El precio de la vivienda sube un 0,8% sostenido por Cataluña, Madrid y Canarias

El mercado residencial sigue acentuando las diferencias entre los territorios en recuperación y los que aún no han finalizado su ajuste. Así, el precio de la vivienda en España moderó ligeramente su ritmo de crecimiento en el tercer trimestre con una subida del 0,8% según el Índice Tinsa IMIE Mercados Locales, frente al 1,5% del primero y el 1% del segundo. Analizado el año 2016 de forma aislada, desde enero el precio medio se ha incrementado gracias al crecimiento en Cataluña (6,5%), Madrid (4,8%) y Canarias (3,8%) que lideran la consolidación de precios.

montgat-barcelona-cieloymar

También registraron alzas superiores al 1% en los últimos 12 meses las Comunidades Autónomas de La Rioja (3,7%), País Vasco (3,5%) y Andalucía (1,4%). No obstante y a pesar de la mejora generalizada, el mercado residencial sigue acentuando las diferencias entre los territorios en recuperación y los que aún no han finalizado su ajuste, como las zonas con las caídas más pronunciadas: Murcia (-4,9%), Cantabria (-4,1%), Navarra (-3,3%) y Castilla y León (-3,1%),

Desde precios máximos en 2017, las mayores caídas acumuladas corresponden a La Rioja (–55,9%), Castilla-La Mancha (-52,1%), Navarra (-50,7%) y Aragón (-50,3%), que completa el grupo de los descensos superiores al 50%. Las comunidades autónomas que mejor han mantenido su nivel de precios en los últimos 9 años son Baleares (-28,3%), Extremadura (-29,9%) y Galicia (-33,4%).

Por provincias, el crecimiento lo han liderado Barcelona (+6,8%) y Málaga (6,1%), gracias a su marcado carácter turístico, según Tinsa. Otras provincias con revalorizaciones importantes son Cuenca (5,5%), Cáceres (5,3%) y Guipúzcoa (5,2%). En Madrid, el precio medio se ha incrementado un 4,8% en tasa interanual. En el lado contrario, los mayores descensos han sido protagonizados por Teruel (-6,6%) y Orense (-5,2%). En Murcia, Segovia y Cantabria el ajuste supera el 4%, con más intensidad que en León (-4%), en Ávila (-3,6%) y en Valladolid, Badajoz y Navarra (-3,3% en las tres provincias). En general, las zonas de interior alejadas de las grandes ciudades son las que aún no han finalizado el proceso de ajuste.

Las provincias que más han corregido su precios desde máximos de 2007 son La Rioja (-55,9%), Toledo (-55,7%), Guadalajara (-54,6%) y Zaragoza (-53,2%). El ajuste supera también el 50% en Tarragona, Navarra, Ávila, Huelva, Girona y Lleida. En el extremo contrario, los menores descensos acumulados en los últimos nueve años, todos ellos por debajo del 30%, se sitúan en Orense, Cáceres, Islas Baleares y Teruel.

Las capitales, lideradas por Barcelona y Santa Cruz de Tenerife

Las grandes ciudades y algunos enclaves turísticos destacan con los incrementos de precios más acusados en el último año. La evolución más positiva corresponde a Barcelona, con un alza del 8,8%, por delante de Santa Cruz de Tenerife (7,4%), Cáceres (7,3%) y Bilbao (6,9%). También las capitales de Cuenca, Valencia y Madrid registraron incrementos superiores el 5% respecto al tercer trimestre de 2016. Las mayores caídas en tasa interanual entre las capitales con datos disponibles fueron las de Murcia (-8,1%), Segovia (-7,9%), Albacete (-7,5%), Ourense (-7,1%) y Lleida (-6,6%).

Guadalajara se mantiene como la ciudad con el mayor ajuste a la baja en su precio medio desde máximos de 2007 (un 59,3%), seguida de Logroño (-58,6%), Tarragona (-57,5%) y Zaragoza (-56,8%). Otras nueve capitales se han depreciado más de un 50% en estos últimos nueve años. Los menores descensos en el valor medio desde 2007 corresponden a las ciudades de Ourense (-26,8%), Cáceres (-29,3%) y Santa Cruz de Tenerife (-31,5%).

10,6 meses para vender …y para comprar: el 21% de los ingresos

Según Tinsa, considerando la oferta de vivienda en venta y el ritmo de transacciones, el plazo medio para vender una vivienda en España está en torno a los 10,6 meses, una décima más que en el trimestre anterior, debido al aumento del volumen de oferta disponible. Las provincias más líquidas (aquellas en las que las ventas se realizan con mayor rapidez) son Madrid (6,4 meses), Las Palmas (7,1), Santa Cruz de Tenerife (7,3) y Badajoz (7,8 meses). En las capitales de Barcelona y Madrid, el plazo medio de venta está en cinco meses.

Entre los mercados residenciales menos líquidos destacan Cantabria, donde se tarda de media más de año y medio en encontrar comprador, y las provincias de Ávila, Álava y Salamanca, cuyos plazos de venta se mueven en una banda entre los 15,7 y los 17 meses.

Por otro lado, si se analiza el esfuerzo financiero como la relación entre el nivel de ingresos familiares brutos y el coste de afrontar el primer año de hipoteca, la compra de una vivienda exige destinar un 21% de los ingresos, frente al 33% que se requería en el punto álgido del ‘boom’ inmobiliario. Entre las provincias analizadas, destacan Málaga, con el mayor esfuerzo, del 34%, e Islas Baleares, con el menor: un 28%. Madrid y Barcelona se mantienen en torno a la media nacional, un punto porcentual por debajo de Sevilla (22%) y por encima de Valencia (16%) y Zaragoza (18%).

Fuente: Tinsa IMIE Mercados Locales (Tercer Trimestre 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario