La venta de viviendas creció un 9,4% en 2016 y los precios un 3,6%, según los Notarios

El mercado de la vivienda se tiñe de verde en ventas, precios y nuevas hipotecas. Así, la compraventa de pisos y casas subió un 9,4% interanual (hasta las 126.416 operaciones), los precios un 3,6% y la firma de nuevas hipotecas para la adquisición de una vivienda un 8%, según la estadística inmobiliaria del Consejo General del Notariado correspondiente al cuarto trimestre de 2016. La recuperación inmobiliaria, según los notarios, se deja notar igualmente en la mayoría de las comunidades autónomas, excepto Aragón y Navarra, mientras que llama especialmente la atención los incrementos en el número de transacciones en Cataluña (20,3%) y Cantabria (15,1%).

En términos interanuales, también aumentó la venta de viviendas en Baleares (13,7%), Castilla-La Mancha (13,1%), Comunidad Valenciana (12,8%), Castilla y León (11,9%) y Madrid (8,7%). Con crecimientos más moderados, se sitúan La Rioja (1,2%), Islas Canarias (2,2%) y País Vasco (3,1%), entre otras.

En el cuarto trimestre de 2016 la compra de pisos mostró un crecimiento interanual del 9,6% a nivel nacional (100.075 operaciones). Destaca el crecimiento registrado, igualmente, en Cataluña (21,6%), Cantabria (18,5%), Baleares (14,2%), Comunidad Valenciana (13,3%) y Castilla y León (11,3%). En el otro lado de la moneda, únicamente cuatro autonomías con crecimientos negativos: Aragón (-7,5%), Canarias (-5,8%), Navarra (-2,6%) y La Rioja (-0,9%).

Navarra y Canarias, con subidas de precios de dos dígitos

Por el lado de los precios, el valor medio del metro cuadrado se sitúa en 1.336 euros tras encarecerse un 3,6% en 2016. En términos absolutos las comunidades que cuentan con los precios más altos son Baleares (2.117 euros/m2), País Vasco (2.114 euros/m2) y Madrid (1.923 euros/m2). Por otra parte, sólo mostraron caídas en los precios de la vivienda País Vasco (-2,1%), Extremadura (-3,5%) y Aragón (-5,5%) arrojaron ajustes, mientras que la vivienda se encareció en el resto del país, con Navarra (12,7%), Canarias (10,1%) y Castilla-La Mancha (7,2%) como las zonas donde mayores fueron las subidas de precios.

El precio medio por metro cuadrado de los pisos registró una subida media interanual del 4,5%, hasta los 1.482 euros/m2. Por comunidades, sin embargo, existe disparidad. Entre las regiones que han incrementado sus precios destacan Castilla-La Mancha (14,3%) y Navarra (13,1%). Por su parte, cinco autonomías vieron abaratarse el precio por metro cuadrado de sus pisos, destacando Extremadura (-7,2%) y Aragón ( 4,9%).

Más hipotecas y con mayor cuantía

El otro indicador clave del mercado para la venta de viviendas, la concesión de nuevas hipotecas (54.442 firmas), también muestra números positivos en la mayoría de las comunidades autónomas. Con excepción de Aragón (-8%), Murcia (-6,7%), Extremadura (-4,2%) y Navarra (-1,6%). En el resto de país, destaca el crecimiento de nuevas hipotecas en Baleares (23,7%) y Cataluña (16,4%) al frente. La cuantía promedio de los préstamos para la adquisición de vivienda se incrementó, en media, un 1,9% interanual, hasta los 133.882 euros.

Por último, el porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 43,1%. La autonomía donde el porcentaje de viviendas financiadas es más alto es el País Vasco (63,6%), mientras que en el otro extremo el menor crecimiento se dió en la Comunidad Valenciana (29,8%).

Cada vez más españoles viven solos

Por otro lado, completamos hoy la noticia de cierre de 2016 de los Notarios, con un detalle que ya se viene observando desde hace algún tiempo: las personas que viven solas son el tipo de hogar que más crece en España. El perfil de sus habitantes es el de una persona de 65 o más años, un retrato del envejecimiento de la sociedad del país. Así, en 2016, 54.000 personas han pasado a engrosar la lista de los hogares unipersonales en España, según la Encuesta Continua de Hogares que ha publicado este miércoles el INE, un 1,2% más respecto a 2015. El 10,1% de los españoles (4.638.300 personas) no comparte techo con nadie. Dentro de este grupo, las personas de 65 o más años suponen el 41,7% de los hogares unipersonales (1.933.300) y han aumentado en un 4% en 2016. Las mujeres de este grupo de edad son las más afectadas por el fenómeno: hasta un 70,7% (1.367.400) no convive con alguien y el 47,5% son viudas. En el caso de los hombres de más de 65 años (565.800), la mayoría son solteros (58,2%).

En 2016, el tipo de hogar más frecuente sigue siendo el formado por dos personas (30,5%). Un total de 11.230.900 españoles vive con un compañero. Los que tienen hijos son los más numerosos (6.228.800) frente a los que no tienen descendencia (3.861.900). Un niño por pareja sigue siendo lo más habitual aunque este tipo de hogares ha descendido un 0,9 con respecto a 2015. Los hogares unipersonales son los segundos más numerosos (25,2%). Los de cinco o más personas son los únicos que han disminuido con respecto al año anterior.

En el último año, hay más de 67.000 nuevos hogares monoparentales, aquellos formados por un adulto y su hijo, lo que supone un crecimiento del 3,6%. La mayor parte de estos hogares (81%) está integrado por una mujer adulta al frente de la familia (1.591.200) frente a 373.700 padres. Un 40,6% de las madres de estos hogares es viuda, un 35,3% separada, 12,1% soltera y el 11,9% casada. Si abrimos el foco entre las madres solteras con hijos, aquellas de 35 o más años suponen el 78% de este tipo de familias. En el 34,4% de los hogares monoparentales el progenitor tiene 65 o más años, mientras que no llega al 5% los que tienen menos de 35.

Por otro lado, la juventud esperando una emancipación que no llega. Así, el 54,1% de los jóvenes de entre 25 y 29 años vive con sus padres, pero esta cifra cae hasta el 23,4% entre aquellos que ya han pasado la treintena. La forma más frecuente de convivencia entre los españoles de 30 y 34 años es en pareja (33,7% con hijos y el 21,4% sin ellos).

Respecto al régimen de tenencia de los hogares, el 77,5% de los españoles reside en viviendas de su propiedad. Aquellos que viven en viviendas de alquiler han bajado ligeramente del 17,5% en 2015 al 17,3% del último año.

Finalmente, el 59,4% de las familias en las que algún miembro es extranjero viven en régimen de alquiler, frente al 11,8% de los hogares que son todos de nacionalidad española. Los hogares con algún miembro extranjero con vivienda en propiedad y pagos pendientes han aumentado del 18,7% en 2015 al 19,2% el año pasado. Las deudas en los hogares en los que todos sus integrantes son españoles se han incrementado del 29,6%, como valor medio de 2015, hasta el 30,1%.

Fuentes: Consejo General del Notariado (Cuarto trimestre 2016) – INE (Encuesta Hogares 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Share

Deja un comentario