Los españoles aseguran sus pisos y casas un 32% por debajo de su valor real

Las viviendas en España están desprotegidas, a pesar de tener contratado un seguro de hogar. Esto es así porque los españoles tratan de ahorrar unos euros en esta partida, de pago anual, de cuyo alcance siguen sin ser demasiado conscientes, hasta el punto que los pisos y casas en España están aseguradas un 32% por debajo de su valor real según un estudio realizado por la División de Hogar de Línea Directa: “Los españoles aseguran sus viviendas por un importe medio de 107.000 euros de media, mientras que su valor real ronda los 142.000 euros, un 32% más, circunstancia que causaría una pérdida real de 35.000 euros en caso de accidente grave”.

segurohogar

Según algunos estudios, existen aproximadamente 10 millones de viviendas aseguradas por debajo de su valor, al no tratarse de un seguro obligatorio, y muchas familias optan por reducir las coberturas de su póliza. Las consecuencias son de calado: en caso de siniestro, la compañía aseguradora indemnizará en la misma proporción que el cliente aseguró el riesgo. Es decir, si debía asegurarse el contenido por 50.000 euros y se asegura en póliza por 25.000 euros, la compañía solo abonará el 50% del siniestro.

Lo mismo ocurre en la cobertura de responsabilidad civil que cubre los daños causados a las casas de los vecinos, donde también hay una diferencia entre el valor de las viviendas dañadas y la cantidad media asegurada, que en ciudades como Madrid o Barcelona puede alcanzar un 20%. Esto implica que si se produce un incendio y la casa del vecino queda destruida, el responsable del siniestro deberá pagar de su bolsillo la cantidad que exceda del valor contratado en concepto de responsabilidad civil. Un ejemplo: “si la casa de nuestro vecino vale 320.000 euros y nuestra cobertura es de 260.000 euros, la diferencia, 60.000 euros, la tendríamos que pagar de nuestro bolsillo”.

El seguro de hogar, un gran desconocido

Según Línea Directa, “en España todavía existe poca concienciación sobre el drama que puede suponer el infraseguro en caso de siniestro grave, como un incendio o una inundación a un tercero, que son más habituales de lo que parece. No en vano, en caso de pérdida total de una vivienda, las aseguradoras cubren exclusivamente el capital asegurado y no el valor de mercado, por lo que es importante que revisemos periódicamente estas cantidades, sobre todo teniendo en cuenta que nuestra vivienda es, en muchos casos, el mayor patrimonio que tenemos”.

La recomendación no encuentra eco en España, donde aún existen 8,4 millones de casas sin seguro del hogar, un tercio del total. Además el seguro de hogar es un gran desconocido, ya que más de 10 millones de propietarios no saben la cantidad por la que tienen aseguradas sus viviendas, 13 millones ignoran sus coberturas y otros tres millones no saben ni cuál es su compañía de seguros actual. Casi 17 millones de propietarios desconocen qué pasaría con el pago de su hipoteca si su vivienda se destruye por un siniestro y casi 18 millones no saben quién se haría cargo de los daños causados a los vecinos. Además, alrededor del 40% de los propietarios confiesa que no vuelve a revisar las condiciones y el precio de sus pólizas después de contratarlas, pese a que hagan obras de mejora en sus viviendas o su valor de mercado se incremente.

Una realidad con la que se toparon de lleno los habitantes de Lorca (Murcia), que tras el seísmo ocurrido ahora hace cuatro años y medio, comprobaron cómo la indemnización de las aseguradoras por sus viviendas no cubría el valor real de sus casas y que incluso era necesario tener contratada una póliza de seguros de hogar para acceder a las indemnizaciones del Consorcio de Compensación de Seguros para cubrir la catástrofe.

Para evitar el infraseguro resulta útil calcular el capital real del contenido realizando un inventario y revisarlo anualmente, en caso de ampliarlo o reducirlo. Para el capital real del continente, hay que multiplicar los metros cuadrados construidos (incluyendo elementos comunes si los tiene) por el valor del metro cuuadrado que tenga el inmueble. El valor se puede averiguar en la web del Catastro.

Extremadura, la más accidentada

La accidentalidad media de las viviendas en España es de un 33,2%, aunque Extremadura (48,7%), Madrid (43,8%) y Andalucía (40,4%) son las regiones que más accidentes domésticos registran, según el estudio de Línea Directa, que emplea datos sectoriales de la patronal UNESPA. Por contra, Cantabria, La Rioja y Canarias son las que menos siniestros declaran, con medias que no llegan al 24%.

mapasinestraliedad

La cuantía media de los siniestros en el hogar es de unos 373 euros, según datos de ICEA y UNESPA. Mientras que Extremadura (232 euros), Andalucía (290 euros) y Asturias (296 euros) son las comunidades con siniestros de menos gravedad; Cantabria, Baleares y País Vasco son los que registran siniestros más costosos, con unos importes medios de 531, 480 y 395 euros respectivamente. Los motivos van desde el tipo de construcción de cada comunidad hasta el precio medio de la mano de obra en cada territorio, pasando por razones tan diferentes como la climatología, el nivel de aseguramiento o el poder adquisitivo.

Fuente: Línea Directa ¿Están nuestras casas bien aseguradas? (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario