Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas bajan un 30,9% en 2016

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 21.064 en 2016, una cifra un 30,9% inferior a la de 2015, según la estadística de ejecuciones hipotecarias del Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, encadenan dos años de retrocesos después de que en 2015 bajaran un 12,6%. Sólo en el cuarto trimestre de 2016 se registraron 4.630 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 18,1% más que en el trimestre anterior, pero un 33,2% menos que en el cuarto trimestre de 2015. Por otro lado, según los datos del Consejo del Poder Judicial, los desahucios también descendieron en 2016 un 6,4%, con unos 63.037 lanzamientos, la cifra más baja en los últimos cuatro años. El 54,2% de esos desahucios están asociados a inmuebles y viviendas en alquiler.

Dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre pisos y casas de personas físicas sumaron 26.954 en 2016 (-31,2%), de las que 21.064 (el 78,1% del total) son viviendas habituales de personas físicas y 5.890 no son residencial habitual de los propietarios. Estas últimas bajaron un 32% respecto a 2015. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 14.175 el año pasado, un 32,1% menos que en 2015. Así, según el INE, sólo el 0,025% de las viviendas familiares existentes en España (18.846.400) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2016.

Del total de ejecuciones sobre viviendas registradas, más de ocho de cada 10 (35.726) afectaron a viviendas de segunda mano, con un descenso anual del 31,3%. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 5.403, un 32,9% menos que en 2015. La estadística revela, además, que el 19,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en 2016 corresponde a hipotecas constituidas en 2007, el 16,6% a hipotecas suscritas en 2006 y el 12,5% a hipotecas firmadas en 2008. Ampliando un poco más el espectro a los años 2005-2008, se obtiene que este periodo concentra el 59,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2016.

Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 11.581, seguida de Comunidad Valenciana (7.638) y Cataluña (6.956). En el lado opuesto se situaron País Vasco (214), Navarra (233) y La Rioja (284).

En total, en 2016 se iniciaron 72.941 ejecuciones hipotecarias, un 28,8% menos que en 2015. De ellas, 69.211 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 3.730 a fincas rústicas. En 2016, las ejecuciones hipotecarias sobre solares y parcelas ascendieron a 3.734, con un descenso anual del 13,1%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 24.348, un 25,9% menos que en 2015.

Las ejecuciones caen un 29% en 2016 y los desahucios un 6,4%

También, según el informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, presentado por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), las ejecuciones hipotecarias presentadas ante los juzgados cayeron un 29% en 2016, hasta las 48.410, la cifra más baja de las registradas desde 2008. Mientras que los desahucios alcanzaron el año pasado unos 63.037 en España, un 6,4% menos que en 2015, la cifra más baja en, al menos, los últimos cuatro años, ya que tanto en 2013, 2014 y 2015 la cifra total de desahucios superó los 67.000.

La Rioja y el País Vasco son las únicas comunidades autónomas en las que no se registró una bajada de las ejecuciones hipotecarias en 2016, con aumentos del 9% y del 5,6%, respectivamente, mientras que los descensos fueron especialmente significativos en la Comunidad Valenciana (39,6 %), Galicia (39,2 %) y Navarra (38,8 %) y superiores al 30% en otras seis Comunidades: Andalucía, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León y Madrid.

En relación a los desahucios, la mayor parte de los lanzamientos (nombre en la jerga judicial de los desahucios) se dieron en alquileres. El informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales del CGPJ, muestra que el 54,2% de esos lanzamientos se dieron por la aplicación de la ley de arrendamientos urbanos, es decir, por propiedades y viviendas en alquiler. Los lanzamientos por impago de alquileres se redujeron durante el 2016 un 4,2%, mientras que los derivados de ejecuciones hipotecarias bajaron un 9,7% con 6.397 casos, el 41,9% del total, y y los 2.447 restantes obedecieron a otras causas Por comunidades autónomas, la región que lideró los desahucios fue Cataluña, con 14.069. Las dos siguientes también son mediterráneas: Andalucía (9.998) y la Comunidad Valenciana (9.635).

Fuentes: INE (Ejecuciones hipotecarias 2016) – Poder Judicial (Ejecuciones y desahucios 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario