La reforma del visado exprés, dispara la compra de viviendas por extranjeros

La compra de viviendas de más de 500.000 euros por parte de extranjeros extracomunitarios, uno de los requisitos para obtener el visado de residencia, aumenta a buen ritmo. Sobre todo desde que en julio de 2015 se flexibilizaron los requisitos. De hecho, el número de operaciones protagonizadas por compradores chinos casi se ha duplicado de enero a octubre del 2016, al haber pasado de 363 transacciones a 666 adquisiciones de viviendas de lujo.

El Gobierno puso en marcha a finales de 2013 con la aprobación de la Ley de Emprendedores un mecanismo, conocido como el “visado exprés”, por el que pretendía atraer a personal cualificado e inversores extranjeros concediendo a cambio el permiso de residencia a los ciudadanos extracomunitarios de una forma mucho más ágil que la habitual. De paso, otro de los objetivos de esta iniciativa era drenar el abultado stock de vivienda nueva sin vender que acumulaba España, consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Los primeros compases de este plan para captar inversión de todo tipo (compra de casas, pero también la puesta en marcha de un negocio, adquisición de títulos de deuda pública o permisos para investigadores o trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales) registraron números bastante discretos, pero según se ha ido consolidando la recuperación internacional y se ha perfeccionado el sistema de concesión de visados, los números han superado las expectativas iniciales.

El último balance conocido data del pasado 31 de octubre del 2016, concluye que desde septiembre de 2013 hasta esa fecha se han emitido un total de 24.505 visados y autorizaciones de residencia, de los que 11.774 corresponden a los titulares que realizan la inversión y los 12.731 restantes corresponden a familiares.

Operaciones inmobiliarias

Estos permisos se han concedido al constatarse la puesta en marcha de un total de 2.123 operaciones de inversión que han logrado movilizar un total de 1.708 millones de euros, lo que supone un 62,8% más que el cierre de 2015, cuando el volumen de dinero captado con la emisión de visados exprés ascendió a 1.048 millones. Este espectacular avance en apenas 10 meses corrobora que las modificaciones introducidas durante el verano de 2015 parecen haber tenido el efecto esperado.

Por tipos de inversión, la adquisición de inmuebles sigue siendo la más importante. De hecho, en el número de operaciones representa un 93,9% del total con 1.993 compras de viviendas, mientras que en importe, su peso baja al 77,6% al estar valoradas en 1.326 millones de euros. Y respecto al cierre de 2015, esos 1.326 millones suponen un incremento de nada menos que el 45,5%.

Le siguen en relevancia las inversiones en nuevos proyectos empresariales, que contabilizaron un total de 36 operaciones valoradas en 280 millones de euros. En este apartado, como en el inmobiliario, se ha producido también un crecimiento exponencial, ya que al cierre de 2015 apenas se habían contabilizado inversiones para poner en marcha nuevos proyectos empresariales valoradas en 62 millones. De esta manera, de enero a octubre del 2016 la inversión de ciudadanos extracomunitarios que optan por emprender en España se ha multiplicado por 4,5 veces.

Por último, cierran la clasificación las compras de capital (fundamentalmente adquisición de títulos de deuda pública por un mínimo de dos millones por inversor), que alcanzaron un importe de 102 millones de euros en 90 operaciones, cifras que significan un crecimiento del 36,1%.

¿Quiénes son los extranjeros que más casas compran en España?

Rusos y chinos se disputan el liderazgo y, mientras los rusos aumentan su presencia a una velocidad constante y se decantan mayoritariamente por los destinos de costa y playa; en el caso de los asiáticos, desde que se flexibilizó la concesión del visado se ha producido un crecimiento mucho más acelerado y ellos prefieren adquirir inmuebles en las grandes urbes como Madrid y Barcelona.

En los tres años que abarca este balance, los ciudadanos rusos han comprado casas de lujo en España por valor de 479,713 millones de euros, a un precio medio de 786.000 euros, lo que representa un aumento del 46% respecto a las cifras de cierre de 2015. En cuanto a sus destinos preferidos, lidera la clasificación Málaga, seguida de Alicante, Costa Brava (Girona) y Valencia; si bien también se decantan en un elevado porcentaje por Barcelona.

El crecimiento de las operaciones protagonizadas por ciudadanos chinos fue aún más significativo. Estos extranjeros han pasado de cerrar un total de 363 operaciones por un importe de 268 millones a contabilizar 666 transacciones valoradas en más de 468,7 millones de euros, un 74,6% más en menos de un año. Su destino predilecto sin discusión es Madrid y dentro de la capital, los pisos de lujo de los barrios más exclusivos. Sus compras alcanzaron un precio medio de 703.724 euros. Se trata de un mercado en alza que los promotores ven imprescindible mimar.

Los cambios en la concesión del permiso de residencia

La puesta en marcha del visado exprés fue en general bien recibida por el sector constructor, que entonces se enfrentaba a los momentos más duros de la que ha sido su peor crisis de la historia reciente. Sin embargo, conforme transcurrieron los primeros meses de aplicación de esta medida, promotores y agentes inmobiliarios comenzaron a detectar las primeras ineficiencias. Los requisitos para obtener el permiso eran a veces tan complejos que muchas ventas de viviendas empezaron a truncarse y entonces arreciaron las voces que reclamaban un cambio. En julio de 2015 se adoptaron las modificaciones que ahora parecen haber impulsado la solicitud de estos permisos. Entre los aspectos que han sido retocados destaca cómo se aclaran los efectos del visado: habilita para residir y trabajar. Es válido para todo el territorio nacional, incluido el cónyuge del titular. Introduce la figura del representante del inversor para que este pueda gestionar un proyecto de interés general.

La reforma no modifica los umbrales mínimos de inversión significativa de capital, pero incluye, dentro del concepto de inversión significativa, un nuevo supuesto: la inversión de un millón de euros en fondos de inversión, fondos de inversión de carácter cerrado y fondos de capital riesgo constituidos en España. Dentro de las compras de inmuebles se establece la figura de la inversión temporal, que permite la concesión del visado de seis meses a los inversores que no han formalizado aún la compra, pero ya tienen un contrato de arras y el montante de la inversión se encuentra en un depósito indisponible. Asimismo, se permite la solicitud de la autorización de residencia para inversores desde España para extranjeros en situación regular.

La duración de la renovación se amplía a cinco años y se mejora el régimen de reagrupación. Se beneficia junto al cónyuge, a la persona con análoga relación de afectividad y a los hijos mayores de 18 años que, dependiendo económicamente del titular, no hayan constituido una unidad familiar, así como a los ascendientes a cargo.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Una respuesta a “La reforma del visado exprés, dispara la compra de viviendas por extranjeros”

Deja un comentario