Piso en Benicasim (Castellón): serenidad sencilla y blanca junto al mar

Esta semana, seguimos junto al Mediterráneo de la Comunidad Valenciana, en un fantástico piso en la playa en Benicasim, en el litoral de la Plana Alta de la Costa del Azahar (Castellón), cuya reforma e interiorismo ha sido realizado por Sanahuja&partners convirtiéndolo en una vivienda moderna, luminosa y funcional, donde la labor principal de los arquitectos ha sido aportar amplitud y espacios abiertos que fluyen hacia la luz serena del mar. El resultado da para un recorrido contemporáneo y actual que se abre blanco y cálido en estancias como la sala de estar-comedor, el estudio o la cocina, mientras que los espacios de noche quedan en la intimidad junto a unas espléndidas vistas sobre el mar y la playa, aprovechando la mejor iluminación natural.

En este precioso piso de moderna y cálida serenidad en Benicasim, la paleta de materiales empleados en su reforma se reduce al uso de cuatro básicos: el gres de gran formato, la madera de iroko natural, el color neutro blanco en el resto de paramentos y techos en general, junto con el uso del vidrio, aportando continuidad espacial y visual. Así, en torno al espacio central de circulación se desarrollan las zonas de noche a modo de cajas herméticas de madera de iroko que van encerrando de forma discontinua el recorrido y permiten su apertura y ensanchamiento hacia espacios exteriores como el salón o el estudio.

Benicasim es un municipio de la situado en la comarca de La Plana Alta, en la Costa del Azahar de Castellón. La localidad de Benicasim constituye un centro tradicional de vacaciones por sus casi 7 kilómetros de playas de fina arena,  con numerosos servicios turísticos y banderas azules que confirman su calidad, siendo las más conocidas las de Voramar, Almadraba, Els Terrers o Heliópolis entre otras. Benicasim, limita con la cercana capital: Castellón de la Plana (y su distrito marítimo Grao de Castellón), así como con las localidades de interés como Borriol, Puebla-Tornesa, Oropesa del Mar o las cercanas Almassora o Torreblanca. Además, el término municipal tiene 204 cuevas y simas destacando entre ellas el Cantalar con restos prehistóricos y la Cueva de Queralt. Monumentos históricos son la Torre Vigía de San Vicente, situada en el centro de la playa y el castillo medieval de Montornés. En el interior de Benicasim, podemos disfrutar de un parque natural situado en el interior: “El desierto de las Palmas”, una región montañosa litoral paralela a la costa, donde el tipo de roca dominante es la comúnmente conocida como “gres”, muy abundante en la Comunidad Valenciana. La zona, aunque de tradición agrícola, concentra entre la capital y los municipios circundantes la mayor parte de la industria provincial.

Junto a las playas y el mar, Benicasim alberga un importante evento en su localidad. Se trata del FIB (Festival Internacional de Benicasim), un acontecimiento de fama internacional patrocinado por la Diputación, donde su interés central es la música independiente, aunque también acoge otro tipo de artes. Se celebra a mediados de julio, dándose cita miles de jóvenes de todo el mundo durante los 4 días que dura se puede disfrutar de una programación innovadora y actual que incluye a artistas de referencia mundial en los distintos escenarios y carpas que integran los 100.000 m2 del recinto. Este festival es una cita ineludible para los amantes de la música, con el plus de un entorno de sol y playa perfecto para disfrutar.

Más allá de la comarca de La Plana alta, la Costa del Azahar (Castellón) posee un familiar y sereno litoral de 120 kilómetros con playas y calas bañadas por el mar Mediterráneo y espacios naturales como el archipiélago de las Islas Columbretes, parque natural y reserva marina de origen volcánico. A lo largo de la misma, se encuentran localidades turísticas como Benicarló, Peñíscola, Vinaròs, Moncofa, BurrianaAlcossebre o Villarreal. Además, la provincia cuenta también con ocho Parques Naturales. Dos de ellos conservan espacios litorales vírgenes: el Parque Natural de la Sierra de Irta (con lugares costeros como PeñíscolaAlcalà de Xivert o Alcossebre) y el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca. También el interior posee localidades de interés como Morella o Segorbe, con su Fiesta de Entrada de Toros y Caballos declarada de Interés Turístico Internacional. Castellón, sierras ondulantes junto a las playas familiares y accesibles, con un clima mediterráneo que permite disfrutar durante todo el año de la serenidad junto al mar.

Reforma e interiorismo: Sanahuja&partners Fotografía: Joan Roig

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Castellón:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario