítale la luz durante una hora al día.
  • Y en diciembre... ¡volverá a estar roja!
(Visited 65 times, 1 visits today)
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.