La relación perfecta entre una fantástica casa y su jardín, Sant Cugat del Vallés (Barcelona)

En un barrio residencial de Sant Cugat del Vallésen Barcelona, se encuentra la “Casa 1101“, un genial proyecto de H Arquitectes realizado para una pareja de coleccionistas de arte, que buscaban en su nueva casa una comunicación íntima e imprescindible con el jardín fusionándose ambos entre paredes, sin tener que recurrir a las fachadas acristaladas. El resultado es una preciosa casa con una relación perfecta con su jardín, encontrando un equilibrio lleno de vitalidad y originalidad al situar el mayor número de espacios en la planta baja y mantener la zona ajardinada diáfana y liberada de edificaciones.

14

4

La vivienda está formada por una composición volumétrica de tres paralelepípedos de ladrillo de distintas alturas y paralelos a la calle posterior, que, alineados en la parte norte, crean un amplio espacio exterior hacia el sur. El cubo orientado al oeste presenta a nivel de jardín, la habitación de los padres y, encima, su estudio. En el cubo del otro extremo, orientado hacia el este, se encuentra el cuarto de juegos con un estudio en común y, encima, los tres dormitorios de los niños. Y el cubo central contiene la estancia principal de la casa, la cocina-comedor, una sala de casi 30 m2 y 4 m de altura, presidida por una chimenea. Completan esta original casa dos espacios intersticiales y vidriados que separan los tres cubos. Uno, entre la zona infantil y la cocina, acoge el recibidor y el otro, entre la zona de los padres y la cocina, acoge un salón que puede funcionar cerrado en invierno y abierto en verano.

12

3

5

7

13

8

9

10

11

2

Toda la casa esta rodeada por el jardín y los espacios intersticiales de la casa, salón y entrada, se convierten en porches conectores entre los jardines de delante y detrás de la casa. Hacia el lado de la calle la distancia entre la valla y los bloques se alargan incluso hasta los 9 metros ampliados por la zona de aparcamiento. La zona del chaflán, al oeste, es geométricamente muy aguda y acoge el huerto junto con una piscina donde bañarse. La sostenibilidad de la vivienda se manifiesta con muros que garantizan la inercia térmica en las tres cajas, mientras que los espacios intersticiales actúan con gran dinamismo, calentándose deprisa en invierno y ventilándose con mucha facilidad en verano. Por último, señalar que el aspecto exterior, se dulcifica en el interior, inundado por la luz. Casa 1101: todo un acierto de unión entre materiales, funcionalidad, luminosidad y aperturas al exterior.

1

6

15

16

La localidad de Sant Cugat del Vallés se encuentra a tan sólo unos 18 km del norte de Barcelona y se sitúa en la comarca del Vallés Occidental, siendo el tercer municipio más poblado de esta comarca después de Sabadell y Tarrasa. Es un lugar privilegiado desde el punto de vista natural. El Parque Central, situado en pleno centro urbano, se convierte en el pulmón verde de la ciudad. Y muy cerca se halla el Parque de Collserola, considerado uno de los mayores parques metropolitanos del mundo.

Su situación tan cercana a la ciudad condal sitúa a San Cugat a pocos kilómetros de sus costas y playas, así como de localidades como Castelldefels, o la familiar costa del Maresme donde se encuentra MataróCalella, PinedaMalgratPremià de Mar; y al sur la costa del Garraf, con localidades como Vilanova i la Geltrú, Cubelles o la preciosa y turística ciudad de Sitges.

Proyecto: H Arquitectes Fotos: Adrià Goula

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Barcelona:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario