Casa de blanco y azul en Cala Carbó, Ibiza: serena belleza abierta al Mediterráneo

Con las nubes de los últimos días del verano regresamos hasta otro fantástico rincón de las Islas Baleares, concretamente en Cala Carbó, a 8 km de Sant Josep de Sa Talaia, al interior de la Reserva Natural de Cala d’Hort, al sur de la isla de IbizaAllí encontramos una preciosa casa con vistas al mar Mediterráneo, que fue levantada en los años 90 por los arquitectos Planas & Torres. Es propiedad de un norteamericano bohemio, deportista, coleccionista de arte y amante de la isla, que encargó al estudio de interiorismo Melián Randolph la reforma de esta fantástica vivienda de diseño moderno, inspirada en la Villa Tugendhat de Mies van der Rohe, tanto en la idea de la relación visual entre el espacio interior y exterior, así como su concepción del plano libre, donde los espacios ligados a una función son definidos sin separaciones. El resultado fue una maravillosa casa con una espectacular y serena belleza abierta al mar ideal para recibir los nuevos días del otoño.

3

2

1

La vivienda se distribuye en dos volúmenes. En uno se encuentran las zonas comunes en las que está constantemente presente el exterior, gracias a la transparencia que le aportan las paredes invisibles a través de enormes cristaleras. En otro, más opaco y compacto, nos encontramos con el área más privada, en donde destaca la privacidad del dormitorio principal que se consiguió gracias a unas espectaculares puertas diseñadas, de suelo a techo, en nogal y cristal. En el exterior, alberga una amplia piscina desbordante, que se prolonga hasta una zona de tertulia que, tras una franja de vegetación, dirige la mirada hasta el mar. Un muro exento adosado a uno de los lados de la piscina rompe la horizontalidad de las vistas desde el comedor.

4

5

7

8

6

9

12

11

En cuanto a la decoración, la combinación de piezas de diseño, las obras de fotografía contemporánea que entusiasman al propietario y el enriquecimiento de los colores, son las bases principales de la misma. No obstante para paliar la brillante luminosidad ibicenca y ganar en calidez, la pared que recorre desde el hall de entrada hasta el extremo opuesto de la vivienda se pintó en un tono gris antracita claro. Arquitectura de corte racional en su forma originaria, calidez y preciosas vistas mediterráneas hacen las delicias de esta casa.

13

14

15

10

16

17

18

La Cala Carbó pertenece al municipio de Sant Josep de Sa Talaia, al sur de la isla de Ibizaa tan sólo 8 km de este municipio, es una de esas pequeñas y mágicas playas con encanto que ofrecen las Islas Baleares, en esta ocasión en plena Reserva Natural de Cala d’Hort. Su ambiente familiar, las rocas recortadas de forma irregular que la envuelven y la transparencia del agua en el que el mar permanece calmado hacen de ella un rincón muy agradable y tranquilo. Cuenta con dos restaurantes de pescado de gran calidad (Balneario y Can Vicent), servicio de hamacas y una pequeña tienda de ropa. Pese a sus reducidas dimensiones, esta pequeña playa nunca está agobiante de gente, ni siquiera en los meses de mayor afluencia turística. Los meses de verano, nadar hasta la salida de la cala para contemplar la puesta de sol, constituye un ritual inolvidable.

Sant Josep de Sa Talaia está formado por varios núcleos urbanos, siendo los principales: Sant Jordi de Ses Salines, Sant Francesc de S’Estany, Es Cubells, Sant Agustì d’Es Vedrà y Cala de Bou. Este municipio, con 84 km de costa, es el que más playas tiene de la isla como: Ses Salines, Cala Conta, Cala Bassa, Cala Vedella, Cala Tarida, Playa de en Bossa, Cala Jondal, Sa Caleta y otras muchas calas más pequeñas. En la isla, podrás además descubrir la luz, el sol y el encanto del Mediterráneo en Santa Eulalia del Río, Sant Antoni de Portmany, Sant Joan de Labritja, donde podrás descubrir naturaleza virgen, inolvidables atardeceres o la calma de una terraza con vistas al mar en espacios de ensueño y un encanto mediterráneo espectacular. En la isla de Ibiza además de diversión, te ofrece la tranquilidad y el descanso de su costa, que compite en belleza con los paisajes del interior de la isla. Además, la ciudad de Ibiza ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su riqueza cultural, entre la que destaca el yacimiento fenicio de Sa Caleta o el encantador centro histórico de la ciudad: Dalt Vila.

Junto con la isla de Ibiza, Formentera o Menorca, en Baleares enamora con igual intensidad la isla de Mallorca. Con casi 80 kilómetros y a lo largo de sus 550 kilómetros de costa, sobresale por su diversidad, junto con calas y algunas de las playas más bellas de las islas. Playas blancas dotadas con todos los servicios o pequeñas ensenadas entre pinares y acantilados, además de rincones llenos de naturaleza del interior de todas las comarcas de la isla: Palma, Raiguer, Pla de Mallorca, Migjorn o Llevant. Mallorca destaca el paisaje marcado por los contrastes de la Sierra de Tramuntana, lugar donde la montaña se encuentra con el mar Mediterráneo. Esta cordillera de más de cien kilómetros discurre paralela a la costa (desde el municipio de Andratx hasta el cabo Formentor) ha sido el refugio elegido por escritores, pintores, famosos y aristócratas durante mucho tiempo.

Rehabilitación e interiorismo: Melián Randolph

Quizá también te pueda interesar en las Islas Baleares:

  • Encontrar pisos y casas en alquiler de vacaciones
  • Encontrar pisos y villas en venta (oportunidades, rebajados…)
  • Encontrar pisos y casas en alquiler de larga temporada

Síguenos: FacebookTwitterGoogle+

Share

Deja un comentario