El precio de la vivienda subirá un 6,2% en 2016 y se venderán medio millón de pisos

El sector inmobiliario vive un momento de optimismo, y espera una “frenética actividad” teniendo a favor “viento de cola durante mucho tiempo”, según ha afirmado el consejero delegado de Servihabitat, Julián Cabanillas. Así, ha declarado que el precio de la vivienda subirá una media del 6,2% en 2016, año además en el que se espera, que el volumen de compraventas alcance el medio millón de pisos y casas. Durante un encuentro informativo, coincidió con el presidente de Merlín Properties, Ismael Clemente, y con el consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, que también quisieron destacar la tendencia a la recuperación que presenta el sector.

fuencarral-madrid

Los datos muestran una aceleración del sector respecto a las previsiones de cierre del presente ejercicio, por lo que Servihabitat estima que el aumento de los precios de la vivienda se situará entre el 2,3% y el 2,6%, y que se vendan alrededor de 400.000 viviendas. “En ausencia de externalidades, estamos ante un ciclo positivo, al menos en el sector patrimonial, en el que deberíamos tener mucho viento de cola durante mucho tiempo”, indicó el presidente de la socimi, que estimó en un periodo de siete años la actual fase expansiva del sector, “en caso de que esté bien gestionada”

En cuanto al segmento de la promoción de viviendas, “ha tardado un poco más en mover ficha, pero el tablero ya está preparado”, aseguró el primer ejecutivo de Neinor Homes. “Los próximos años serán de una actividad frenética”, resaltó. No obstante, Juan Velayos (Neinor Homes) considera que entre los retos que afronta el sector para apuntalar esta recuperación está el de dejar de ser “egocéntrico” y pensar menos en la oferta y más en la demanda, en el tipo de vivienda que quieren los ciudadanos. Según auguró, el sector afronta “importantes cambios”.

El consejero delegado de Servihabitat aseguró que el “stock” de pisos sin vender que resultó de la crisis se está reduciendo a tasas del 30% anuales y que incluso actualmente hay zonas de amplia demanda, entre las que citó áreas de Madrid y Barcelona, “donde los clientes ya no encuentran el producto inmobiliario que buscan”.

Sin riesgo de burbuja en el horizonte

Todos los directivos participantes en el foro organizado por Europa Press coincidieron en rechazar la posibilidad de que España esté gestando una eventual nueva burbuja inmobiliaria. “No existe riesgo de burbuja para nada“, garantizó el presidente de Merlín, quien indicó que esta sobredimensión del mercado sólo se registra “cuando en endeudamiento para comprar activos sube de forma desmesurada”.

Así, según el consejero de Servihabitat “Las entidades financieras, que son las que a día de hoy podían estar alimentándola, aún se están lamiendo las heridas de la crisis“. En la misma línea se pronunció el primer ejecutivo de Neinor Homes, quien, no obstante, apunta que el precio que la firma ha pagado por los últimos activos que ha comprado ha sido “significativamente más caro” que los abonados en las operaciones de hace unos meses.

El alquiler ha venido para quedarse

Según Servihabitat, “el alquiler ha venido para quedarse” al subrayar que la tasa de hogares que ocupan su vivienda habitual en régimen de arrendamiento ha crecido hasta suponer el 21% del total, desde la del 15% que representaba antes de la crisis, y augura que además seguirá creciendo.

Los motivos de auge en la demanda de casas y pisos en alquiler, vienen principalmente por los cambios en la estructura social y familiar, a la asunción de la movilidad laboral por parte de la población y al hecho de que, tras lo sucedido durante la crisis, los ciudadanos sean más reacios al endeudamiento.

Estos cambios van a obligar al sector a cambiar y a adaptarse“, apuntó el consejero delegado de Servihabitat. “Cada vez hay más españoles que podrían permitirse afrontar una hipoteca y lo no hacen porque no contemplan el tener una casa en propiedad, al igual que cada vez más tampoco se contempla tener un coche en propiedad, sino alquilarlo”, añadió.

Fuente: eleconomista.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario