Operación Chamartín ¿Necesita Madrid construir 17.739 nuevos pisos?

operacionchamartin2Madrid, con su renovada corporación municipal (Ahora Madrid) y con Manuela Carmena como alcaldesa, además de intentar paliar los problemas sociales y desahucios que sufre la capital, la nueva administración también deberá tomar importantes decisiones para el futuro de la ciudad a corto plazo. Entre éstas, destacan, por su relevancia para el crecimiento de la ciudad y sobre todo, por su calado económico, el futuro de las actuaciones urbanas en marcha en como la Operación Chamartín, Campamento o Calderón, donde se contempla la construcción de miles de viviendas.

Fundamentalmente, sobre la mesa de Carmena está la Operación Chamartín, relanzada a principios de año por sus promotores (BBVA mayoritariamente y la constructora San José) y por toda la Administración (municipal, autonómica y estatal). Este proyecto, además de suponer la regeneración y vertebración de la cara norte, albergaría 17.739 nuevos pisos en Madrid (1.774 protegidos) y un innovador distrito de negocios.

Manuela Carmena ya ha expresado sus dudas respecto a esta operación “A lo mejor hay que darle una configuración distinta. No hacen falta ahora esas viviendas en Madrid cuando hay vacías“. Son las últimas declaraciones de Carmena, ya como alcaldesa, partidaria de rehabilitar la vivienda existente y de no seguir construyendo nuevos proyectos. No obstante, existen precedentes antes de las elecciones: “Yo creo que no hacen falta 17.500 viviendas, ya hablaremos en 2017 o 2018, ahora no”. En este sentido, la nueva alcaldesa también ha aclarado que está interesada en la inversión siempre que sea “buena y razonable”.

Ante el confuso panorama político sobre el proyecto, incluso Francisco González, presidente del BBVA, se ha pronunciado, recordando que con la actuación se crearán 120.000 empleos y reportará más de 3.300 millones de euros a las arcas públicas. “Es un gran proyecto que crea riqueza para todos”, ha asegurado en clara alusión al mensaje sobre el reparto de la riqueza de Carmena.

Samuel Población, director nacional de Suelo y Residencial CBRE, insiste en que “se trata de una operación faseada y su ritmo dependerá del cruce entre la oferta y demanda, y si éstas no se cruzan, se ralentizará. Desde la óptica de la demanda, la actuación tiene todo el sentido del mundo porque el stock de obra nueva en Madrid se está agotando, apenas quedan parcelas residenciales en los PAU del norte y mucho menos dentro de la M-30″, manifiesta. Así, para Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores, “El ámbito tendrá además muchos interesados en sus viviendas porque durante años muchas personas no han accedido al mercado, ya sea por preocupación por la economía o porque su situación particular empeoró”. Pedro de Churruca, consejero de JLL, habla de “demanda insatisfecha” y no duda al afirmar que este desarrollo sería uno de los barrios más deseados.

Según los expertos, si el plan no se para, el proyecto estaría en un año, las obras empezarían a principios de 2017 y los primeros pisos se entregarían en 2020-2021. Mismo horizonte vislumbra Corral, poniendo en valor este ámbito: “Para 2020, la oferta en los desarrollos del norte habrá sido casi absorbida y la Prolongación de la Castellana sería como tener un futuro y nuevo gran PAU”. Además de las viviendas, contaría con un centro de negocios de referencia, tres nuevas estaciones de Metro (con la ampliación de la línea 10 y la línea 1), dos de Cercanías y una vía ciclista de 12,8 kilómetros. El 25% del suelo se destinaría a usos ferroviarios.

A todo esto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirma en una reciente sentencia relacionada con la construcción de edificios previstos en la Prolongación de la Castellana, la obligación de no superar las tres alturas más ático con carácter general, además de eximir a los propietarios de pagar infraestructuras como el Nudo Norte o la Línea de Metro y la conexión Tres Olivos-Las Tablas que imponía el convenio firmado, mientras que los propietarios sí tienen que asumir el pago del cubrimiento de las vías del tren. El proyecto incluía todo un archipiélago de rascacielos, todas ellas aún más altas que las cuatro de la Ciudad Deportiva. Exactamente dos megatorres de 100 plantas y 300 metros de altura cada una, y al menos una decena de ellas más altas que las cuatro existentes.

Según Antonio Bejar, presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha comprometido a estudiar el proyecto del plan de Prolongación de la Castellana de la capital, y tiene al menos seis meses para revisar el crecimiento propuesto sin que puedan achacarle retraso alguno. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha vuelto a ratificarse, a solicitud del Tribunal Supremo, en una sentencia anterior con la que da al traste con el plan parcial de reforma interior diseñado, y da un balón de oxígeno a la nueva alcaldesa de Madrid.

Giro neoliberal: vivienda social que termina cotizando en Bolsa

Como apunte final en relación a Madrid, tras conocer que el 60% de los desahucios ejecutados en Madrid provienen de los pisos vendidos a fondos de inversión, la historia da un giro neoliberal más al descubrir que el fondo estadounidense Blackstone sacará a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), a Fidere Patrimonio, la socimi que ha constituido con el parque de viviendas protegidas compradas en Madrid. El fondo ha constituido Fidere Patrimonio con la cartera de 23 promociones de viviendas protegidas en alquiler, que suman 2.688 pisos, que el fondo ha comprado en los últimos años, principalmente en la Comunidad de Madrid.

En concreto, la socimi cuenta con las 1.200 viviendas protegidas que Blackstone adquirió a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Madrid en octubre de 2013, ubicadas en los distritos de Carabanchel, Vallecas y Villaverde. Asimismo, integra 436 pisos, también protegidos, comprados a Sareb en febrero de 2014 y repartidos por las localidades madrileñas de Rivas, Alcorcón y Valdemoro, además de por Guadalajara y Barcelona. Además, cuenta con las 508 viviendas protegidas de Getafe y Móstoles compradas también a Sareb en noviembre del pasado año, y las 600 viviendas adquiridas a una empresa en Torrejón de Ardoz y Paracuellos de Jarama el pasado mes de diciembre.

Con su salida al MAB, además de cumplir con el régimen de las socimis, la firma de Blackstone pretende también dotarse de un mecanismo de financiación para captar recursos con los que costear el futuro crecimiento de la empresa, además de “aumentar la notoriedad de la compañía y abrirla a nuevos accionistas”, según indica en el folleto explicativo de su salida a Bolsa.

Fuentes: elmundo.es y publico.es

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Madrid:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Una respuesta a “Operación Chamartín ¿Necesita Madrid construir 17.739 nuevos pisos?”

Deja un comentario