De antiguo taller a moderno y encantador loft en el barrio de Salamanca de Madrid

Techos altos, mucha luminosidad y un espacio amplio fueron las principales características que la interiorista Celia Gómez vío en un antiguo taller situado en el barrio de Salamanca, en pleno centro de Madrid, para transformarlo en un fantástico loft y en su confortable hogar. El resultado, un encantador ambiente urbano y dinámico de aire industrial. Una vivienda moderna, con alma, estilo y mucha personalidad.

Una vivienda donde los espacios se comunican entre sí y todo queda a la vista, efecto acentuado con la realización de un patio interior, que aporta luz natural y calidez. El primer cambio notable fue la conversión del antiguo garaje en un recibidor singular que se abre al salón, el comedor-cocina y el dormitorio, que puede separarse o integrarse a través de una puerta corredera. Celia abrió en el tejado dos ventanas Velux que iluminan el altillo, donde se encuentran el cuarto de invitados y la zona de despacho, y al que se accede a través de una escalera metálica integrada inteligentemente en el espacio.

“En esta casa he intentado crear ambientes contemporáneos y mantener el justo equilibrio entre lo recargado y lo minimalista. Lo principal es generar sensación de hogar. La propia estética del loft, tan industrial, aporta mucha personalidad, y lo que está dentro tiene que complementar sin sobrecargar. Me gusta partir de una paleta neutra, blancos, piedra, topo… e ir añadiendo texturas y tejidos con personalidad. Siempre trato de incluir algún toque de negro, como si pusiera el “marco” a los interiores”. Todo un estilo muy personal y acertado que hacen de este loft una preciosa vivienda única y original.

El Barrio de Salamanca está situado al nordeste del casco histórico de Madrid. Constituye una de las zonas más representativas del ensanche burgués madrileño, surgido del Plan Castro de 1860, hasta su total urbanización en 1927. A su alrededor se encuentran los distritos de Chamartín, Chamberí, Centro, Retiro y Ciudad Lineal.

En la zona de Salamanca, los barrios de Recoletos, Goya, Lista y Castellana, que se distinguen por su proyección para el ensanche por el marqués de Salamanca, donde nos encontramos una estructura reticular muy definida, con calles perpendiculares, únicamente repetida en Argüelles-Chamberí aunque a menor escala. Estos son barrios eminentemente residenciales y comerciales, que se encuentran muy bien comunicados, las viviendas, especialmente en las zonas de Castellana y Recoletos, se encuentran entre las más exclusivas de Madrid y en las calles de Serrano y José Ortega y Gasset (Lista) se ubican los más prestigiosos comercios de lujo, los preferidos por los madrileños y visitantes con gran poder adquisitivo.

Destaca también por sus señoriales fachadas, que convierten a Madrid en una de las capitales más europeas en cuanto a arquitectura clásica y vanguardista. El barrio de Salamanca es sin duda, una de las zonas residenciales más elegantes y prestigiosas de Europa.

Interiorismo: Celia Gómez Puertas

Quizá te pueda interesar en otras zonas de Madrid:

Síguenos: FacebookTwitterGoogle+

Share

Deja un comentario