De antiguo establo rural a fantástica casa rústica en Cáceres: un remanso de paz y naturaleza

¿Se podría rehabilitar un antiguo establo y convertirlo en una preciosa casa rústica para relajarse y disfrutar de la naturaleza? Pues si. El estudio de arquitectura Ábaton lo ha hecho con esta fantástica vivienda situada en plena Sierra de Gredos, en el Guijo de Santa Bárbara de la comarca de la Vera en Cáceres, Extremadura. La coherencia y el respeto por el entorno natural han marcado el trabajo de los arquitectos, los cuales han repetido la volumetría y los materiales existentes, proporcionando luz y bonitas vistas de la belleza del lugar donde se ubica a todos los interiores de la casa.

2 casa

1 casa

4 salon

El trabajo ha consistido en la conservación de la estructura original del establo, ya que su orientación Norte-Sur resulta inmejorable tanto para el verano como para el invierno, aumentando así las vistas con el exterior y logrando una mayor conexión entre la vivienda y la naturaleza, y se construye un gran espacio central destinado al salón y la cocina, alrededor del cual se sitúan el resto de estancias de la casa. También se han abierto grandes ventanales en las fachadas laterales, y por otra parte se ha aligerado el interior de la vivienda sustituyendo los muros de carga por pilares metálicos. La apertura afecta a las dos plantas en las que se divide la casa, si bien en la planta baja el ventanal también sirve de acceso al exterior.

interior-vistas

5 salon

6 salon

detalleinterior

detallecomedor

7 cocina mesa

dormitorio

8 dormitorio

10 dormitorio

baño

3 casa

El patio interior se ha reservado para albergar una fuente donde el agua brota de una roca, contribuyendo a refrescar la vivienda en los meses más cálidos. En el exterior, se ha destinado una de las terrazas de cultivo a una piscina que también sirve de riego para los pastos. Para suplir la carencia de suministro de electricidad y agua corriente, Ábaton ha diseñado un sistema de paneles solares con acumuladores y turbinas, que aprovechan el cauce de dos arroyos cercanos para nutrir de corriente eléctrica a los acumuladores en invierno. La casa cuenta con calefacción por suelo radiante y dos grandes chimeneas que suponen un refuerzo importante en los meses fríos. Todo un acierto de casa tanto para el invierno como para el verano, llena de luz y de toques tanto contemporáneos como clásicos, lejos del ruido y del ajetreo de la gran ciudad, y recreando la vista en un paisaje de sierra sin igual.

13 casa

14 casa

estanque-otoño

15

16

Esta espectacular transformación de un antiguo establo rural a fantástica casa rústica se encuentra en Guijo de Santa Bárbara es una localidad y municipio situado en las estribaciones de la Sierra de Gredos, al norte de la provincia de Cáceres (Extremadura) en la Comarca de La Vera; rodeada por las provincias de Salamanca, Ávila, Toledo y Madrid. Es uno de los cuatro Guijos de la provincia y es famoso por sus calles típicas, con casas que aún respetan la arquitectura “verata” de Extremadura de años atrás, con vistas a la sierra y a sus gargantas. Limita con Tornavacas por el norte, con Jarandilla por el sur, con Losar por el este y con Aldeanueva por el oeste.

Dentro de las interesantes rutas que podemos descubrir en la provincia de Cáceres, destaca la Vía de la Plata, calzada romana que unía Sevilla y Astorga (León), y que más tarde fue usada por los peregrinos para llegar a Santiago de Compostela. Siguiendo este camino podemos visitar Cáceres y su ciudad vieja, con más de una decena de torres presidiendo su precioso casco antiguo, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, ya que es uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completos del mundo. La Concatedral de Santa María, el Palacio de las Veletas (Museo provincial de Cáceres), los palacios de los Golfines (de Arriba y Abajo), la Casa del Sol, la Torre de Bujaco o el Arco de la Estrella son algunos de sus monumentos más bellos y admirables.

Además la provincia de Cáceres cuenta con fantásticas zonas para conocer, como el Valle del Jerte, espectacular de ver en primavera con sus campos de cerezos en flor, o el Parque Nacional de Monfragüe, entre Navalmoral de la Mata, Plasencia y Trujillo, en el Valle del Tajo en el centro de la provincia de Cáceres, con su eje central montañoso donde se localiza la mayoría de nidos de las aves rapaces que han dado fama a este lugar. Cáceres, una provincia que esconde preciosos rincones llenos de historia y naturaleza aún por descubrir.

Rehabilitación: Ábaton Arquitectos

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario