El año comenzó con rebajas del 50% en el stock de pisos de los bancos

Los bancos, uno de los grandes tenedores de vivienda en España, han comenzado el año dispuestos a ofrecer más viviendas rebajadas con grandes descuentos. Esta estrategia de márketing, una de las últimas secuelas de la crisis inmobiliaria, se dan principalmente, a gran escala y de la mano de los “servicers”: los vendedores de viviendas del momento y que cuentan por decenas de miles los inmuebles de todo tipo en stock en sus mostradores, principalmente pisos de banco procedentes del excedente que se produjo durante el boom y de embargos. Así, Altamira, ofrece en el marco de su iniciativa más de 1.500 casas (apartamentos, pisos, dúplex y unifamiliares) rebajadas hasta el 30%, con precios que parten de 13.950 euros, y hasta el 50% ajusta Anida una selección de viviendas nuevas y usadas (2.287 pisos y 584 chalés) repartidas por todo el país, sobre todo en las dos Castillas, Andalucía y Comunidad Valenciana.

Igualmente, la Sareb se alza como otro de los protagonistas que abandera los descuentos y se posiciona como un filón de oportunidades. A todos les une el hecho de que tienen que cumplir con unos objetivos de ventas, ya sean propios o acordados con sus clientes, y de ahí las rompedoras campañas. Otra historia diferente, alejada de las rebajas, son los promotores, cuya táctica comercial pasa por desarrollar proyectos ajustados a las necesidades de la demanda de la clase media-alta, tanto en precio como en calidades.

Servihabitat, por segundo año consecutivo, opta por animar al comprador a poner el precio. “Se trata de un abanico de viviendas de segunda mano y a estrenar con excepcionales descuentos que llegan al 40%, con los que dar respuesta a las diferentes necesidades y presupuestos a familias, parejas, singles o pequeños inversores“, comenta Juan Carlos Álvarez, director general de Negocio de Activos Inmobiliarios. El servicer comercializa más de 4.500 casas “a precio de mercado” (“primeras residencias desde 40.000 euros”, remarca Álvarez) tanto en grandes ciudades como en pequeñas poblaciones.

También hay campañas de saldo, como ¡Liquidación invierno!, de Altamira, con 33 viviendas de segunda mano desde 13.500 euros. Incluso pueden encontrarse 61 nuevos proyectos de primera y segunda residencia rebajados en Aliseda, siendo los descuentos más frecuentes del 5% al 10%. Este “servicer” tiene producto desde 36.281 euros, por un estudio en la promoción Fuente del Oro en Náquera (Valencia), hasta 940.405 euros, el piso más barato del lujoso residencial Cerro del Castañar, en Mirasierra (Madrid). “Desde Aliseda ofrecemos los mejores precios en una amplia gama de viviendas para satisfacer todas las necesidades de los clientes. Además, sabemos que con estos descuentos fomentamos las reactivación del sector. Sin duda, son un aliciente para los compradores y muchos los esperan para hacerse con la casa de sus sueños a buen precio“, comenta Fernando Elvira, director de Márketing Corporativo de la compañía.

Según Pablo Mompó, CEO de la empresa de marketing Area Real Estate, “Las rebajas se deben a la competencia en la venta, principalmente entre la Sareb, los bancos y los fondos de inversión, que todavía tienen cientos de miles de activos“. “El resto de actores, sobre todo promotoras e inmobiliarias”, dice, “se ven obligadas a ofrecer un producto mejor y más personalizado”. De este modo, Mompó recomienda a quienes estén buscando gangas inmobiliarias, sobre todo de segunda mano, que sigan mirando en sus portales inmobiliarios. “Aún hay mucho producto y se pueden encontrar oportunidades”. A los desconfiados les recomienda que busquen la vivienda y que comparen su precio con el de inmuebles similares.

En este sentido, no son pocos los que ponen en entredicho los gruesos porcentajes de descuento en las viviendas. Disipando cualquier sombra de duda, los consultados aclaran que se trata siempre de ajustes sobre el precio anterior del activo. “Las rebajas son reales. Durante la campaña, puede hacerse un seguimiento en el portal y comprobarse que los inmuebles han tenido un precio inicial y otro actual“, esgrime Pablo Lafarga, director Comercial y de Marketing de Anida.

En 2017 habrá más rebajas, con la vivienda usada como protagonista

Sobre el tipo de producto rebajado, los expertos señalan que “hay un volumen muy grande de casas de segunda mano“. Por contra, avisa de que son las viviendas de obra nueva en las zonas de las ciudades más demandadas las que tienen menos descuentos por su gran escasez y alta demanda. En cuanto a las zonas, este experto sitúa el epicentro de las rebajas en determinadas zonas interiores, como las periferias de las grandes ciudades como Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla-León, Aragón y algunas áreas de Andalucía; mientras que en la costa cita las provincias de Castellón, Murcia, Almería, Alicante o Málaga. “Es decir, donde queda un volumen importante de stock“, manifiesta.

¿Dan resultado estas campañas? Servihabitat destaca que en el caso de los 30 días de Oro la acogida ha sido muy buena y los resultados “excelentes”. Parecido balance hacen desde la Sareb, a la espera de cerrar los números finales: “En general, todas las campañas han dado un resultado muy positivo, por encima de lo previsto”. A través de  la campaña “Corre a por tu casa” lleva comercializadas 226 casas por un importe de 18 millones de euros.

No obstante, mirando al futuro, no está claro si el mercado estaría ante su última gran temporada de rebajas. Por un lado, la mayoría de analistas opina que tocan a su fin en el escaparate del stock. Hasta un 85,1% del panel de expertos de Tinsa (conformado por 223 técnicos) cree que no queda ajuste pendiente de precios en 2017, por el 14,9% que piensa lo contrario. En concreto, sobre la evolución de los precios, casi la mitad (44,7%) apuesta por la estabilización y son más los que vislumbran subidas (40,4%) que los que ven bajadas (14,9%). “El precio puede subir en los inmuebles con una mayor demanda, bien por estar en zonas donde la oferta es más escasa o porque tienen muchos potenciales compradores por la ubicación o calidad”, indica Lafarga.

Sin embargo, por otra parte, se deduce que los grandes valedores de los descuentos y dueños de las viviendas (las entidades financieras) deberán seguir “desenladrillándose” atendiendo a una orden del Banco de España (BE) en su Circular 4/2016, de 27 de abril, sobre normas de información financiera pública y reservada y modelos de estados financieros y sobre la Central de Información de Riesgos que entró en vigor el 1 de octubre, donde se realizan recomendaciones que obligan a los bancos a deshacerse del 25% de su inventario cada ejercicio. Un circular con la que se abría una nueva era de los pisos baratos.

Hacia esta línea apuntan los protagonistas actuales de las rebajas. “Seguro que veremos más campañas en 2017“, adelanta Altamira. “Los descuentos han existido y seguirán existiendo en los activos con una demanda limitada“, especifica Lafarga. Sin ir más lejos, Haya Real Estate lanzará en breve una nueva campaña ligada a los descuentos con entre 4.000 y 5.000 inmuebles de Bankia. “El mercado es cambiante y diseña siempre propuestas comerciales que dan respuesta a las necesidades de los diferentes segmentos. Esto garantiza que los interesados en comprar o alquilar vivienda puedan encontrar un nuevo hogar beneficiándose siempre de atractivas condiciones“, responde Servihabitat.

Sobre si las rebajas de 2017 serán las últimas, desde Area Real Estate son más expiditivos: “Mientras que la Sareb y los bancos sigan teniendo stock y el poder adquisitivo de la demanda continúe siendo bajo, seguirá habiendo descuentos en el mercado de la vivienda”. “Si bien”, puntualiza, “la escasez de oferta de obra nueva y el incremento de su demanda está haciendo ya subir los precios en términos medios“. Y concluye con un mensaje claro: “Aunque el momento ideal para comprar una casa fue 2014 y 2015, cuando los precios tocaron fondo, aún hay buenas oportunidades, sobre todo de segunda mano“.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Deja un comentario