El Misterio de la Vivienda: mas baratas ¿pero cuanto?

Todos sabemos que el precio de los pisos y casas en España ha bajado en los últimos años gracias a la crisis económica y al estallido de la famosa burbuja inmobiliaria.

Lo que va ha ser muy dificil saber es en que medida se ha abaratado la compra de un piso o una casa en nuestro pais. Todos los actores económicos e inmobiliarios (que no son pocos) tienen sus propias valoraciones y las muestran al mundo sin escatimar recursos en pro de su valor como referencia y sin miedo de volver loco al más pintado. No parece que hablen de lo mismo o, si así fuera, lo hacen desde un punto de vista muy distinto.

Papá me voy de casa

Que dificil ¡Dios mio!

Por si fuera poco, y sobre todo para aclararnos, también nos llegan datos sobre nuestra situación económica, con valoraciones, indices y malos augurios (en algunos casos menos malos), de expertos y medios de información extranjeros, organismos internacionales y gobiernos de otros paises. También, curiosamente, no parece que haya mucha coincidencia en los valores aportados, ni tampoco, por lo visto, en las reglas de medir.

En esta orgía mediatica de índices, promedios, valoraciones, etc. en la que rara vez coinciden o se acercan las estimaciones de unos u otros, al consumidor de a pie solo le queda claro una cosa: o nadie sabe lo que dice o nadie sabe evaluar correctamente la situación actual y mucho menos desde el punto de vista o el interés del consumidor final o sea el que va ha comprar una casa o un piso.

A todos nos interesa que esta crisis (de confianza) acabe cuanto antes: mensajes positivos de próximo relanzamiento económico y valoraciones e indices que demuestran que la caida se está frenando.

Es interesante el artículo de Expansión donde se analizan algunos de estos indicadores y se muestra la variedad de los mismos y de la previsiones futuras según el origen de la información: Ministerio de la Vivienda, Sociedades de Tasación (lo tienen que estar pasando mal), Portales Inmobiliarios, Grandes Inmobiliarias.

Para solucionar esta crisis es importante que el consumidor final vuelva cuanto antes a consumir. Pero, primero tiene que trabajar, ganar dinero, y sería de ayuda alguna información coherente y fiable en la que podamos confiar.

¿A ti que te parece?

Share

Deja un comentario