En 2016 subirá la venta de viviendas un 10% y los precios no bajarán más, según BBVA

Los precios de la vivienda han dejado atrás sus valores mínimos y a finales de 2015, ya presentaban revalorizaciones en todas las comunidades autónomas, tanto para la vivienda nueva como para la usada, hasta superar el 10% las revalorizaciones en comunidades como Madrid y Baleares, según el último informe “Situación Inmobiliaria España” de BBVA Research. Además, el empleo y la renta de las familias van a estimular la demanda de vivienda, llegando a afirmar que “la venta de pisos y casas en 2016 va a registrar un incremento en torno al 10%, y los visados para la construcción de nuevas viviendas crecerán a una tasa anual del 30%”.

arroyodelamiel-malaga

En 2015 empezó el cambio de tendencia. La venta de viviendas fue un 8,6% superior que en 2014, gracias a la solidez de la demanda y la expansión del crédito hipotecario, que está siendo y será clave en la recuperación del mercado. Los flujos de financiación a las familias para la compra de vivienda están evolucionando a buen ritmo y la tendencia indica que esta evolución continuará a lo largo de 2016. La financiación a promotores ya presentó flujos positivos en 2015 y se consolidará suavemente en 2016.

Los precios no van a bajar más, ya que según la entidad han dejado atrás sus valores mínimos y a finales de 2015 ya presentaban revalorizaciones (a nivel agregado) en todas las comunidades autónomas, tanto para la vivienda nueva como para la usada. BBVA apunta así, hacia un crecimiento del precio de la vivienda en torno al 3% en 2016 en el conjunto nacional. En los mercados más activos, como el litoral mediterráneo y los grandes núcleos urbanos con gran actividad económica, los precios muestran ya repuntes relevantes. En los mercados menos activos, “el precio todavía no ha tomado la tendencia creciente y permanecerá estable en términos reales”. Las zonas de mayor revalorización se encuentran en Baleares, MadridCataluña y Canarias. En sentido contrario, Aragón, Navarra y La Rioja fueron los territorios donde menos se encarecieron los inmuebles.

En cuanto a la evolución de la demanda de viviendas en el medio y largo plazo, BBVA Research explica que la mejora de la economía está incentivando una menor salida de población del país y supone un nuevo atractivo para la llegada de nuevos inmigrantes. “Si en el largo plazo, la economía española creciera a su PIB potencial de media, la inmigración será el elemento que mitigue las limitaciones de una población que envejece. Las previsiones indican que se verán saldos migratorios positivos en el corto plazo, lo que será un nuevo incentivo para la demanda residencial”.

La buena marcha de la vivienda, unido al mayor dinamismo en el mercado del suelo, garantiza el avance de la actividad constructora. Se espera que en 2016 la inversión en vivienda vuelva a crecer, elevando su peso en la economía, hasta niveles próximos al 4,5% del PIB. Por su parte, los permisos para iniciar viviendas mostraron un impulso del 43% respecto a 2014. Solo en el primer mes de 2016, las transacciones de viviendas aumentaron el 20,4% respecto al mes de diciembre.

Respecto al “stock” de vivienda nueva en España, disminuye acompañada por el alza de la demanda residencial, está permitiendo, según el informe del BBVA, el descenso del inventario de casas nuevas en oferta, de manera que en regiones como Madrid, Cantabria o Extremadura la sobreoferta ha dejado de ser un problema para el mercado.

Finalmente, la entidad financiera considera que las incertidumbres “se están traduciendo en un mercado inmobiliario más errático y que en la medida que éstas se prolonguen, el mercado continuará mostrando cierta volatilidad“. En cualquier caso, añaden, “a medio y largo plazo, la solidez de estos fundamentales augura aumentos en la venta de viviendas”.

Los extranjeros, responsables en gran parte de la recuperación inmobiliaria

Del informe “Situación Inmobiliaria España” realizado por el servicio de estudios BBVA Research, realizado con los datos del Ministerio de Fomento, se deduce que el comprador extranjero es responsable de una parte importante de la venta de viviendas, que en el caso de zonas como Baleares, MurciaCanarias, alcanzaron casi la mitad de las operaciones de compraventa realizadas en 2015, siendo un mercado vital en estas zonas para la recuperación inmobiliaria.

La orientación de zonas como Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana o Andalucía hacia el turismo, explica este repunte de los precios de la vivienda, al ser zonas que constituyen un “polo de atracción para que los extranjeros establezcan su retiro o segunda residencia“. En Madrid, en cambio, la pujanza del mercado interno (fortalecido por la recuperación económica que experimenta la comunidad) es el factor que reflota los precios.

Fuente: BBVA Research “Situación Inmobiliaria España

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario