12 consejos que te ayudarán a encontrar y alquilar una vivienda

contrato-alquilerviviendaEspaña es un país con un fuerte arraigo por la propiedad, pero vivir de alquiler resulta la opción elegida por muchos, bien por cuestiones económicas o bien por convencimiento y flexibilidad. A pesar que actualmente hay una “mejor situación económica” y un mayor acceso al crédito hipotecario, la compra de una vivienda en propiedad es una tarea difícil, por lo que el alquiler se ha convertido en una alternativa tanto para jóvenes como para mayores que o bien no pueden comprar o bien prefieren la libertad y comodidad que ofrece una casa o piso en alquiler.

Según el Banco de España, el parque de casas y pisos en alquiler en España, se sitúa actualmente en el 14,9% del total las viviendas existentes. Además, en esta época del año, son miles de estudiantes los que se desplazan a otra ciudad para iniciar o continuar su etapa universitaria. Para ayudaros en la tarea de buscar y alquilar una vivienda, os dejamos 12 consejos que siempre se deben tener presentes:

  1. Hacer un listado de las preferencias. Antes de empezar a buscar hay que pensar cuáles son las líneas rojas que no se quieren traspasar y qué cosas se pueden sacrificar. Por ejemplo, un piso cercano a la Universidad es más cómodo y permite ahorrar tiempo pero quizás compense más buscar en una zona un poco más alejada para ahorrar dinero.
  2. No cerrar la puerta a nuevos tipos de alojamientos. Se flexible. Si en la zona que te interesa los pisos de 3 dormitorios son demasiado caros, prueba a buscar 2 dormitorios amplios, o ver la oferta de zonas cercanas. Si para un estudiante compartir es la primera opción, también existen otras posibilidades, como por ejemplo crear un grupo para alquilar un piso, o si prefieres intimidad y buen precio, alquilar un estudio. Lo mejor es realizar búsquedas comprobando las alternativas de cada tipo de vivienda (piso, apartamento, estudio), así como en las zonas, por si encajan con lo que se prefiere y se necesita.
  3. El alquiler no debe superar el 35% de los ingresos mensuales. La vivienda es el gasto más importante que hay que asumir, por lo que es fundamental saber el límite que se puede pagar cada mes. La recomendación es que nunca se supere el 35% del presupuesto para poder hacer frente a imprevistos.
  4. No esperar al último momento para empezar a buscar. La antelación es la clave para encontrar el piso ideal. Los mejores meses para encontrar casa son de mayo a septiembre y la media para reservar pisos se encuentra en 52 días.
  5. Rastrear en Internet. Internet es tu gran aliado. Se debe consultar dónde están los pisos más cercanos a la zona que nos interese, bien para estar cerca del trabajo o la universidad si esa es nuestra prioridad. Pero también es de valor buscar información de la zona, saber qué tiendas y establecimientos hay cerca y con qué medios de transporte cuenta cada lugar. Esto permitirá filtrar aún más la búsqueda y descartar zonas.
  6. Verificar la veracidad de la información. Solicitar toda la información y preguntar todas las cuestiones y dudas que se tengan sobre los anuncios, solicitando información real y lo más concreta y completa posible. Con esa información estarás en condiciones de realizar una selección de las ofertas más interesantes para su posterior visita teniendo el máximo de fiabilidad de antemano. Una vez dado este paso, es fundamental que antes de alquilar y de dar un solo céntimo revisemos la vivienda de forma personal, en busca de posibles problemas o defectos que quizá hayan pasado por alto en la publicidad. En este punto es clave desconfiar de los precios especialmente reducidos y en lo que se pida el pago por adelantado ya que puede corresponder a una estafa.
  7. Informarse sobre las normas de la comunidad de vecinos. Antes de decantarse por un inmueble se deben tener en cuenta los horarios de ruidos, la prohibición de fiestas, la capacidad máxima de la vivienda, la prohibición de mascotas, etc., todo ello con el objetivo de tener la mejor convivencia posible.
  8. Inventario del mobiliario. Una vez decididos por una vivienda es necesario que se realice un inventario del mobiliario de la misma: tanto de los muebles como del ajuar y el resto de elementos presentes en la misma y su estado. Este anexo formará parte del contrato de alquiler y protege a las partes de posibles reclamaciones por cosas que se rompen o estropean. Al indicar su estado real es mucho más fácil acreditar a quien debería corresponder su arreglo o sustitución.
  9. El contrato siempre debe ser por escrito. En este contrato deben figurar las condiciones del alquiler y otro contenido básico como el importe del alquiler, la duración del citado contrato, los titulares de la vivienda y del arrendador, la asignación de gastos como luz, agua o impuestos y cualquier otro aspecto de importancia que se considere.
  10. Leer el contrato con detenimiento. Es importante que lo leamos con calma antes de firmarlo en busca de cualquier cláusula abusiva o que pueda perjudicarnos. Es fundamental que se conozcan qué gastos se incluyen y cuáles no (luz, agua, calefacción, wifi…), la duración del alquiler y qué mobiliario y utensilios aparecen en el inventario de la vivienda para evitar problemas en el futuro con el arrendador.
  11. Gastos. Entre los gastos que deben asumir los inquilinos también se encuentran los propios de la vivienda como agua, luz o comunidad. También deberán abonarse los gastos o reparaciones propias del uso y desgaste de la vivienda (pequeñas reparaciones y mantenimiento general). Sin embargo las derramas, reparaciones mayores propias del mantenimiento de la vivienda y similares deben estar a cargo del propietario.
  12. Fianza. Respecto a los pagos, en el momento del contrato es necesario abonar tanto la fianza (que se devolverá una vez se desaloje la vivienda si no han existido desperfectos), como el mes en curso. Si ha intervenido una agencia también es habitual que se cargue al inquilino el coste del mes de agencia que supone sus honorarios, aunque este aspecto puede negociarse con el arrendador.

Fuentes: Facua – Ocu

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Deja un comentario