Rentabilidad récord del 8,8% en las rentas de las viviendas en alquiler en 2015

La inversión residencial se consolida por su bajo riesgo. El rendimiento bruto de los pisos (alquiler más plusvalía a un año) registró en 2015 su mejor año desde el “boom’ inmobiliario”. Así, a medida que se consolida la recuperación del mercado residencial, la vivienda se consolida como una inversión atractiva. Comprar un piso para luego ponerlo en el mercado del alquiler es, hoy por hoy, una operación con una elevada rentabilidad y bajo riesgo, confirmándose como la opción preferida de los inversores a largo plazo. No en vano, la vivienda cerró el año 2015 con una rentabilidad media del 8,8%, la cifra anual más alta desde 2006, según los datos del Banco de España.

rentabilidadalquiler-vivienda1

Para calcular la rentabilidad de una vivienda, el Banco de España tiene en cuenta no sólo el rendimiento bruto del alquiler (4,6%, en diciembre del año pasado), sino, también, la plusvalía a 12 meses, que añade 4,2 puntos porcentuales adicionales. De ahí que multitud de pequeños y medianos inversores se hayan fijado en el mercado residencial como refugio ante la escasa rentabilidad de otras inversiones. El rendimiento de las casas y pisos en alquiler es seis veces superior al 1,44% que ofrece la deuda pública a 10 años, y 22 veces mayor que el 0,4% que rentan los depósitos. Entretanto, el rendimiento del Ibex 35 es negativo (-24,3% en febrero, según el Banco de España).

Según el organismo dirigido por Luis María Linde, el 8,8% de la rentabilidad de la vivienda en 2015, es la mayor alcanzada desde el 17,7% de 2006. Ni siquiera en 2007, el año del pico de la burbuja, se registró un dato mayor (entonces fue del 8,6%). Desde 2008 a 2013 la rentabilidad fue siempre negativa, y 2014 cerró con un 6,4%, 2,4 puntos menos que el año siguiente.

Para Julio Gil, presidente de la Fundación de Estudios Inmobiliarios (FEI), “Es un dato muy bueno que confirma el cambio de tendencia del mercado residencial, iniciado en 2014. La conjunción de la evolución positiva del precio de la vivienda y la tendencia de las rentas del alquiler han dado como resultado una rentabilidad muy elevada que confirma la estabilización del mercado y que pone en un lugar relevante a la vivienda frente a otros activos de inversión, destacando por una muy buena relación del binomio rentabilidad-riesgo“. Eso sí, si bien “este indicador confirma la cada vez más sólida estabilización del mercado, pero no se debe confundir con una situación de crecimiento abrupto”.

El dato del Banco de España va en la línea con la plusvalía que están registrando las Socimis, por tanto parece coherente”, apunta José Luis Ruiz Bartolomé, socio de Certus Capital. “Todos somos testigos de la revalorización de la vivienda en las grandes ciudades. Al tiempo, la rentabilidad por alquiler está en un nivel sano. Podría aumentar, pero no creo que mucho, porque los salarios no van a subir mucho”, añade.

Según los expertos, en la actualidad se vive el mercado vive un momento de alta rentabilidad y bajo riesgo, algo muy poco común. Por ello, los expertos recomiendan invertir en viviendas bien localizadas y con una demanda elevada. Las zonas principales y la periferia del centro de las grandes ciudades son las mejores para comprar un inmueble y sacarlo después al alquiler. Las mejores opciones son apartamentos de menos de 80 metros cuadrados y una o dos habitaciones, ya que son los que tienen una mayor ratio de renta por arrendamiento por cada metro cuadrado.

Además, el precio de los alquileres mantiene mínimas caídas del 0,3% o el 0,4% si nos basamos en los índices de precios de consumo (IPC) de los últimos meses publicados por el INE, pero los precios suben en grandes ciudades y zonas de alta demanda, donde las expectativas de subida será cercana al 5% en 2016. A la crisis económica se le une el factor social, cada vez más gente alquila no sólo porque no pueden acceder a la compra de una casa, sino también porque se ha producido un cambio de mentalidad a favor del alquiler.

Por otro lado, cabe destacar que la rentabilidad neta (sumada la plusvalía) de la vivienda en España es del 5,2%, según el Instituto de Práctica Empresarial. Ésta se obtiene dividiendo los ingresos obtenidos por el alquiler (restándoles los gastos) entre el precio de la vivienda, más la revalorización a 12 meses. Por ejemplo, un piso que cuesta 100.000 euros y se alquila por 500 euros al mes (6.000 al año), con unos gastos de comunidad, IBI, etcétera, de 2.000 euros al año, tiene una rentabilidad del 4% (4.000 euros de ingresos netos divididos entre los 100.000 del precio). Si su revalorización es del 3%, la rentabilidad neta, del 7%.

Fuente: expansion.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

6 Respuestas a “Rentabilidad récord del 8,8% en las rentas de las viviendas en alquiler en 2015”

Deja un comentario