Estabilidad en el precio de pisos en alquiler entre el filón de directivos y universitarios

El precio medio del precio de la vivienda en alquiler en España se mantuvo estable en agosto, al no registrar variación con respecto al mismo mes del año pasado (0,0%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres retoma la estabilidad tras la caída del 0,1% que registró en julio. Además, el diferencial con la tasa de IPC general (-0,1%) se sitúa en una décima. En el acumulado de los ocho primeros meses del año, la evolución de los precios de los alquileres muestra un repunte del 0,1%. Mientras, propietarios de pisos, residencias e inversores aprovechan el filón inmobiliario que supone el alquiler a directivos y universitarios.

badalona-barcelona-alquiler

Por regiones, el coste de los pisos en alquiler subió en la Comunidad Valenciana (0,6%), Baleares y Melilla (las dos con un alza del 0,4%), Andalucía, Canarias y Ceuta (las tres con un 0,3% más), Cataluña (0,2%) y Asturias, Galicia y Murcia (todas con un 0,1% más).

En La Rioja y Castilla y León hubo estabilidad de precios. Mientras, los descensos más pronunciados se registraron en Castilla-La Mancha (-0,7%), Madrid (-0,6%), País Vasco (-0,6%), Cantabria (-0,3%), Extremadura (-0,3%), Navarra (-0,2%) y Aragón (-0,1%).

Los universitarios, un filón inmobiliario en auge

El comienzo del curso universitario arroja unas cifras optimistas en el mercado de alquiler. Según Alquiler Protegido, especialistas en el sector, el alquiler de pisos para estudiantes crece un 30% durante el mes de Septiembre y se esperan mejores perspectivas. El inicio del curso académico y universitario en la mayoría de las principales ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga, Salamanca, Santander o Valencia, convierte el sector residencial enfocado a estudiantes en un filón inmobiliario con gran demanda de alojamiento nacional e internacional, que impulsa el negocio de los pisos en alquiler, así como el alquiler compartido y las residencias de estudiantes.

Este mercado coexiste en las grandes ciudades universitarias en los barrios próximos a los centros académicos, donde se focalizan los colegios mayores y donde el parque de viviendas, muchas ya en manos de inversores, ha sido copado por estudiantes que proporcionan altos ingresos a los propietarios, lo que les posibilita mudarse a mejores casas.

Las residencias suelen ser el destino de los estudiantes de primer año, que después se van a viviendas arrendadas, cuyo precio es más asequible. Desde CBRE se apunta que el coste de una cama en una residencia en Madrid va de 550 a 850 euros por mes, mientras que la renta media de una habitación en un piso compartido está en 409 euros, según Uniplaces, portal especializado en reservas de este tipo de alojamiento. Posteriormente los estudiantes ya experimentados, prefieren más intimidad y comodidad y alquilan estudios o pisos pequeños y enfocan la opción de compartir con compañeros de confianza alquilando entre ellos de forma independiente.

En Madrid y Barcelona los directivos reactivan el alquiler de lujo

Encontrar una vivienda en los mejores barrios de Madrid y Barcelona puede convertirse en una tarea muy complicada para cualquier persona. Pero más aún cuando el que busca es un directivo extranjero que acaba de llegar a la ciudad, no conoce el mercado y actúa contrarreloj. Sin embargo, la odisea de buscar un hogar en un país desconocido puede evitarse gracias a las empresas de “relocation” (recolocación) que se encargan precisamente de encontrar la casa perfecta para cada cliente y no solo eso, también se ocupan de encontrar un colegio para sus hijos, enseñarle la cultura, las costumbres, la gastronomía o los espacios de ocio que hay en la que será su nueva ciudad.

Este segmento, que nutre al mercado de alquiler de lujo, ya existía antes de la crisis, sin embargo, la globalización y la necesidad de crecer en otros mercados ha potenciado el movimiento empresarial entre países en los últimos años, generando un negocio que ya mueve unos 80 millones de euros anuales, según José Antonio de Ros, director general de Eres Relocation Services.

El alquiler mínimo en el que se mueven se sitúa entre los 900 y 1.200 euros. Pero estas cifras varían mucho dependiendo del rango y la empresa. En Madrid, los directivos de muy alto nivel y que trabajan en importantes multinacionales, destinan entre 8.000 y 12.000 euros mensuales al alquiler de una vivienda. Sin embargo, en Barcelona, donde los precios están algo por debajo, los mismos ejecutivos encuentran vivienda a partir de los 5.000 euros mensuales. En el caso de altos directivos y mandos intermedios, el alquiler rondaría los 2.000 y 3.000 euros en ambas ciudades.

En Barcelona suelen instalarse en la zona alta, por Pedralbes, mientras que en Madrid escogen Somosaguas (Pozuelo de Alarcón) y La Moraleja (Alcobendas). Si el directivo viene solo, los criterios cambian por completo y en este caso se decantan generalmente por zonas céntricas, siempre que haya buenas comunicaciones con su lugar de trabajo. “Salamanca es el barrio que más les gusta, seguido de Chamberí y también de la zona Centro“.

Fuentes: elmundo.com y eleconosmista.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario