La inversión inmobiliaria en España baja hasta los 21.983 millones en 2015

El volumen de inversión en el sector inmobiliario en España cerró 2015 con 21.983 millones de euros, una cifra que arroja una caída del 15%, a pesar de que el número de operaciones se multiplicó por dos situando a Madrid como el motor del mercado por delante de Cataluña, según los datos de la consultora inmobiliaria Irea. Pese a que el volumen total de inversión cedió en 2015 con respecto a los casi 26.000 millones que se registraron en 2014, las transacciones de activos crecieron un 33% hasta los 12.848 millones y el número de operaciones se dobló hasta alcanzar 317 millones aunque el importe medio de las mismas disminuyó un 72% hasta 41 millones.

oficinas-madrid4

Según los datos de la consultora, las transacciones de activos inmobiliarios concentraron en 2015 una inversión de 12.848 millones de euros (un 33% más que en 2014) superando con creces la cifra registrada por las operaciones de carteras de deuda, 8.117 millones de euros (-36%), lo que supone una muestra de la normalización a la que tiende el sector tras su recuperación después de la crisis.

En 2015, los activos de carácter residencial han sido el colateral protagonista de las carteras de pisos y casas vendidas y suponen el 59% del volumen total transaccionado. Fondos de inversión y entidades financieras, de carácter principalmente internacional, han sido los compradores en la totalidad de operaciones de deuda cerradas en 2015.

Por lo que se refiere a la inversión desde el punto de vista del interés geográfico, Madrid se posiciona como destino preferido por inversores nacionales e internacionales, captando 5.222 millones de euros en 2015, (aproximadamente 1.000 millones más que en 2014) lo que representa el 41% del volumen de inversión total.

El sector de oficinas lidera la inversión

El sector de oficinas lideró la inversión concentrando el 39% del total y experimentando un crecimiento del 95 % respecto a 2014. Las socimis lideraron la inversión en el sector con 2.451 millones, el 54% de la inversión total. Madrid fue la ubicación más demandada con el 47% del total de la inversión, seguida de Barcelona, con el 11% restante.

La inversión en hoteles alcanzó 2.614 millones, una cifra récord que representa una subida del 142% respecto al año anterior, mientras que la actividad inversora en centros comerciales sumó 2.116 millones; la de comercios a pie de calle fue de 1.230 millones. La inversión en logística e industrial y locales comerciales generó 764 millones. La Gran Vía de Madrid fue el principal foco comercial con el 52% de las operaciones y 483 millones.

Por su parte, el sector residencial experimentó un crecimiento del 65% hasta los 1.361 millones y el 53% de las operaciones de residencial se configuraron como adquisición de bolsas de suelo en Madrid. Además, el 66% de las garantías que se ofrecieron en las transacciones correspondieron a activos residenciales.

Las operaciones de suelo triplicaron su volumen frente a 2014 hasta los 929 millones y el 76% de las mismas correspondieron a uso residencial. Las sociedades inmobiliarias y los fondos internacionales concentraron el 81% de las operaciones de suelo.

También se ha empezado a observar un mayor protagonismo del inversor nacional, que concentra el 20% de la inversión, mientras que las socimis lideraron la clasificación con el 41 % de los fondos en tanto que los inversores internacionales sumaron el 38 %, siendo en su mayoría europeos, estadounidenses y asiáticos. De entre las socimis, que duplicaron su inversión, Merlin concentró el 24,6% del total de la inversión en activos.

En 2015 las Socimis, grandes dinamizadoras del mercado inmobiliario, han destinado 5.237 millones de euros a transacciones de activos, posicionándose como líderes absolutos con una cuota del 41% en el mercado de inversión directa en activos inmobiliarios para su posterior rendimiento a través del alquiler.

Previsiones para 2016

Las previsiones para el sector inmobiliario en 2016 son positivas a pesar del clima de incertidumbre política en el que se encuentra España en estos momentos y las incógnitas de la situación económica global. En 2016 se prevé una reducción de la actividad de venta de carteras de deuda, tanto en número de operaciones como en volumen total, el mercado va agotando las oportunidades y entrando en una fase de estabilización.

Probablemente, se asistirá a un descenso de los volúmenes de inversión registrados en activos comerciales, sin embargo, el suelo residencial y los hoteles registrarán una fuerte actividad. La logística y la promoción residencial serán los mercados más atractivos para los inversores en 2016. El sector logístico necesita de un desarrollo y adaptación a nuevos modelos de negocio y se verá impulsado por el crecimiento del e-commerce, que en España tiene un peso cada vez mayor en el consumo nacional.

Por lo que se refiere al mercado de la vivienda, el mayor acceso a la financiación hipotecaria y el interés de promotores y fondos en invertir en este mercado, potenciarán en mayor medida dicha actividad. Por último, se estima que en 2016 un tercio de los activos objeto de transacción provengan de inversiones realizadas entre 2013 y 2015, por tanto entraremos en una fase de rotación de inversiones realizadas en los últimos tres años.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Una respuesta a “La inversión inmobiliaria en España baja hasta los 21.983 millones en 2015”

Deja un comentario