Renta 2016: Deducciones por alquiler de vivienda y los alquileres opacos

Tras la Semana Santa, seguimos repasando la actualidad relacionada el IRPF y la declaración para este año que, en esta ocasión, nos dará para conocer las deducciones que existen por el alquiler de vivienda, tanto para el casero como el inquilino, en un contexto donde nuevamente la Agencia Tributaria vuelve a la carga para sacar a la luz los alquileres opacos. El 5 de abril arrancó la campaña de la Renta 2016 y la AEAT intensifica su control sobre los propietarios. “El 41,4% de los arrendamientos en España son fraudulentos“, según las estimaciones de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Son algo más de un millón de casas y pisos en alquiler. No obstante, el alquiler sumergido ha descendido más de 12 puntos respecto a 2007, cuando era del 54%.

La reducción de los alquileres ocultos tiene mucho que ver con el control sobre los arrendamientos ofertados por Internet. “En los últimos años se ha sumado la utilización de herramientas informáticas desarrolladas por la propia AEAT que están permitiendo ordenar y sistematizar la información de alquileres en plataformas de intermediación e inmobiliarias, de manera que el funcionario tiene a su disposición una información más completa y perfeccionada”, explican desde la AEAT. Ya lo han comprobado los 21.500 propietarios que están bajo sospecha y que el pasado año recibieron un aviso, a través de los borradores de las declaraciones, para informarlos de que tienen la oportunidad de declarar de forma voluntaria los rendimientos por sus alquileres. En esta nueva campaña los avisos “se seguirán remitiendo”.

Que el alquiler sumergido haya descendido también “tiene que ver con el cruce de información de las deducciones estatal y autonómica y con las comprobaciones realizadas por la Agencia Tributaria en aquellas viviendas con altos consumos eléctricos pero que se declaran como vacías”, indica José María Mollinedo, secretario general de Gestha. Además, Hacienda realizó 8.150 actuaciones presenciales para destapar los alquileres no declarados, un 49% más que en el año anterior. Si la AEAT detecta que existe un alquiler no declarado, impondrá una sanción de, al menos, el 50% de las cantidades no ingresadas, además de los intereses de demora.

Las deducciones del propietario

Así, los caseros que declaran sus alquileres no solo se libran de la multa, sino que también pueden beneficiarse de una reducción del 60% de los rendimientos netos obtenidos y desgravarse por una serie de gastos, como el IBI, recogida de basuras, alumbrado, vado y comunidad de vecinos.

También, los intereses del préstamo hipotecario que hayan firmado para adquirir esa vivienda, así como los gastos de formalización del arrendamiento, los de defensa de carácter jurídico, las primas de los seguros de la casa y los gastos por servicios y suministros que no paga el inquilino. La amortización del inmueble y de los bienes que contenga (el 3% del valor de construcción por el desgaste del mismo).

Además, todos los gastos de conservación y reparación, como pintura o arreglo de instalaciones, así como los de sustitución de elementos, como la calefacción, la lavadora o la puerta de seguridad que se estropeen, son deducibles. Esto no implica que el casero se pueda desgravar por las obras que mejoren la vivienda, como cambiar las ventanas por unas con más prestaciones. “El máximo deducible por intereses y por gastos de conservación y reparación no podrá exceder de los rendimientos íntegros obtenidos. El exceso se podrá deducir en los cuatro años siguientes“, dicen en Gestha. Estas deducciones se aplican siempre que se trate de vivienda habitual, pero no a las viviendas vacacionales. Ahora bien, “cuando el inquilino es un estudiante, la Agencia Tributaria es más flexible y entiende que no es arrendamiento de temporada”, declaran desde Alquiler Seguro.

En esta campaña se asienta el criterio de “que el propietario puede aplicar la reducción del 60% de alquiler de vivienda cuando el inquilino es una sociedad que lo cede a sus empleados como vivienda, siempre que en el contrato se designe el empleado que la ocupará”, explica Luis del Amo, secretario técnico del REAF-REGAF, del Consejo General de Economistas.

Las deducciones del inquilino

En cuanto a los inquilinos, aunque la deducción estatal por alquiler de vivienda habitual ha desaparecido, se mantiene un régimen transitorio para los contratos firmados antes del 1 de enero de 2015, que podrán mantener la deducción. Así, los inquilinos con contratos anteriores a esa fecha pueden seguir deduciéndose el 10,05% de las cantidades satisfechas en el periodo impositivo por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales. También algunas Comunidades autónomas tienen establecidas deducciones al alquiler con otros requisitos, como Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana.

¿Qué pasa si he optado por un alquiler con opción a compra? En este caso fiscalmente no implica ninguna complicación, ya que se deducirá por alquiler hasta que se ejerza la opción. El contribuyente también tiene derecho a la deducción por alquiler, incluso aunque la vivienda arrendada esté situada en el extranjero. Eso sí, siempre que tribute por nuestro IRPF.

El precio de la vivienda en alquiler subió un 0,2% en marzo

El precio medio de la vivienda en alquiler en España subió un 0,2% en marzo respecto al mismo mes de 2016, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres suma cinco meses en positivo, después de encadenar tres de estabilidad. Además, el diferencial con la tasa de IPC general (2,3%) se sitúa en 2,1 puntos.

Por regiones, el coste de los arrendamientos subió en Extremadura (0,8%), Baleares (0,6%), Asturias (0,5%), Comunidad Valenciana (0,5%), Murcia (0,4%), Ceuta (0,4%), Canarias (0,4%), Cataluña (0,4%), Melilla (0,3%), Navarra (0,2%), Aragón (0,2%), Galicia (0,1%), La Rioja (0,1%) y Andalucía (0,1%).

Por otro lado, hubo estabilidad de precios en Castilla y León y descensos en Castilla-La Mancha (0,2%), Cantabria (0,2%), País Vasco (0,5%) y Madrid (0,1%).

Fuentes: elpais.com y Agencia Tributaria

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Deja un comentario