Rehabilitación de una masía en Pals (Girona, Costa Brava): el respeto a la tradición

A partir del respeto a la tradición y a la estructura existente, la arquitecta Glòria Duran ha realizado la rehabilitación de una genial masía en Pals (Girona) cuyo origen data del año 1900, uno de los singulares y pintorescos pueblos de Costa Brava que permanecen inmutables al tiempo en un fantástico ambiente gótico y medieval. Así, partiendo de la conservación de los grandes valores que otorga la estructura original característica de esta preciosa localidad de la comarca del Baix Empordà, se ha querido potenciar la luz natural de la vivienda, la interrelación entre los espacios exteriores e interiores, además de los valores y el trabajo con materiales naturales. Se ha recuperado la piedra natural, tanto en las fachadas como en el interior, así como los pavimentos antiguos y los techos de vigas de madera y baldosa cerámica, tan características en las masías catalanas. Todos los espacios giran en torno al patio que se convierte en nuevo protagonista de la vivienda. Su visión ya está presente desde la entrada a la casa, y se va haciendo mayor a medida que avanzamos y lo encontramos enmarcado por una gran volta catalana. Estos elementos tradicionales se combinan con criterios de sostenibilidad y confort para conseguir una casa contemporánea y moderna, perfectamente adaptada a las necesidades actuales.

En la planta baja, donde el pavimento de hormigón da continuidad a los espacios, la entrada se comunica con las zona de escalera y la cocina office, dando paso a gran salón comedor abierto con grandes ventanales al patio, que dispone de un cálido pavimento de madera, y en el medio, para disfrutarla desde estos dos espacios, una chimenea de diseño propio con campana y mueble de hierro natural barnizado. Se ilumina este espacio abriendo un lucernario en la cubierta y se amplía creando un doble espacio recortado a la bóveda catalana bajo la que se enmarca la cocina.

En la primera planta, la escalera desemboca en una sala diáfana de juegos y estudio que da paso a dos habitaciones, un baño y a la suite, formada por un único espacio con vestidor abierto, zona de escritorio y baño, todo bajo un techo inclinado de vigas de madera y baldosa cerámica y pavimento de mosaico hidráulico recuperado. Rodeando este planta y abriéndose al patio exterior, se ha recuperado una galería de arcos que da carácter a la fachada. La iluminación indirecta remarca y potencia los elementos antiguos tanto en el interior, bóvedas, escalera, techos como en el exterior, arcos, porche, vegetación. Rodeando esta planta y abriéndose al patio exterior, una espectacular galería de arcos que da carácter a la fachada y a la vez llena de luz las estancias.

En la vivienda se ha conjugado el respeto por todos los elementos originales con los criterios de sostenibilidad y confort, aislando térmicamente suelos y cubiertas, sustituyendo las carpinterías por nuevas con rotura de puente térmico y cristales dobles bajo emisivos, se ha diseñado toda la iluminación con tecnología LED y se han instalado placas solares para la producción de agua caliente sanitaria. La vivienda en planta baja es accesible y se han suprimido las barreras arquitectónicas.

El encantador pueblo de Pals se encuentra elevado en una colina de la comarca del Bajo Ampurdán en la provincia de Girona. La localidad, es un recinto amurallado restaurado y muy bien conservado que data de la época medieval. Pals cuenta con un centro histórico medieval donde destaca la torre románica del antiguo castillo, construida entre los siglos XI y XIII y conocida como “la Torre de las Horas”. Dentro del barrio gótico de Pals hay calles empedradas y arcos de medio punto, fachadas con ventanas ojivales y balcones de piedra. La muralla de la ciudad consta de cuatro torres cuadradas que datan del siglo IV. Diseminados por todo el municipio hay un gran número de masías fortificadas y torres de vigilancia de los siglos XVI-XVIII. El municipio está formado por la villa de Pals, los Masos de Pals y la Playa de Pals de 3,5 kilómetros y muy abierta, con las islas Medes al fondo. En la localidad se celebran numerosos mercados, fiestas, ferias y conciertos, así como, en Navidad, un pesebre viviente que adquiere un encanto especial gracias al bonito entorno que ofrece el casco antiguo.

Limitando con Pals, encontramos localidades de esta zona de Costa Brava como Begur o Palau-sator, Para unas fantásticas vistas de esta región de Girona es de interés visitar “El mirador de Josep Pla”, desde donde se pueden ver los campos del Alto Ampurdán y las Islas Medas. En esta zona, también podrás disfrutar de extensas playas como la de Pals, que se extienden hasta el cabo de Begur donde la costa vuelve a levantarse sobre el mar para formar una fantástica zona de acantilados y preciosas calas. Otras localidades de la zona llenas de encanto y muy recomendables para conocer son CalongePalafrugell, Platja d’Aro, PalamósSant Antoni de Calonge o Sant Feliu de GuíxolsSin duda, en esta zona de Costa Brava, la magia de la piedra se une al paso del tiempo, que se deja acariciar por la luz del mediterráneo y la brisa de un mar de intenso azul que lo inunda todo. El Baix Empordà posee una situación privilegiada que proporciona buenas comunicaciones y facilidad de acceso, así como la belleza natural del entorno, el carácter de su gente, las playas, la importancia del patrimonio histórico y cultural y el amplio abanico de actividades y servicios que ofrece, hacen de esta comarca de Girona el lugar idóneo para vivir o pasar unos días de vacaciones. Aquí encontrarás desde pequeñas iglesias románicas perdidas entre montañas pobladas de alcornoques hasta calas de difícil acceso, con finísima arena dorada. Además, en su entorno encontrarás espacios naturales protegidos como El Montgrí, Las Islas Medes, Los humedales del Baix Empordà, Les Gavarres o las montañas de Begur.

Costa Brava, posee un litoral con una extensión de 214 km entre las comarcas del Alto Ampurdán, el Bajo Ampurdán y la Selva, conformando una fantástica zona rodeada de la Cordillera Pirenaica y el Mar Mediterráneo. Su litoral está lleno de rincones interesantes con numerosas edificaciones medievales, pueblos pesqueros llenos de encanto, ruinas romanas, y extensas playas y calas de aguas transparentes entre espectaculares zonas acantiladas. Así, cerca de esta maravillosa zona de montaña y mar podemos llegar rápidamente a localidades en Costa Brava como EmpuriabravaFigueresCadaquésEl Port de la Selva con su monasterio de Sant Pere de Rodes o el mediterráneo del golfo de Roses y su Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà, en claro contraste con localidades de más turismo de sol y playa como Tossa de Mar, Lloret de Mar o Blanes, o para los amantes del golf Caldes de MalavellaLugares bien distintos entre sí, que nos hablan de la riqueza de la provincia de Girona cuyo mágico entorno no debemos dejar de conocer y disfrutar. Costa Brava, el paraíso mediterráneo donde reina la naturaleza, los pueblos llenos de historia y el mar.

Rehabilitación: Glòria Duran – Información: Villa en venta en Pals (Girona)

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Costa Brava y Girona:

Síguenos en Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario