Solo “con ingresos estables y ahorros” se accede a la compra de una vivienda

La venta de viviendas se viene animando en los últimos meses, pero comprar un piso sigue siendo quimera para la materia de españoles, especialmente los jóvenes. Lo asegura la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), que no puede negar la evidencia: “lo cierto es que sólo los hogares con ingresos estables y ahorros pueden acceder a la compra de una vivienda“. señalando además que la demanda residencial aún se cubre con el excedente de viviendas existente. El artículo, publicado en el “Cuadernos de Información Económica” de Funcas, analiza el momento económico del sector residencial, que considera que la recuperación “lenta pero sólida” del sector inmobiliario impulsada por el mayor número de ventas, el crecimiento “positivo” de los precios y la inversión extranjera continuará presente en los próximos trimestres, salvo imprevistos.

Las condiciones del mercado laboral para los jóvenes y las limitadas expectativas de mejora determinan que la construcción de viviendas, “continúa sin remontar”. En este sentido, solo las familias con estabilidad económica y ahorros pueden acceder a la compra de la vivienda. Factor que “explica” el motivo por el que no se ha recuperado la edificación residencial en este momento al igual que en otros ciclos similares de recuperación económica.

Para Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa, “la combinación de préstamos menos cuantiosos con un euríbor en mínimos explica que en 2016 se requiera de media el 21% de los ingresos familiares para pagar el primer año de hipoteca, frente al 33% necesario en el pico de la burbuja“. La hipoteca media ha pasado de 148.000 euros en 2007 a 108.400 en el segundo trimestre de 2016. No obstante, el esfuerzo no ha mejorado de igual forma para los jóvenes, que aún hoy deberían destinar el 60,9% de su sueldo a la compra, según el Consejo de la Juventud de España.

De este modo, la actividad constructora puede tardar aún “un tiempo” en recuperarse hasta el nivel de largo plazo, aunque Funcas cree que se puede asistir a un inicio de edificación más “intensa”en las áreas de mayor demanda por las expectativas de aumentos de precios en un entorno de inflación. Asimismo, pone de relieve que la inversión foránea se dirige a sectores como el logístico y comercial, mientras que la demanda residencial aún se cubre con el excedente de viviendas existente en el país.

Por otro lado, respecto al comportamiento de las comunidades autónomas en la financiación de su endeudamiento, expertos de Funcas señalan que únicamente Madrid, País Vasco, Navarra, Asturias, Castilla y León y La Rioja han iniciado una vuelta a los mercados. Asimismo, pone de relieve que en 2016 las regiones todavía cubrieron dos tercios de su financiación apelando al Tesoro a través de mecanismos de financiación extraordinarios.

Se necesitarán más alquileres: “en algún sitio tendrán que vivir los jóvenes”

La tasa de paro entre los jóvenes españoles es de casi el 40%. Si los jóvenes no acceden a un empleo difícilmente pueden plantearse la compra de una vivienda. Queda entonces la opción del alquiler. Sin embargo la oferta no es tan amplia y como consecuencia en algunas ciudades, como Madrid y Barcelona, los precios de los pisos en alquiler están altos, demasiado altos para jóvenes que no llegan a mileuristas. La conclusión de los expertos es sencilla, “España necesita más vivienda en alquiler“. Así, Concha Osácar, fundadora de Azora, afirma que nuestro país debería tener 1,2 millones de viviendas en alquiler en los próximos diez años, porque “los jóvenes deberán tener algún sitio donde vivir” ante sus limitaciones económicas para acceder a ella.

De este modo, durante el “Tercer encuentro del sector inmobiliario” organizado por la IESE Business School, Azora ha explicado que el acceso a la vivienda supone un gran problema para los jóvenes y ha planteado la necesidad de lograr un pacto de Estado sobre este asunto. “El Plan Nacional de Vivienda ha tenido un impacto mínimo, debido a que sólo las Administraciones Públicas pueden desarrollarlo“, ha criticado Osácar, quien ha propuesto un modelo de colaboración público-privada para incrementar la oferta de viviendas a un precio asequible.

También la presidenta de la fundación Habitat3 y ex directora general de Vivienda de la Generalitat de Cataluña, Carme Trillo, ha señalado que las Administraciones Públicas deberían fomentar dos opciones de alquiler regulado que se adapte a los ingresos de las diferentes unidades familiares: debería haber un “alquiler asequible” a un precio de entre 350 y 350 euros mensuales (entre 6 y 7 euros por metros cuadrado) para familias de bajos ingresos y un “alquiler hipersocial” con cuotas inferiores y pensado para familias con ingresos inferiores a los 1.000 euros mensuales.

El parque público de vivienda social en España supone un bajo 2%, frente al 15% de Francia y al 18% de Alemania“, ha comparado Trillo, para quien esta realidad es un “verdadero problema” que “se suma a los 450.000 lanzamientos hipotecarios que ha registrado España en los últimos cinco años”. Trillo ha concretado que el problema de los desahucios actualmente, afecta más a la vivienda de alquiler que al impago de hipotecas. En relación al presupuesto público para vivienda social, Trillo ha criticado que el conjunto de las Administraciones en España destinan el 0,23 % del PIB a este capítulo, frente al 0,6 % de la media europea y lejos del 1,6 % del Reino Unido.

El Gobierno prorrogará la moratoria antidesahucios

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno prorrogará la moratoria antidesahucios para familias vulnerables que vence el próximo 15 de mayo, y que ya ha beneficiado a más de 24.000 familias. El ministro ha confirmado la prórroga de la moratoria durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en su respuesta a una pregunta de la diputada socialista María del Mar Rominguera sobre si se iba a prorrogar el plazo de suspensión de desahucios de viviendas para las familias más vulnerables.

“Sí, lo volveremos a hacer ahora, como lo hicimos en 2015. Estamos abiertos a la negociación“, ha respondido Guindos, quien ha detallado que ya se han beneficiado más de 24.000 familias de la medida, incluida en el Plan de Vivienda 2018-2021. El titular de Economía ha defendido que el Ejecutivo ha protegido a las personas que más han sufrido la crisis económica y ha recordado algunas medidas acometidas en este sentido, como el Código de Buenas Prácticas de los bancos y el Fondo Social de Viviendas aprobado por el Ejecutivo, que ha favorecido a “más de 76.000 familias vulnerables”.

De esta forma, ha asegurado que desde el Gobierno están “dispuestos” a continuar con este tipo de actuaciones porque han tenido un efecto “positivo”, tal y como reflejan las últimas estadísticas sobre la evolución de los desahucios en España, que reflejan unas caídas de entre el 25% y el 30%, lo que “tiene que ver con la recuperación económica. En cualquier caso, Guindos ha fiado la disminución de los desahucios a que siga mejorando el empleo en España. “Si en España el empleo mejora, si cada vez hay más posibilidades, si vemos cada vez que el precio de la vivienda no se derrumba, veremos como la situación de los desahucios será cada vez más marginal”, ha apostillado.

Fuente: 20minutos.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Una respuesta a “Solo “con ingresos estables y ahorros” se accede a la compra de una vivienda”

Deja un comentario