Villa Mandarina: Paraíso blanco en Casares (Costa del Sol) lleno de encanto, luz y mar

Seguimos inspirados por el encanto, la serenidad y la luz estilo mediterráneo, que nos lleva en esta ocasión a conocer un paraíso blanco junto al mar en una fantástica villa en Casares (Málaga), en el extremo más occidental de la Costa del SolSe llama Villa Mandarina y su propietaria, la decoradora e interiorista Ana T. Béjar, fue la encargada de potenciar al máximo la luz y la tranquilidad de esta preciosa casa ubicada en una preciosa zona donde la naturaleza y las vistas al mar son los protagonistas.

1

19

Siendo una vivienda de los años 70 llena de tabiques que la dividían y oscurecían, se rehabilitó de tal manera que se pasó a convertirla en una villa natural y sencilla, con el blanco como protagonista principal en cada una de las estancias, que la llenan de amplitud y luminosidad. Los amplios ventanales son los encargados de llenarla de luz y sol de forma natural. Y los exteriores hacen de la casa el lugar perfecto para disfrutar del descanso, de reuniones, de la naturaleza y del mar. Así es como nos podemos encontrar espacios de sereno blanco, tanto una zona de comedor elegante y abierto a la terraza, como otra de relax con toques “chill out” junto a una genial y mediterránea piscina, con toques de vitalidad y color con el azul sereno del agua y los textiles creando un ambiente espectacular.

2

3

4

5

7

8

6

12

Los espacios amplios y sencillos, tanto en el diseño como en los complementos, se llenan de color a través de la mezcla de estilos en los tejidos y piezas contemporáneas. Así es como nos encontramos un estilo mediterráneo en el salón a dos alturas, donde están ubicadas la zona de estar y la cocina-comedor. Sin embargo la sala de estar, que se puede usar de dormitorio, sorprende por una decoración más étnico y marroquí. Uno de los dormitorios aporta un toque indie con el cabecero en bambú y sin embargo el otro dormitorio mantiene un estilo más tradicional, donde un gran ventanal regala unas magníficas vistas al mar. Todos estos contrastes hacen de esta luminosa y tranquila villa un lugar ideal para vivir y disfrutar de los magníficos veranos de la Costa del Sol. Puedes encontrarla publicada en Spainhouses.net para su venta si deseas más información

13

9

11

14

15

16

17

18

Casares es el “prototipo de pueblo blanco andaluz” ubicado en el extremo occidental de la Costa del Sol de Málaga. Está situado en el límite con la Costa de la Luz (Cádiz), teniendo al este Estepona, al sur Manilva y el mar Mediterráneo, y al oeste con San Roque y Jimena de la Frontera, ya en la provincia de Cádiz. El municipio se divide en el pueblo de Casares, rodeado de naturaleza entre la Serranía de Ronda y el Parque Natural de Sierra Bermeja; la zona de Casares Costa que abarca las zonas de playa del Mediterráneo de la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar. Tres ambiente diferentes que forman parte de Red Andaluza de Espacios Naturales Protegidos.

El pueblo de Casares, de casas encaladas de blanco sobre un antiguo trazado árabe de calles estrechas, empinadas y sinuosas, se sitúa sobre un cerro de la serranía de Ronda, dando lugar a uno de los pueblos más bellos de la provincia de Málaga, lo que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico Artístico en 1978. Entre sus monumentos destacan las ruinas de un castillo árabe, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, del siglo XVII o el convento de Santa Catalina, del siglo XVI. En la zona de la costa, Casares ofrece tranquilas zonas urbanizadas de reciente aparición, a partir del desarrollo del turismo, ya que su núcleo central se encuentra en el interior del mismo. Está formado por numerosas urbanizaciones dispuestas alrededor de campos de golf y varias estupendas playas, como Playa la Sal, Playa Chica, o Playa Ancha: un largo y espacioso arenal abierto al mar que discurre entre el arroyo la Parrilla y el río Manilva, cercana al Puerto Deportivo de La Duquesa en Manilva y al puerto pesquero de Sabinillas. Se encuentra salpicada de bonitas urbanizaciones de casitas con piscina y jardín.

Con sus más 300 días de sol al año, Costa del Sol es, sin duda, una de las mejores zonas para vivir o para disfrutar de unas maravillosas vacaciones. A poca distancia de Casares, encontramos localidades interesantes, con todo tipo de servicios para disfrutar junto al mar en Manilva, EsteponaMarbella, Nueva AndalucíaPuerto Banús o Benahavís. Al Este, localidades como Mijas Costa, FuengirolaBenalmádenaTorremolinos y Málaga capital con su importante actividad comercial, cultural y de negocios. En la Costa del Sol oriental (La Axarquía), con los acantilados de Maro, pasando por Nerja con su famoso Balcón de Europa, el encanto de Torrox Costa, las extensas zonas de naturaleza de Vélez-Málaga y la playa de Torre del Mar, hasta llegar al Rincón de la Victoria, Costa del Sol (Málaga), una zon a cosmopolita y mediterránea, y sin duda, una de las mejores zonas para vivir o disfrutar.

Decoración e interiorismo: Ana T. Béjar (Etno Design) – Fotos: +Fotogénica

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Costa del Sol:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario