El precio de la vivienda nueva subió un 2,9% en 2015, su primer incremento desde 2007

El precio medio de la vivienda nueva libre se ha incrementado un 2,9% en 2015, un 1,1% solo en el segundo semestre del año que acaba de concluir, según el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva correspondiente al ejercicio 2015 elaborado por Sociedad de Tasación (ST). De este modo, el precio medio del metro cuadrado se sitúa en 2.052 euros, con lo que las casas y viviendas de nueva construcción que se comercializan ahora lo hacen a los mismos precios que tenían a mediados de 2002 en términos reales (descontada la inflación). Así, el valor de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados actualmente tendría un valor medio de 184.680 euros.

sociedad-de-tasacion-2015-2semestre

El aumento del 2,9% que se ha producido en estos inmuebles representa la primera revalorización de las casas y pisos nuevos desde 2007, año en el que se dio por finalizado el anterior boom inmobiliario. El estudio, realizado desde el año 1985, incluye información de casi 400 municipios de toda España, datos de más de 50.900 viviendas de diferentes tipos, correspondientes a más de 3.200 diferentes promociones inmobiliarias.

Por comunidades autónomas, se registraron subidas en 11 de las 17 regiones, destacando los incrementos de Madrid y Cataluña, cuyos inmuebles se apreciaron un 6,2% y un 4,8% anual, respectivamente. En el lado opuesto, las casas siguieron depreciándose sobre todo en Aragón y País Vasco, donde perdieron un 1,1% de su valor y en Murcia, donde la caída promedio fue del 1%.

Respecto al ranking por capitales de provincias se reflejan pocas variaciones. Barcelona, con 3.318 euros por metro cuadrado, San Sebastián, con 3.264 euros y Madrid, con 2.827 euros, copan el podium y registraron variaciones del 6%, -2,2% y del 6,2%, respectivamente. A la cola de esta clasificación se situaron Cáceres, donde las pisos nuevos se venden a un promedio de 1.105 euros por metro cuadrado, Badajoz (1.125 euros) y Ciudad Real (1.135 euros).

El informe pone de manifiesto como a lo largo de este año 2015 se ha ido afianzando la recuperación del mercado inmobiliario, ya que han aumentado las transacciones, en especial las de los no residentes, y cómo en paralelo se ha consolidado el inicio de nuevas viviendas en construcción en las grandes ciudades. Sin embargo, Sociedad de Tasación se muestra prudente sobre la evolución de las principales variables inmobiliarias a corto y medio plazo.

Según César Hernández, director de Análisis de Mercado de la tasadora “la tendencia es claramente favorable, aunque no en todo el territorio por igual.  El factor determinante va a ser el empleo. Parece no haber dudas de que se está creando en cantidad, pero no ocurre lo mismo con la calidad de ese empleo. Y cuando hablamos de calidad nos referimos a la duración de los contratos y a los salarios”. El informe destaca cómo las viviendas se han encarecido más allí donde se ha registrado mayor actividad económica y, por tanto, se ha creado más empleo. Por otro lado, destaca también las ventajosas condiciones que vuelve a haber en materia hipotecaria.

Según la tasadora, “aparentemente se ha detenido la caída de precios en la mayor parte de las poblaciones, pero no en todas, mientras en otras se experimentan subidas leves, más acusadas en las grandes capitales del país, que parecen actuar como motor de la recuperación”. Por este motivo, desde Sociedad de Tasación prevén que allí donde todavía los precios estén alejados de la demanda solvente de la zona, los precios de los inmuebles deberían seguir ajustándose para propiciar que aumente el volumen de potenciales compradores hasta niveles adecuados.

7,8 años de sueldo íntegro para pagar la casa

Las familias españolas necesitaron de media 7,8 años de sueldo íntegro para comprar una vivienda de tipo medio en 2015, la misma proporción que en 2014, según el Índice de Esfuerzo Inmobiliario que recoge el último informe de Sociedad de Tasación. El ajuste del precio de la vivienda ha hecho que este porcentaje de salario se haya reducido durante la crisis, desde el máximo marcado en 13,7 años en 2006, cuando era casi el doble.

No obstante, en paralelo a la contención salarial que ha tenido lugar desde el pasado 2012, el esfuerzo que realizan las familias para la compra de un inmueble se ha estabilizado ligeramente por encima de los 7,5 años. Este índice se calcula, a nivel de comunidad autónoma, a partir del cociente entre el valor de mercado de la vivienda y los ingresos medios brutos anuales que publica el INE en su encuesta anual de estructura salarial.

Las comunidades autónomas en las que este esfuerzo teórico es mayor son Baleares (16,2 años), Madrid (9,4 años), País Vasco (9,3 años) y Navarra (9 años). En el lado opuesto de la lista, se sitúan Castilla-La Mancha (5,5 años), Murcia (5,5 años) y Extremadura (5,7 años).

Por otro lado, Sociedad de Tasación elabora un indicador de accesibilidad que estima la relación entre el poder adquisitivo real de una familia media y el teórico necesario para la adquisición de una vivienda. El resultado con base 100 permite medir la distancia a que se encuentran los salarios reales de los teóricos que serían necesarios para la adquisición de una vivienda media.

El índice arroja un resultado nacional de 96 puntos de media al cierre de 2015, siete puntos más que en 2014. En este caso, se observan grandes diferencias entre comunidades autónomas, desde aquellas en las que la comparativa supera los 130 puntos, como en Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, esto es, lugares donde los salarios son suficientes para la adquisición de un piso, hasta Baleares, donde no se alcanzan ni los 50 puntos.

Fuentes: cincodías.com y Sociedad de Tasación: Tendencias del Sector Inmobiliario (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario