El precio de la vivienda terminada comienza el año con una subida del 0,9%

El precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) registró un crecimiento del 0,9% en enero en comparación con el mismo periodo del 2016, según Tinsa. Así, el año comenzó igual que lo terminó en diciembre, registrando las mayores subidas en Canarias y Baleares, que registraron una revalorización del 2,9% respecto al 2016, y en las “capitales y grandes ciudades”, como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, con un crecimiento del 2,7%, mientras que un estudio de la escuela de negocios IESE calcula que España necesitará construir unas 123.115 viviendas nuevas al año en los próximos cinco ejercicios.

Por su parte, en las localidades más pequeñas, agrupadas en el “resto de municipios”, los precios subieron un 0,8% en el primer mes de 2017. Mientras, en las áreas metropolitanas hubo una depreciación interanual del 2,9% y en la Costa Mediterránea la caída fue del 1%.

En cuanto al ajuste acumulado, este se situó en una depreciación del 40,4% desde los niveles máximos alcanzados en 2007. Así, en el descenso del valor de la vivienda desde precios máximos, la Costa Mediterránea sigue a la cabeza de las caídas (-48,6%), seguida por las “áreas metropolitanas” (-45,1%) y “capitales y grandes ciudades” (-42,6%). Las zonas donde menos se han ajustado los precios de la vivienda desde máximos son Baleares y Canarias (-27,1%) y el grupo de “resto de municipios” (-36,8%).

España necesita 123.115 viviendas al año hasta 2022

Un estudio realizado por IESE Business School, la escuela de negocios de la Universidad de Navarra, calcula que la necesidad de vivienda de obra nueva se situará en España en 123.115 unidades anuales hasta 2022, es decir, en los próximos cinco ejercicios. Dato que se elevará un 26% entre 2022 y 2026, hasta las 156.037 viviendas. De cara al periodo que va de 2027 a 203 rondará las 159.170 casas.

De esta forma, y descontando los máximos que se observaban en los años del boom inmobiliario, así como los mínimos de la crisis, el profesor del IESE José Luis Suárez entiende que, de forma sostenible, la demanda de vivienda nueva debería situarse por encima de las 150.000 unidades al año. Esta cifra está en línea con las previsiones actuales de la patronal de promotores de España, que reclamaba en los años de bonanza 300.000 viviendas en construcción al año.

Según el estudio, la demanda de vivienda que se espera para los próximos años contrasta con los máximos de 262.906 viviendas al año que se comercializaban entre 2007 y 2011 y superan considerablemente a las 64.743 compraventas de vivienda al año que se registraban entre 2012 y 2016. Las previsiones del IESE para el periodo 2017-2021, inferiores a las registradas en los años posteriores, tienen en cuenta el excedente existente.

De cara a 2030, la mayor necesidad de vivienda se registrará en Andalucía (37.495 unidades); Comunidad Valenciana (24.747), Madrid (23.615), Cataluña (23.461) y Canarias (12.014). Por su parte, la menor demanda de vivienda se concentrará en La Rioja (592), Cantabria (1.338), Asturias (1.665) o Navarra (1.912). El IESE prevé que el saldo migratorio vuelva a ser positivo hasta 2030, lo que recuperará la demanda de vivienda.

El informe también prevé que el número de personas por hogar caiga en los próximos años y que suba la creación de hogares pese a la caída de la población. Las previsiones de la escuela de negocios destaca además el incremento de los precios que están experimentando ciudades como Barcelona, con 8.000 euros por metro cuadrado en la zona del Ensanche. Respecto a la compraventa de viviendas, el IESE calcula que éstas alcanzarán las 102.076 entre 2016 y 2020 y que esta cifra se eleve hasta las 140.939 entre 2021 y 2025. Además, y en función de los cálculos del Instituto Nacional de Estadística (INE), se espera que la población se sitúe en el entorno de los 41 millones de habitantes.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario