La vivienda más comprada en 2015, con un precio entre 50.000 y 100.000 euros

El mercado de la vivienda en España finalizó el pasado año en fase de normalización, marcando por primera vez desde que estalló la crisis subidas anuales en el último trimestre de 2015 con un encarecimiento medio de la vivienda terminada (nueva y usada) del 1% según el índice IMIE Mercados Locales elaborado por Tinsa. Según el informe, la mayoría de estas viviendas se adquieren a un precio de entre 50.000 y 100.000 euros (31% del total de las operaciones), valores mayoritarios en seis de las ocho provincias en las que el estudio profundiza su análisis: Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga y Canarias. La excepción son las provincias de Barcelona y Baleares, donde el valor de la vivienda tipo sube a una franja superior, entre 100.000 y 150.000 euros.

tinsa-imie4trimestre2015

El crecimiento confirma el cambio de tendencia hacia la estabilización en la evolución de los precios a lo largo de 2015. Tan solo hace un año, en el último trimestre del año 2014, este mismo índice mostraba un descenso interanual del 4,5%.

Mercado heterogéneo a diferentes velocidades

Hasta 21 provincias y 15 capitales han experimentado incrementos en su precio medio en el último trimestre de 2015, pero, al mismo tiempo, nueve provincias y 10 capitales muestran descensos en el precio de los pisos y casas superiores al 5%.

Las provincias catalanas de Girona (10,7%), Barcelona (5,8%) y Lleida (5,3%) fueron, junto a Albacete (4,5%) y Madrid (3,3%), las que más incrementaron sus precios medios en términos interanuales en el transcurso de 2015. Mientras que entre las provincias donde todavía se está produciendo un ajuste de precios, destaca Teruel, con un descenso interanual del 8,7% en el cuarto trimestre, seguido de cerca por Navarra, donde el precio descendió un 8,5% respecto a un año antes. Córdoba, con un 7,7%, Palencia, con un 7,1% y Álava, con el dato provisional del 6,5%, cierran el grupo de provincias con mayores descensos de precios durante 2015.

Desde precios máximos en 2007, Toledo es la provincia donde más se ha ajustado el precio medio de la vivienda con un ajuste del 56,1%. Le siguen Guadalajara (-55,4%), La Rioja (- 54,3%), Tarragona (-53,3%) y Zaragoza (-52,4%). En el extremo contrario, la provincia de Orense destaca por el limitado descenso sufrido por el precio medio desde máximos: un 16,9%. Le siguen Cáceres, con una caída del 25,6% desde máximos, Teruel, con un 26,8%, Islas Baleares, con un 27,5%, y Zamora, con un 31,2%.

En el lado de las capitales, destaca Barcelona, que mantiene la tendencia al alza iniciada en el primer trimestre del año y que ha concluido en un incremento del 8,7% en el conjunto el año. Destacan los distritos de Sants-Montjuïc, Les Corts y Nou Barris, con incrementos del 16,4%, el 12,4% y el 10,1%, respectivamente. El precio medio más elevado de la ciudad se encuentra en Sarrià-Sant Gervasi: 3.593 euros por metro cuadrado, el más caro entre los distritos de las cinco grandes capitales.

También se han dado aumentos significativos de precios en el último año en Badajoz (5,7%), Ávila (4,3%) y Madrid (3,8%), donde solo los distritos de Hortaleza (-3,8%), Tetuán y Chamartín (-1,3% en ambos casos) registraron descensos en su precio medio en 2015. La mejor evolución se registró en el distrito de Salamanca, que se encareció un 7,5%, hasta 3.426 euros por metro cuadrado. En el ranking de las capitales, siguen a Madrid la ciudades de Cuenca y Ciudad Real (ambas con un 3,3%). Los mayores descensos interanuales se encuentran en Pamplona (-10,5%), Palencia (-10,4%), Zamora (-9,2%), León (-8,5%) y Huesca (-7,9%).

Desde precios máximos de 2007, Guadalajara destaca como la capital que ha sufrido un mayor ajuste, con un 60,3%. Le siguen la ciudad de Zaragoza (-56,9%), Tarragona (-56,1%), Castellón de la Plana (-54,9%), Ávila (-54,2%) y Lleida (-54%). En el extremo contrario, Zamora tan solo ha visto descender el valor medio de la vivienda terminada un 31,7% desde máximos. En la ciudad de Cáceres el ajuste ha sido del 31,8%. Santa Cruz de Tenerife, Oviedo y Las Palmas de Gran Canaria cierran el grupo de capitales con menor ajuste acumulado desde máximos, con un descenso del 35,2%, del 36,1% y del 36,5%, respectivamente.

En general, los crecimientos se mantendrán en niveles inferiores al 5% durante 2016. Aunque la evolución del mercado dependerá del escenario político existente en España, el elevado endeudamiento que siguen arrastrando la economía y las familias, y la calidad de los nuevos empleos. La creación o no de una nueva demanda solvente será el motor, a medida que pierda fuerza la demanda embalsada que tira ahora del mercado.

¿Cuánto se tarda en vender una vivienda?

El plazo medio para vender una vivienda en España se sitúa en 10,2 meses, frente a los 10,6 meses de hace apenas medio año. Cantabria es la provincia donde más tiempo se requiere: 18,6 meses. También muestran plazos de venta significativamente superiores a la media nacional las provincias de Álava, Segovia, Ávila, A Coruña, Salamanca y Vizcaya, todas por encima de los 14 meses de media a la hora de vender una vivienda. No ocurre lo mismo en las provincias donde más rápidamente se encuentra comprador: son Ceuta (3,7 meses), Melilla (5,3 meses), Soria y Santa Cruz de Tenerife, ambas con un plazo medio de siete meses.

Barcelona sobresale por ser la capital que requiere un mayor esfuerzo financiero para comprar una vivienda, un 23%, entendiendo esta cifra como el porcentaje de los ingresos brutos anuales familiares destinado a pagar el primer año de hipoteca. Por su parte, Madrid es la gran capital con mayor liquidez a la hora de vender una vivienda, ya que el plazo medio se sitúa por debajo de los seis meses (5,8 meses), frente a los 6,1 meses de Barcelona y muy lejos de los 13,5 meses de Valencia.

Fuente: Tinsa IMIE Mercados Locales del 4º trimestre del 2015

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Una respuesta a “La vivienda más comprada en 2015, con un precio entre 50.000 y 100.000 euros”

Deja un comentario