10 consejos para realizar una inversión inmobiliaria con éxito en 2016

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España ha elaborado un catálogo de recomendaciones para llevar a cabo una inversión inmobiliaria con éxito en el año que acaba de comenzar. De hecho, 2016 se plantea como un gran momento para realizar inversiones debido a varias razones. En primer lugar, el precio de la vivienda está tocando fondo y empieza a repuntar de forma generalizada, especialmente en las grandes ciudades y en las zonas de costa, por lo que el comprador puede invertir en un bien con garantías de revalorización. Además, la precariedad laboral y la bajada de sueldos de los últimos años dificulta, especialmente a los jóvenes, a comprar una vivienda, por lo que el alquiler es una opción al alza. De esta manera, se trata de un buen momento para realizar una inversión en una vivienda destinada al alquiler, ya que el sector inmobiliario está ofreciendo rentabilidades más altas en el actual escenario de bajos tipos de interés. Por todo esto, conviene tener en cuenta los diez consejos que nos ofrecen para invertir con éxito en 2016.

lloretdemar

  1. La inversión en vivienda residencial suele ser más rentable en la mayoría de las ciudades que la inversión en locales comerciales u oficinas, aunque esta segunda opción es más atractiva en grandes núcleos de población.
  2. Elegir una buena zona con perspectivas de revalorización, ya que supone el factor fundamental para realizar una inversión con éxito. La ubicación de la vivienda es el factor clave, ya que lo ideal es que esté en una zona dinámica, moderna y equipada con todos los servicios (zonas verdes, comercios, transporte público, centros educativos).
  3. Es fundamental estudiar detenidamente las expectativas de alquiler o de venta en la zona, dependiendo si la inversión es a largo o a corto plazo, respectivamente.
  4. En el caso de apostar por una vivienda antigua, es necesario que el precio de compra sea lo suficientemente bajo y la reforma asequible, de forma que sea posible obtener la rentabilidad deseada.
  5. Es aconsejable invertir en una zona dentro del mismo núcleo de población donde se resida, y no en otro lugar diferente, con la finalidad de poder gestionar personalmente las cuestiones menores que surjan. En el caso de problemas importantes, es necesario dejarlos en manos del experto, es decir, el agente inmobiliario.
  6. Las zonas cercanas a centros universitarios y los barrios de expansión de las ciudades tiene una alta garantía de éxito a la hora de adquirir una vivienda destinada al alquiler.
  7. Es muy importante tener en cuenta aspectos como el número de dormitorios, la disponibilidad de ascensor y garaje, la antigüedad de la vivienda, su estado general, la orientación o la luz solar que recibe y si la zona es tranquila o ruidosa. Una vivienda en buen estado, perfectamente equipada y con buena iluminación tiene muchas más posibilidades de ser alquilada o vendida.
  8. El comprador se encuentra ante uno de los mejores momentos de la historia reciente para obtener un préstamo hipotecario en condiciones ventajosas debido a los bajos tipos de interés y a la guerra hipotecaria desatada. Es necesario consultar al mayor número posible de entidades y negociar para conseguir el mejor crédito que ofrezca el mercado. Y calcula bien cuánto puedes pagar: la cantidad de dinero que se destina a la hipoteca nunca debería superar el 30%-40% de nuestros ingresos netos.
  9. Hay que evitar invertir en comunidades de edificios o viviendas individuales situadas en urbanizaciones donde los gastos comunitarios sean muy elevados, estén repartidos entre pocos vecinos, o tengan servicios de lujo, ya que supone una importante merma a la rentabilidad. Hay que comprobar que el vendedor no tenga pagos pendientes con la comunidad (se puede solicitar la información al administrador de la finca).
  10. Para garantizar el éxito de la inversión, especialmente entre aquellos inversores que no sean expertos en el sector, es aconsejable contar con el asesoramiento de un Agente de la Propiedad Inmobiliaria. Este profesional es experto en la zona en la que se quiere invertir, ayudará a evitar riesgos innecesarios y permitirá completar toda la operación inmobiliaria sin contratiempos y en el plazo deseado.

Antes de firmar revisar las cargas de la vivienda. Puedes acudir al Registro de la Propiedad para obtener más detalles sobre la vivienda, por ejemplo si tiene cargas pendientes y si estas están reflejadas en el contrato. En el registro también se puede obtener información acerca de las hipotecas de las que responda la vivienda; si está sometida a embargos o afectada por alguna situación litigiosa, o si existe un procedimiento en curso por irregularidad urbanística. Tienes derecho a revisar el contrato de compraventa y, sobre todo, el de préstamo hipotecario, unos días antes de firmar. Y recuerda que, entre las funciones del notario, está la de asesorarte y aclarar las eventuales dudas que tengas al respecto. Además, aunque en el banco te digan lo contrario, no es necesario que acudas al notario señalado por la entidad financiera. Puedes elegir el profesional que prefieras a tu discreción.

Fuente: consejocoapis.org

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario