Se tendrá que firmar “que se entienden los riesgos” al contratar una hipoteca

El Ministerio de Economía, prepara una nueva ley hipotecaria que obligará a los clientes a firmar una ficha estandarizada en la que se les informará de todas las cláusulas y riesgos que contenga la hipoteca y, por lo tanto, debería evitar la proliferación de demandas contra las entidades financieras. Según los expertos, la nueva directiva europea sobre legislación hipotecaria establece un marco legal que, de hecho, es muy similar al que ya existe en España. Quizás por eso, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado en el Senado que la nueva ley hipotecaria irá más allá de la simple transposición de la directiva europea. Se gana en transparencia, a la vez que será un modo de “curar en salud” y proteger a la banca tras sus desfases y cláusulas abusivas tumbadas por la justicia, de cara a los nuevos hipotecados que vayan a comprar una vivienda.

Entre las novedades que recoge esta ley hipotecaria se incluirá una ficha estandarizada que se rellenará y se firmará ante notario en la fase precontractual. En ese momento, el notario tendrá que resolver todas las dudas del cliente y tendrá que advertirle, entre otras cosas, de las cláusulas suelo, las condiciones de amortización anticipada, el detalle de los gastos previos, el funcionamiento de la multidivisa o, en general, cualquier riesgo que entrañe el crédito. En resumen, el notario deberá cerciorarse de que el hipotecado entiende todas las condiciones de la hipoteca y, a continuación, hacerle firmar que lo ha comprendido todo. Se trata de dar garantías adicionales, reforzar los requisitos de información y generar confianza al tiempo que se evita la restricción del crédito, ha comentado el titular de Economía en una comparecencia ante la Comisión de Economía del Senado.

Fuentes del sector financiero explican que todas las entidades han reclamado que esta especie de contrato estandarizado se apruebe en el BOE para dotarlo de mayor fuerza y, en definitiva, dar seguridad jurídica al sistema hipotecario tras la retahíla de varapalos sufridos en los tribunales. “Pese a todas las críticas, el sistema hipotecario español ha logrado que el 80% de los hogares tengan vivienda en propiedad. No sería buena idea cargarse este mecanismo de acceso a la vivienda. Sobre todo sin haber flexibilizado más el mercado del alquiler“, sostienen.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció con la sentencia de las cláusulas suelo que ya trabaja en una nueva ley hipotecaria, que previsiblemente saldrá a la luz en mayo, que quiere incrementar la transparencia de los contratos hipotecarios. El objetivo es aclarar “el fondo y la forma”, según Guindos, de todas las cláusulas de la hipoteca antes de firmarlas. Se tratará de una nueva norma que llegará por las transposición de una Directiva de Bruselas. “La falta de transparencia ha sido la causa por la cual el Supremo ha declarado que las cláusulas suelo eran nulas”. Las sentencias sobre las cláusulas suelo o la nueva brecha abierta a la banca por los jueces que obligan a compartir los gastos de la hipoteca reflejan la complejidad de estos contratos y la falta de información que reciben los consumidores.

El Consejo de Ministros recientemente aprobó un real decreto que regulará el procedimiento extrajudicial para reclamar las cláusulas suelo: “Se trata de un procedimiento extrajudicial en el cual de una forma rápida, y gratuita, con un máximo de tres meses, se podrá reclamar y alcanzar un acuerdo con las entidades sobre las cláusulas suelos que fueron calificadas como invalidas por el Tribunal Supremo”.

Se exigirá que se detallen los productos asociados a las hipotecas

El Gobierno exigirá a la banca que precise con detalle los costes de los productos asociados a la hipoteca, una estrategia muy común por la que la banca suele rebajar las condiciones del préstamo hipotecario a cambio de que el cliente contrate otros productos con la entidad como seguros, cuentas o tarjetas. Según consta en el anteproyecto de ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario que analizó la pasada semana el Consejo de Ministros, el banco tendrá la obligación de comunicarle al cliente cuánto le cuesta exactamente ese producto por separado, de forma que el hipotecado lo pueda valorar mejor al margen del lote con la hipoteca.

Dentro de esta reforma, el Ministerio de Economía planea regular el derecho del consumidor a convertir el préstamo denominado en una divisa extranjera a una moneda en la que esté recibiendo sus ingresos o que pertenezca al Estado en el que reside. De momento, el Ministerio no aclara si este cambio en las hipotecas multidivisa solo servirá en el futuro, o si se podrá aplicar a personas que ya las tengan en vigor. Además, se pretende limitar y tasar las comisiones por amortización anticipada. Según explica Economía, tan solo se tendrá que compensar al prestamista por la “pérdida financiera durante un periodo y con unos porcentajes máximos previstos legalmente”.

En general, esta nueva legislación aspira a establecer nuevos mecanismos que refuercen la transparencia. Y para ello incluye unas fichas estandarizadas en las que se tendrá que informar al cliente de los riesgos y las cláusulas que contenga el crédito. Pero también se busca evitar la proliferación de nuevas rondas de demandas contra los bancos: aunque ya existe desde 2013 la firma manuscrita para suscribir que se comprenden las cláusulas, ahora se reforzará la labor del notario, que asesorará al cliente hipotecario, asegurándose de que éste entiende todo lo que firma. Por si acaso, se le hará rubricar que confirma haberlo asimilado todo. Y se añadirá un modelo estándar de contrato que debería blindar a las entidades de más denuncias ante los tribunales.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario