2º Semestre 2016: El precio de la vivienda nueva al alza en todas las capitales

En la segunda mitad del pasado año 2016, el precio medio de la vivienda nueva en España aumentó un 1,9% de media en las capitales de provincia, alcanzando los 2.120 euros por metro cuadrado, según el Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario de la tasadora Sociedad de Tasación (ST). El promedio anual en 2016 ha encarecido la obra nueva un 3,3%, haciendo que sus precios vuelva a subir por segundo año consecutivo. Supera al porcentaje registrado en 2015, cuando el precio se incrementó un 2,9%, la primera subida que se daba desde 2007. Además, este es su cuarto semestre consecutivo de crecimiento.

Por primera vez los precios han aumentado en todas las capitales, entre las que destacan Madrid y Barcelona, con un crecimiento del 3,8% y el 2,8% respectivamente en el último semestre, acumlando a su vez una variación anual del 4,9% y el 6% en ambas capitales. Muy por debajo está la subida registrada en el resto de ciudades. Las dos velocidades a las que se mueve el mercado inmobiliario español sigue siendo un hecho. De este modo, las capitales de provincia, lideradas por Barcelona (3.518/m2), San Sebastián (3.327/m2), y Madrid (2.966/m2), siguen ejerciendo de motor en el incremento de los precios del territorio nacional. Por contraposición, las capitales que presentan los precios más bajos son Ciudad Real (1.153/m2), Badajoz (1.140/m2) y Cáceres (1.127/m2).

En términos generales, el precio medio de una vivienda de 90 metros cuadrados en las capitales de provincia se sitúa en 190.800 euros (2.120 euros/m2). Sin embargo, en el resto de urbes que no son capitales de provincia, el precio medio de una vivienda nueva se ha situado en 139.950 euros, a 1.555 euros el metro cuadrado.

Cataluña, Madrid y Baleares, las comunidades que más se encarecen

Por comunidades autónomas, Cataluña (3.164 /m2), Madrid (2.966/m2) y País Vasco (2.532/m2) presentan los niveles de precios en vivienda nueva más altos. Por el contrario, las comunidades que presentan precios de vivienda nueva más bajos son Castilla-La Mancha (1.372/m2), La Rioja (1.336 /m2), Murcia (1.196/m2) y Extremadura (1.135/m2),

En cuanto a la evolución semestral de precios, las comunidades en las que más creció el precio de la vivienda nueva en el último semestre fueron Cataluña (3,5%), Madrid, (2,8%), Baleares (1,6%) y Galicia (1,3%). En sentido contrario, Aragón (0,4%), Asturias (0,3%) y Cantabria (0,2%), son las comunidades que han experimentado un menor crecimiento en el último año.

Según Juan Fernández-Aceytuno, director de ST Sociedad de Tasación: “En 2016 se consolida la estabilización del sector por la evolución favorable de sus factores principales: el aumento apreciable de la cifra de transacciones, la subida generalizada de los precios aunque de manera discreta, la reactivación de la venta de vivienda sobre plano, la mejora en la accesibilidad al crédito y por último, una mejora de los parámetros macroeconómicos. De mantenerse las condiciones macroeconómicas actuales y las previsiones avanzadas a 2017, es probable que comience la recuperación del sector con un ciclo de crecimiento positivo, suave en la mayoría de los casos”.

El mayor esfuerzo para comprar casa, en Baleares

Las Islas Baleares, no tiene el precio de la vivienda más elevado y, sin embargo, es donde se requiere un mayor esfuerzo económico para comprar una vivienda. Adquirir una casa de tipo medio (90m2) en las islas sale nada más ni nada menos, que por el sueldo íntegro de 15,8 años. Una cifra que supera ampliamente la media nacional, que se sitúa en 7,5 años y, a años luz de otras comunidades, como La Rioja, donde es mucho más fácil comprarse una vivienda con apenas 4,6 años de sueldo íntegro, tal y como se desprende del último informe de tendencias de Sociedad de Tasación.

El mercado residencial de Baleares lleva varios años siendo totalmente prohibitivo para sus ciudadanos. Para que nos hagamos una idea, en el pico más alto, estos debían destinar el salario íntegro de 23,5 años para poder comprar una casa. Ninguna otra Comunidad Autónoma ha superado, históricamente, la barrera de los 20 años, de hecho, solamente Cataluña y País Vasco, han llegado a alcanzar los 15 años. Según los expertos, “ninguna familia debería destinar los ingresos de más de 4 años en pagar una vivienda”.

Esta dificultad para comprar una vivienda se refleja también en el Índice de Accesibilidad que elabora esta tasadora y que estima la relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano medio, y el teórico necesario para la adquisición de una vivienda, tomando como base los ingresos brutos anuales publicados por el INE. El resultado con base 100, muestra la posibilidad de comprar una casa estándar con una hipoteca a 30 años en la que la cuota resultante no exceda de un tercio de los ingresos netos. Cualquier valor por debajo, indica mayores dificultades para acceder a una vivienda.

A nivel nacional, este índice se sitúa en 104 puntos, cuando la base es 100. Es decir, a nivel nacional, el acceso a una vivienda nueva en propiedad parece posible. Hay doce regiones por encima de 100: La Rioja, Murcia, Aragón, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Asturias, Navarra, Castilla y León, Andalucía, Canarias y Galicia. Mientras que en cuatro comunidades autónomas (Baleares, Madrid, Cataluña y Cantabria), los posibles compradores no tienen fácil el acceso a una vivienda. Los que salen peor parados en esta estadística, una vez más, son los residentes de las Islas Baleares, con 54 puntos, muy lejos de la media nacional.

Con estas cifras en la mano, son ya casi cinco años en los que el nivel de esfuerzo para comprar una vivienda se ha mantenido estable. No obstante, se trata de medias muy generales. Cada familia es un mundo y las condiciones económicas muy diferentes. Por eso, si queremos calcular si el precio de un inmueble es el adecuado a nuestras posibilidades económicas, existe una regla muy sencilla: basta con multiplicar por cuatro nuestros ingresos brutos anuales. Así, por ejemplo, si nuestros ingresos brutos anuales son 40.000 euros deberíamos descartar viviendas (sean éstas nuevas o de segunda mano) de más de 160.000.

Fuente: Informe de Tendencias de vivienda nueva (2º Semestre 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google

Share

Deja un comentario