Euribor, hipotecas de doble filo para mileuristas y el auge del tipo fijo para ganar seguridad

hipotecas-viviendaParece confirmarse que la banca ha reabierto el “grifo del crédito” definitivamente, con un crecimiento continuado que ha cumplido un año completo de subidas de dos dígitos en la concesión de nuevos créditos hipotecarios para comprar vivienda hasta el mes de mayo (+10,9%) según los últimos datos del INE. De este modo, las entidades financieras están ampliando su oferta para de hipotecas para mileuristas y rentas medias para vivienda habitual a clientes con salarios desde apenas 600 euros por titular, a 2.000 euros al mes (entre todos los titulares) en respuesta a lo que pide el mercado, “que avanza según los salarios medios”, informan desde el BBVA.

Para acceder a estos productos de financiación, además del listón del sueldo, hay que cumplir requisitos como el criterio de solvencia, tener empleo fijo y ahorros. Los bancos fijan el esfuerzo económico como principal vara de medir, de tal modo que la cuota hipotecaria mensual no absorba más del 30%-35% de los ingresos. Este porcentaje se estima teniendo en cuenta que el prestatario debe tener ahorrado un 30% del precio del inmueble (20% que no financia el banco y otro 10% en impuestos y tasas), con lo que se seleccionan clientes con solvencia económica.

Sin embargo, según los expertos, este doble filtro (esfuerzo y ahorro) no basta para controlar el acceso de mileuristas a las hipotecas. Advierten de que, por lo general, los bancos suelen (no todos) calcular la capacidad de pago con la cota del Euribor en el momento de la firma, obviando los escenarios a futuro y creando una situación de riesgo. De este modo, lo que hoy puede ser una letra asumible (con el Euribor al 0,163%), mañana podría convertirse en impagable para las rentas bajas.

Nadie puede saber lo que ocurrirá en tres, cinco o 10 años con los tipos y con el Euribor. No tendría sentido dar hipotecas sobre futuribles capacidades de pago. Es un riesgo que corren las familias y las entidades”, admiten fuentes de Bankinter, desde donde confirman que cada vez se piden más hipotecas por parte clientes con rentas bajas. Estas voces indican que si lo que se quiere es seguridad en los pagos para eso están las hipotecas fijas o los productos de cobertura de tipos variables.

Extrapolando la oferta hipotecaria para mileuristas al mercado de la vivienda para parejas (el comprador más factible), estos prestatarios podrían adquirir, tirando por lo alto y siempre y cuando hubieran conseguido ahorrar 60.000 euros, una vivienda de unos 200.000 euros con una hipoteca variable de 160.000 euros. Este cálculo está realizado en base a unos ingresos netos de la pareja de 2.000 euros al mes, una financiación de hasta el 80% del valor del inmueble y un diferencial del 1,5% con el Euribor al 0,163%. La cuota mensual a pagar sería de 652 euros (el 32,6% de los ingresos).

El anterior ejemplo para una hipoteca para parejas, el desembolso se enmarca dentro de los criterios de solvencia, pero al límite. Por ello, no sería recomendable el acceso de este tipo de demanda a una casa con ese precio aunque pueda disponer de financiación. Lo aconsejable sería rebajar las pretensiones inmobiliarias hasta viviendas en el entorno de los 150.000 euros por lo que pudiera pasar con el Euribor. Si se adquiere una casa por este coste, aunque el Euribor escale al 3% (nada descartable a medio y largo plazo, según los analistas), el esfuerzo económico no superaría el 35% (667 euros al mes, el 33,3%).

El ahorro previo, la clave

Sólo el punto del ahorro previo es todo un dique de contención de mileuristas que quieran comprar piso o casa por encima de sus posibilidades. Los expertos aplauden este prudente requisito y entienden que la banca dé la opción de compra a rentas bajas. En su opinión, “no es descabellado que dos mileuristas adquieran una casa si tienen ahorrado el 30% de su valor, si no es muy cara para su sueldo y si gozan de un trabajo muy estable”. La banca se está adaptando al perfil mileurista pese a no ser su cliente más deseado.

El consultor inmobiliario José Luis Ruiz Bartolomé también ensalza la reapertura hipotecaria a sueldos medios y bajos. “Esta demanda se hubiera visto abocada a una vivienda en alquiler (un mercado con gran potencial) hace unos meses, pero algo está cambiando”, señala. Para curarse en salud, Ruiz Bartolomé aconseja no dedicar más de un tercio de ingresos a la hipoteca. Y avisa: “El tipo variable es más atractivo a corto, pero la cuota puede subir inesperadamente”. Aboga por que el esfuerzo económico no supere el 25% para tener un colchón.

Mirando a la oferta de obra nueva, según Ruiz Bartolomé, esta demanda mileurista de vivienda (familias de nueva creación y jóvenes que se emancipan) pasa, por ahora, por el alquiler porque “los promotores, de momento, están enfocados a perfiles de mayor poder adquisitivo“. Aunque esto puede cambiar. “Si la financiación a mileuristas empieza a despegar, los promotores no tardarán en adaptarse a ese escenario”, declara.

La hipoteca a interés fijo, en auge para ganar en seguridad

Las nuevas hipotecas a tipo fijo, pensadas para el cliente que no quiere riesgos, ganan peso y presencia. La Asociación Hipotecaria Española (AHE) certifica que continúa incrementándose (creció en mayo hasta el 7,2%) La gran ventaja de las hipotecas a tipo fijo es que pueden evitar que los vaivenes del mercado influyan en la cuota mensual que pagan los hipotecados. A cambio, claro, el tipo de interés es mayor, pero estable. De hecho, son muchas las voces que recuerdan que las actuales hipotecas de tipo variable (tan tentadoras con el euríbor en mínimos) pueden ser una trampa de futuro.

En el caso de los préstamos fijos, la oferta para mileuristas existe, pero suele estar circunscrita a cortos plazos de amortización (lo que encarece las cuotas), por lo que debe ir ligada a importes reducidos para no sobrepasar el umbral del esfuerzo económico. Una excepción sería la Hipoteca Fija del Banco Sabadell (3,25% a 30 años), en la que encaja el perfil mileurista y cuyo salario mínimo exigido varía según el dinero que se pida. La cuota de un préstamo de 100.000 euros para una pareja de mileuristas sería siempre de 435 euros al mes (esfuerzo en el 21,7%).

Así, La AHE subraya la tendencia alcista de los préstamos con un periodo inicial a tipo fijo, normalmente de entre 2 y 5 años, en la nueva contratación de hipotecas en detrimento de los tipos puramente variables. Además, se percibe un incremento en la contratación de tipos fijos de más de 10 años, aunque con un “peso aún poco significativo”.

Encontrar una buena hipoteca a interés fijo es cada vez más fácil. Mientras que hace unos meses era impensable que los bancos ofrecieran una hipoteca a tipo fijo con un interés por debajo del 4%, ahora las mejores ofertas son las que no superan el 3%. Pero ¿por qué ahora casi todos los bancos han presentado su nueva hipoteca a interés fijo? La respuesta la encontramos en los tipos de interés, que están en mínimos. El Euríbor a 12 meses, el índice de referencia de más del 92,8% (mayo 2015) de los préstamos hipotecarios españoles, cerró el pasado mes al 0,163 %, una cifra nunca vista, y sin previsiones de una subida durante los próximos ejercicios. Así que los bancos se quieren garantizar las ganancias y con una hipoteca a interés fijo o una hipoteca mixta, con un plazo inicial a tipo fijo, se aseguran una entrada de dinero seguro durante cierto tiempo. Además, aunque existan ofertas tan atractivas como la Hipoteca Fija de Bankinter, al 2,05 % TIN o las de Bankoa, Kutxabank o La Caixa, al 2,50 %, los bancos imponen otras condiciones por donde ganan más dinero con las hipotecas a tipo fijo:

  • Comisión de apertura. El 90% de las hipotecas de tipo fijo cobran comisión de apertura, mientras que para una hipoteca variable, es cada vez más común que no tengan esta comisión.
  • Mayor vinculación. El coste de los seguros y productos que el banco nos obliga a contratar junto con la hipoteca encarecen el coste total. Es por eso que para una hipoteca a interés fijo el banco nos obligará a vincularnos con más productos de la entidad.
  • Menor plazo. Para conseguir que el banco nos aplique el interés mínimo, la hipoteca deberá tener el menor plazo posible. Por ejemplo, para la hipoteca a interés fijo de Banco Sabadell, la entidad ofrece un plazo de 20 años para conseguir el diferencial de 2,90%, pero si necesitamos 30 años para pagar la hipoteca, el diferencial aumenta hasta el 3,25%. Y debemos tener en cuenta que a menos plazo, aunque pagamos menos intereses, las cuotas son mucho más elevadas.

El Euribor sube en julio tras 14 meses, pero seguirá abaratando hipotecas

El euríbor ha subido en julio por primera vez en 14 meses. El índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas ha subido en tasa intermensual en julio hasta situarse en el 0,167%, con lo que rompe una racha de 14 meses consecutivos a la baja. Aún así, los hipotecados a los que les toque revisión ahorrarán unos 214 euros en la cuota anual de su préstamo por vivienda, pues el indicador se sitúa por debajo del 0,488% registrado hace un año. El euríbor ha cerrado julio en el 0,167%, frente al 0,163% registrado en junio.

El analista de XTB, Jaime Díez, atribuye la subida del indicador tras 14 meses a la baja a las expectativas de un incremento de la inflación, puesto que los últimos datos macroeconómicos que apuntalan el repunte de las economías europeas dan por buenas las medidas inflacionarias del BCE con el programa de compra de bonos públicos. “A pesar de la reciente caída del crudo parece que hemos dejado atrás los periodos técnicamente deflacionistas y este hecho ha provocado que las entidades financieras tensionen levemente la oferta monetaria”, afirma el analista de XTB. Para Díez, la cuestión ahora pasa por preguntarse si este aumento en julio supone el inicio de formación de suelo o si por el contrario no es más que “un alto” en el camino propiciado por el periodo estival y movimientos corporativos temporales.

De cara a los próximos meses, los expertos esperan que los catalizadores que han llevado al Euríbor a niveles de “mínimos históricos” se mantengan, habida cuenta de que el programa de compra de bonos volverá a acelerarse en septiembre y ante la proximidad de una eventual subida de tipos por parte de la Reserva Federal.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Una respuesta a “Euribor, hipotecas de doble filo para mileuristas y el auge del tipo fijo para ganar seguridad”

Deja un comentario