Altea Hills: Villas de diseño mediterráneo con vistas al mar en Costa Blanca (Alicante)

Tras las fiestas y huyendo del frío polar que recorre Europa, nos escapamos una vez más a la calidez del Mar Mediterráneo en Costa Blanca (Alicante), para refugiarnos en esta ocasión en un exclusivo paraíso de sol y diseño envuelto en un precioso y elegante ambiente minimalista en la urbanización Altea Hills, donde las villas creadas por el arquitecto Carlos Gilardi, junto con el toque de diseño, elegancia y armonía que proporcionan los interioristas Erik Kuster y Pepe Cabrera, respiran serenidad contemporánea con unas espectaculares vistas panorámicas sobre el mar y la bahía de Altea, bajo la protección de la Sierra de Bernia. Sin duda un espacio residencial con personalidad propia, donde poder disfrutar de un estilo de vida mediterráneo que integra estética, funcionalidad y seguridad en un entorno de naturaleza y mar único en Costa Blanca.

Estas fantásticas y lujosas villas, tienen una superficie aproximada de 500 m2 habitables, distribuidos en 3 plantas con grandes ventanales que aprovechan al máximo las increíbles vistas desde cualquier estancia. En la planta baja contiene las áreas sociales y el dormitorio principal. Una terraza monumental frente a la bahía, con una piscina desbordante circunda toda la residencia. El centro de esta planta es la cocina, abierta e integrada al salón y resto de ambientes.

El dormitorio principal constituye un mundo de privacidad donde un baño con jacuzzi, un espléndido vestidor y un jardín interior aseguran el confort y el descanso. En la segunda planta está el resto de dormitorios con baños propios, jardines privados y salida a la terraza. Completa esta planta una sala de cine totalmente equipada, un gimnasio y sauna finlandesa con cromoterapia. La entrada con su acceso al garaje de tres plazas dispone de ascensor, numerosos espacios de almacenamiento y bellos jardines circundantes.

Según sus creadores, “Cada villa busca promover la comunicación con la naturaleza, la armonía y el regocijo. Hemos querido que cada miembro de la familia tenga su espacio íntimo para disfrutar, relajarse y compartir con los demás. La idea es que las viviendas potencien la capacidad que tienen todas las personas para ser felices“. Sin duda, lo han conseguido.

Altea, enclavada en una bahía, surge bella y encantadora entre el mar y la montaña, despuntando con la cúpula azul y blanca de su iglesia parroquial sobre el Mar Mediterráneo al norte de Costa Blanca (Alicante), en la comarca de la Marina Baja. En esta bella localidad blanca y mediterránea, descienden las calles de casas encaladas mansamente hasta el mar, en un entorno de bonitas calas y playas que se suceden por un litoral plagado del mismo encanto blanco que guarda su casco urbano, un regalo del mediterráneo que merece la pena conocer y disfrutar. Durante años, Altea ha sido refugio de artistas y poetas como Benjamín Palencia, Eberhard Schlotter o el mismísimo Rafael Alberti, atraídos por su tranquilidad y belleza. En el entorno de esta preciosa localidad encontramos Altea Hills, muy cerca de el Club de Golf Don Cayo y el prestigioso Club Náutico Marina Greenwich, uno de los mejores de todo el litoral mediterráneo. La urbanización dispone de restaurantes, cafeterías y bares, pistas de tenis, piscinas exteriores e interior climatizada junto con varias zonas de recreo infantil. Una zona perfecta de inviernos suaves y veranos templados, que invita a disfrutar de una vida al aire libre perfecta para practicar cualquier clase de actividad y deporte sin que falte ningún tipo de servicio.

Altea, se abre en una amplia ensenada que pone su límite por el norte con con Alfaz del Pi, cuya playa cierra la misma a los pies de Punta Bombarda y el faro de Altea. La primera playa de aguas cristalinas se encuentra junto a la Marina, que cuenta con una atractiva oferta deportiva de centro de buceo, escuela de vela y alquiler de cruceros. Esta oferta la encontramos también en el puerto y en el club náutico. A continuación, las más concurridas playas de l’Olla y Cap Negret ambas con todos los servicios que puedas desear. Al sur, junto al puerto, se encuentran playas urbanas de aguas transparentes que siguen la línea de la costa hasta llegar a Calpe, ya en la comarca de la Marina Alta. Cerca, también podrás conocer interesantes zonas residenciales y turísticas como Villajoyosa, Finestrat o Benidorm, la emblemática y singular localidad de Costa Blanca que alza sus rascacielos frente al mar, o de las conocidas localidades de Benissa, Teulada o Jávea.

En Costa Blanca, disfrutarás de 218 kilómetros de costa y playas de aguas tranquilas y arenas blancas. Descubrirás montañas que se asoman al Mediterráneo, y muchas playas, algunas con reconocida fama como las playas de Levante y Poniente, en Benidorm. Al sur, la naturaleza de Costa Blanca también te depara sorpresas agradables como las dunas de Guardamar; el Peñón de Ifach en Calpe; las Lagunas de Torrevieja y La Mata, junto las zonas residenciales de Orihuela Costa; la Reserva Natural de la Isla de Tabarca y su fauna marina, o las Fuentes de Algar, un conjunto de cascadas y manantiales en Callosa d’En Sarrià. Costa Blanca también es muy conocida por su ocio nocturno y por sus fiestas tradicionales como las de Moros y Cristianos o las famosas Hogueras de San Juan que se celebra en toda su costa y en la ciudad de Alicante.

ArquitectoCarlos Gilardi  Interiorismo: Erik Kuster y Pepe Cabrera

Quizá también te puede interesar en otras zonas de Costa Blanca:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario