¿Buscas casa? Evita el número 33

¿Dejarías de trasladarte a una vivienda porque el número del portal te causa malas vibraciones? ¿Crees en la mala suerte? ¿Consideras que hay cifras portadoras de mejor fortuna que otras? ¿Qué existen dígitos con estrella y otros estrellados?

Aunque tu respuesta a estas cuestiones sea no, es posible que los cacos no opinen lo mismo y esta constatación merece ser tenida en cuenta a la hora de mudarse.

Incidencias en casa

Acaba de hacerse público un curioso estudio, encargado por AXA en Reino Unido y realizado por Onepoll durante el pasado mes de abril, que parece dar la razón a los supersticiosos. El informe consigna los números de las calles en los que se producen más –y menos– robos, inundaciones e incendios. Y rompe tópicos. Vamos, que puede irse olvidando de lugares tan comunes como el de evitar el 13 a toda costa o el de apostar por el 7.

Y eso que, según la aseguradora, hasta un 12% de la población desecha la compra de una casa ubicada en el portal 13, mientras que el 6% manifiesta su preferencia por adquirir una en el 7 o en cualquier otro de su particular cifra de la suerte. Pues bien, resulta que, según el informe, el 7 concentra mayor cantidad de siniestros que el 13, aunque los dos aparecen entre los más afectados por las tres calamidades apuntadas.

Los más afortunados son, sin embargo, los inquilinos de viviendas emplazadas en el portal 76, 81, 47, 75, 89 y 90, mientras que los que residen en el 33, 34, 86, 22 y 92 ocupan el supuesto contrario. Por apartados, aquellos cuyo domicilio se encuentra en el 84, 34, 33, 89, 94, 62, 53, 55, 82 y 23 podrían ir pensando, a tenor de las estadísticas de AXA, en aumentar sus medidas de seguridad, pues son los más atractivos para los ladrones. Mientras, no estaría de más que los que estén empadronados en los números 33, 34, 68, 22, 55, 92, 96, 36, 69 y 83 valoraran la posibilidad de instalar un extintor de incendios.

A los que viven, en cambio, en el 91, les ha tocado la lotería (o lo hará). Ese dígito no sólo está por debajo de la media en inundaciones, fuegos y hurtos –ocupa la posición 19– sino que, además, alberga a los moradores que obtienen más premios en metálico en concursos en los que sólo cuenta la suerte.

A pesar de que la portavoz de la aseguradora en Reino Unido, Amanda Edwards, relativiza los resultados del estudio al señalar que la firma no va a revisar las tarifas que impone a sus clientes basándose en estos datos, sí considera “muy interesantes”, los patrones que ponen de relieve. “Realmente, es significativo que los bloques entre los números 31 y 40 tengan una carga histórica de mala suerte, mientras que los situados entre el 71 y el 80 estén en el extremo contrario”.

Pero, al margen de interpretaciones, lo que la responsable tiene claro es que, independientemente del portal en el que viva cada cual, tener tiempo de comprobar los sistemas de seguridad de las casas y dotarles de un adecuado y periódico mantenimiento, influye en esa buena o mala suerte. Al menos, es la experiencia de la firma.

Fuente: expansion.com

Share

Deja un comentario