Unas nuevas elecciones costarían 130 millones, lo mismo que 1.500 pisos sociales

Después del fallido debate de investidura de Pedro Sánchez y de unos meses de dudas en el panorama político, las elecciones el próximo 26 de junio son la posibilidad cada vez más segura. Sin embargo, convocar unos comicios electorales de nuevo no es, sin embargo, nada barato: los algo más de 130 millones de euros que costaría volver a poner en marcha la maquinaria electoral equivaldrían al coste de construir un hospital de 270 camas, a 43 escuelas o 1.484 pisos sociales y más de 650 viviendas libres.

eleccionesgenerales1

A este contexto se une la caída de confianza y al temor que la situación afecte a la buena dinámica de recuperación inmobiliaria iniciada en 2014 y estabilizada a lo largo de 2015. Así, según  el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (Coapi) de Madrid, la inestabilidad política, está introduciendo en el sector inmobiliario “el factor del espejismo en la recuperación” ralentizando la inversión y la venta de pisos y casas.

Un hospital de 270 camas, 43 escuelas o casi 1.500 pisos sociales

Según el Ministerio del Interior, el presupuesto de las pasadas elecciones generales del 20 de diciembre, tuvo un gasto total que ascendió a 130.244.505,08 millones de euros. equiparables al presupuesto autonómico destinado a Castellón o a Jaén para este año 2016, todavía prorrogados ante la incertidumbre política. Si se llegara al extremo de celebrar otras elecciones, todo apunta a que la cifra sería bastante similar: Logística (12,5 millones), Administraciones Públicas (55,1 millones), Correos (48 millones) y telecomunicaciones (12,8 millones), más un millón y medio de euros destinados a imprevistos.

Con esta misma cifra, según un estudio realizado por Nestoria, se podrían pagar nada menos que 1.484 pisos de protección oficial de 80 metros cada uno, teniendo en cuenta que el precio medio en España para la VPO es de 1.095 euros por m2. La cantidad de viviendas libres equivalente al coste de las elecciones es menor, aunque nada desdeñable, si se tiene en cuenta que con este dinero podrían adquirirse más de 642 pisos de 80 m2 al precio medio que se paga en la ciudad de Madrid.

Si ponemos el foco en las infraestructuras, el coste de las elecciones sería prácticamente equivalente al de un hospital pequeño-mediano. Así, por ejemplo, el coste del Hospital Sant Joan de Reus (en Tarragona), que consta de 274 camas, se cifró en 138 millones de euros, por lo que con el dinero de las elecciones se podría construir un hospital de dimensiones parecidas o pagar más de la mitad de otro complejo hospitalario más grande, como el de Burgos, cuyo coste asciende a 210 millones de euros.

Pero las comparaciones se centran en el sector educativo, resulta que el coste de unas elecciones generales es el equivalente a 43 escuelas como la que se proyecta en el distrito madrileño de Moncloa-Aravaca (en la calle de Islas Bisagos), cuyo coste asciende a 2,97 millones de euros, que correrán a cargo del Ayuntamiento que preside Manuela Carmena.

La situación política no mejorará dentro de un año

La incapacidad de los políticos para concretar acuerdos, está fomentando una creciente situación de inestabilidad política, donde día a día, cae la confianza. Así, ocho de cada diez españoles consideran que la situación política es mala (37,6%) o muy mala (42,3%), según el barómetro de marzo que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La encuesta, publicada hace apenas una semana, refleja que la situación dentro de un año no solo no mejorará, sino que será igual (31,5%) o peor (21,6%).

Así, Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los españoles pintan un escenario político negativo, igual (42,4%) o peor (46%) que el panorama que ya retrataban hace un año. El último barómetro (que corresponde a febrero y que, por tanto, se realizó antes del intento de Sánchez para ser investido) mostraba ya resultados similares: el 35,7% de los encuestados calificaba de mala la situación política española; el 35,7%, de muy mala; y el 18,2%, de regular. Solo el 2,2% pensaba, entonces, que era buena o muy buena.

situacionpolitica-cis

En general, la percepción de los españoles es que la situación política está peor que nunca, más incluso que la situación económica, que en los últimos años ha sacudido los cimientos de la sociedad. Después de estos 100 días de estancamiento institucional, con investiduras y negociaciones que no cuajan, una gran mayoría de españoles (el 94% según Metroscopia) se muestra descontento con la coyuntura política, 17 puntos por encima de la insatisfacción que produce la situación económica pese a sus terribles efectos en la población española.

A pesar de las elecciones del pasado 20 de diciembre abrieron la posibilidad para un nuevo tiempo (con nuevos protagonistas) que pudiera volver a ilusionar y reconciliar a la sociedad con la política como instrumento de transformación, la amplia mayoría de los españoles se muestra insatisfecha con la situación. A la persistencia de la corrupción (cada día con nuevos capítulos) se añade la incertidumbre y frustración que produce la mala gestión de los partidos y sus líderes para alcanzar acuerdos para formar un Gobierno.

Fuentes: elpais.com y negocios.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Una respuesta a “Unas nuevas elecciones costarían 130 millones, lo mismo que 1.500 pisos sociales”

  1. rodrigo dice:

    Pisos hay demasiados y democracia muy poca. Unas nuevas elecciones son necesarias para evitar que sigan gobernando los corruptos.

Deja un comentario