Las 10 tendencias inmobiliarias que marcarán el mercado de la vivienda en 2016

Se cierra un año en el que se certifica la consolidación de un nuevo ciclo para el mercado de la vivienda, cuyos signos de recuperación acercan el final de una crisis que comenzó en el tercer trimestre de 2007 y alcanzó su punto de inflexión en 2013. En este contexto de tendencia positiva, Aliseda Inmobiliaria, según los datos de ventas y el análisis del mercado económico e inmobiliario ha elaborado un decálogo de las tendencias inmobiliarias para 2016: la vivienda de segunda mano, los pisos o casas de tres dormitorios, los precios, la demanda inmobiliaria…

torrevieja

  1. Las viviendas de segunda mano, las más vendidas. Dada la ausencia de nuevas promociones y el amplio stock de viviendas por digerir, la venta de viviendas de segunda mano en España se seguirá imponiendo a las de obra nueva.
  2. Los pisos y casas de tres dormitorios, la vivienda estrella. Especialmente cuando hablamos de primera residencia, el comprador se decanta por este tipo de vivienda puesto que “la sensación de lujo comienza por el espacio”.
  3. Los extranjeros, principales compradores de segunda residencia. El interés del público extranjero por las viviendas vacacionales ha sido especialmente llamativo durante los años de crisis y sigue siéndolo en la actualidad. Un 65% de los inmuebles de segunda residencia vendidos en nuestro país tienen comprador extranjero. En cambio, si hablamos de primera residencia, el 95% es de compradores nacionales.
  4. Mayor financiación y recuperación de la demanda nacional. “El mayor acceso al crédito ha permitido que para 2016 podamos estimar un repunte del número de viviendas vendidas, con incrementos entre un 15% y 20% respecto a 2015”.
  5. Estabilización de precios. La tendencia general es de estabilización tras años de caídas, aunque todavía hay provincias, aquellas con mayor cantidad de stock, en las que los precios continúan bajando. El precio del suelo, otro de los principales indicadores de la recuperación, crece en los principales núcleos urbanísticos como Madrid, Barcelona y Costa del Sol, y comienza a extenderse a otras zonas como Alicante, Córdoba y País Vasco entre otros.
  6. España seguirá siendo un país de compradores. Muchos se decantarán por una vivienda en alquiler, pero la mayoría seguirá optando por la compra, aunque es posible que en un futuro la tendencia pueda cambiar ligeramente para alinearse con corrientes europeas.
  7. La vivienda concebida como una inversión. La compra de viviendas sigue formando parte de la “filosofía de vida” del español al sentirse el propietario más protegido por la legislación actual.
  8. La construcción vuelve a las ciudades. En 2015, el número de visados de construcción ha crecido en torno al 20%, y es previsible que en 2016 se mantenga esta tendencia positiva. En vivienda nueva, la demanda podría alcanzar las 80.000-85.000 casas y en reposición (familias que deciden mejorar su inmueble) la cifra podría situarse en torno a 70.000-75.000. Adicionalmente, la vivienda en costa seguirá sumando.
  9. Promoción de obra nueva en ascenso. En comparación con los años previos a la crisis inmobiliaria, en los que los visados de obra nueva alcanzaban los 750.000 visados, las cifras actuales giran en torno a los 50.000 aunque está previsto que está cifra siga aumentando. “Podríamos llegar a hablar de un total de 200.000 viviendas en construcción al año en un periodo corto de tiempo”.
  10. Los jóvenes ganan protagonismo. El público que más afectado ha visto su acceso a la vivienda en los últimos años debido a la crisis económica han sido los jóvenes. Son ellos los que en la actualidad muestran un mayor interés por adquirir un inmueble y van a representar un papel protagonista en el sector en el futuro.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario