Casa de diseño bañada por el sol en Santa Cristina d’Aro, Girona (Costa Brava)

Esta semana, aprovechamos la primavera adelantada para disfrutar del sol y de una espectacular casa de diseño bañada de luz mediterránea en una urbanización frente a Cala Canyet en Santa Cristina d’Aro (Girona), en el centro de Costa Brava, entre las bellas y populares localidades de Sant Feliu de Guíxols y Tossa de Mar en la costa del Bajo Ampurdán. Su diseño se debe a la arquitecta Anna Podio, realizando una preciosa casa que se cierra al norte y se abre transparente al mar, protegida de curiosos y de la Tramontana. La vivienda se levanta en una parcela que desciende hacia el mar con una fuerte pendiente y su proyecto representó un reto constructivo a la hora de asentar la vivienda e integrarla en el paisaje. Según la arquitecta, “evitar los movimientos de tierra y el impacto ambiental fue lo más difícil y, a la vez, lo más gratificante”. El resultado es una fantástica y soleada casa de diseño moderno frente al mar en el corazón de Costa Brava.

Esta preciosa casa está distribuida en 2 plantas abiertas totalmente sobre el mar mediterráneo. Los revestimientos se han trabajado con piedras naturales y porcelánicos de gran calidad. La domótica y los sistemas de captación de energía solar, dotan la casa de un gran confort y suponen un importante ahorro energético. La iluminación es principalmente a base de leds y de bajo consumo, tanto e el interior con en el exterior. El jardín se proyecta con plantas tapizantes y aromáticas, así como árboles autóctonos, creando un pequeño Edén que mira a Cala Canyet bañado por el sol del Mediterráneo. En la planta baja, distribuidas en un espacio diáfano, se encuentran la sala de estar, el comedor y la cocina, frente a una espectacular pared acristalada con vistas a la piscina y, más allá, el mar. “La piscina desbordante, de pequeñas dimensiones, introduce aún más el mar en la vivienda, dotándola de un pedacito de Mediterráneo a medio camino entre el salón y la cocina”.

La vida en la casa transcurre en sus dos plantas y tres bloques abiertos de Este a Oeste sobre el Mediterráneo. Esta disposición permite una orientación sobre la bahía de 180º y la posibilidad de disfrutar del sol desde que sale hasta que se pone a través de las amplias cristaleras que desdibujan las fronteras físicas de la vivienda. La planta inferior acoge las habitaciones que se benefician de la inercia térmica. En este sentido, la eficiencia energética se ha conseguido con la orientación, la ventilación cruzada entre plantas, la domótica y los sistemas de captación de energía solar. También jugaron un destacado papel la iluminación LED, tanto en el interior como en el exterior, la carpintería de aluminio con cristales de muy baja emisividad y los sistemas de protección solar. El revestimiento de fachada se ha trabajado con piedra natural caliza y gres porcelánico blanco. La primera, piedra blanca, se ha colocado en la planta superior para jugar con los volúmenes y la luz. El segundo, cerámica negra, reviste la planta inferior, fundiéndose con la tierra y la vegetación.

Santa Cristina d’Aro es un municipio situado al sur de la comarca del Bajo Ampurdán, al límite con las comarcas del Gironés y Selva, en plena Costa Brava de Girona. La localidad comprende casi toda la cabecera del Valle de Aro, atravesada por el río Ridaura, el cual parte el término municipal en dos. Al norte del río se encuentra el macizo de las Gavarres, lugar en el que el término de Santa Cristina llega hasta casi el Puig d’Arques, al sur está el macizo de l’Ardenya, donde abundan las rocas de formas singulares (llamadas doms) como Pedralta, al este está bordeada por el mar. Cabe destacar, por su belleza, los Carcaixells, una hilera de cerros graníticos muy escarpados, conformando un tramo de costa rocosa que da lugar a las calas como la que se ubica la vivienda, Cala Canyet, y playas como la de Canyerets o Vallpresona. Santa Cristina está perfectamente comunicada con Girona y Sant Feliu de Guíxols (C-65), y con Castell d’Aro y Palamós (C-31), así, debido a su situación en el centro de la Costa Brava, permite también la buena comunicación con el resto de las poblaciones de Girona, Barcelona y la frontera francesa.

El Baix Empordà posee una situación privilegiada dentro del continente europeo. Los accesos principales existentes (autopista, línea ferroviaria, aeropuerto…) están muy cerca de la comarca, lo que facilita su acceso. Por otra parte, debido a su situación geográfica, el Baix Empordà goza de un clima templado durante todo el año. La facilidad de acceso, la belleza natural del entorno, el carácter de sus gentes, las playas, el importante patrimonio histórico y cultural y el amplio abanico de actividades y servicios que el Baix Empordà ofrece lo convierten en un lugar ideal para vivir o pasar unas merecidas vacaciones. Aquí encontrará desde pequeñas iglesias románicas perdidas entre montañas pobladas de alcornoques hasta calas de difícil acceso, con finísima arena dorada y un mar tan azul que se confunde con el cielo. Además, en su entorno encontrarás espacios naturales protegidos como El Montgrí, Las islas Medes, Los humedales del Baix Empordà, Les Gavarres o las montañas de Begur. Otras localidades de la zona conocidas e interesantes para conocer está CalongePalafrugell, Platja d’Aro, Sant Antoni de Calonge o la preciosa localidad de Pals.

Costa Brava, posee un litoral con una extensión de 214 km entre las comarcas del Alto Ampurdán, el Bajo Ampurdán y la Selva, conformando una fantástica zona rodeada de la Cordillera Pirenaica y el Mar Mediterráneo. Su litoral está lleno de rincones interesantes con numerosas edificaciones medievales, pueblos pesqueros llenos de encanto, ruinas romanas, y extensas playas y calas de aguas transparentes entre espectaculares zonas acantiladas. Así, cerca de esta maravillosa zona de montaña y mar podemos llegar rápidamente a localidades en Costa Brava como EmpuriabravaFigueresCadaquésEl Port de la Selva con su monasterio de Sant Pere de Rodes o el mediterráneo del golfo de Roses y su Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà, en claro contraste con localidades de más turismo de sol y playa como Tossa de Mar, Lloret de Mar o BlanesLugares bien distintos entre sí, que nos hablan de la riqueza de la provincia de Girona cuyo mágico entorno no debemos dejar de conocer y disfrutar. Costa Brava, el paraíso mediterráneo donde reina la naturaleza, los pueblos llenos de historia y el mar.

Arquitectura y diseñoAnna Podio – Fotografía: Jordi Miralles

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Costa Brava y Girona:

Síguenos en Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario