El verano sale caro a los rezagados: alquiler en la playa, de media 595 euros/semana

alquiler-vacaciones3El verano ya ha comenzado a caldear el ambiente y los precios del alquiler de vacaciones también. Con la llegada del buen tiempo abren las piscinas, las sandalias siempre están dispuestas, y los productos y servicios de temporada suben de precio. También sabemos, que el carácter de los españoles tiene tendencia a dejar ciertas cuestiones para el último momento.

El mejor ejemplo son las casas y apartamentos en alquiler turístico o vacacional, que suben como la espuma en las localidades costeras con más demanda. Cuanto más tarde, más caro. Según Juan Carlos Fernández, director general del Sur de Europa de HomeAway, “En destinos muy solicitados como Formentera, Ibiza, o Marbella, lo más probable es que el precio sea considerablemente superior al que podríamos tener si hemos reservado con tres o cuatro meses de antelación y, en ocasiones, ahorrarnos entre un 10% y un 20%“.

Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias son las comunidades con mayor demanda, llegando a concentrar el 80% de las solicitudes. Ahora bien, existen ofertas de último minuto, pero hay que buscarlas y tener algo de suerte. “Si la fecha se aproxima y el dueño tiene el alojamiento vacío es posible que haga una oferta de última hora para cerrar una reserva”.

Otra historia aparte es el mercado de alquiler vacacional de lujo, donde el dueño no hace distinciones. Pide lo mismo si se reserva en junio que si se hace en pleno agosto. “El propietario solo quiere precio y no hay margen de negociación”, dice Wayne Lefkowitz, director de la tienda Engel & Völkers Marbella Golden Mile. En algunos casos en Marbella existen zonas donde se alquilan villas por unos 100.000 euros al mes. Los propietarios suelen arrendar meses enteros y no semanas sueltas. Se trata de villas de unos mil metros construidos.

Alquiler de vacaciones en la playa: de media 595 euros por semana

El mercado inmobiliario de costa se cotiza al alza en el segmento de alquileres vacacionales, según el informe anual de alquileres en costa de Tecnitasa, realizado entre sus 47 delegaciones repartidas por todo el territorio nacional, donde confirma la subida de los precios en los pisos y apartamentos en alquiler de vacaciones en primera línea de playa han subido un 7% en el último año, hasta un precio medio de 595 euros por semana, en los destinos más habituales: Costa Blanca (Alicante), Costa del Sol (Málaga), Costa Dorada (Tarragona), Costa Brava (Girona), la costa de Barcelona, las playas de la Costa de la luz de Cádiz y Huelva, las Islas Baleares o las Islas Canarias.

El informe de Tecnitasa resalta que “La oferta de casas en alquiler de vacaciones en las localidades costeras es muy heterogénea y, por lo tanto, los precios de las viviendas vacacionales en la playa varían en función de aspectos como la el tipo de vivienda, la superficie, las dotaciones de la urbanización o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje”.

El lugar más caro para veranear en vivienda vacacional es la Playa de Bossa, en Ibiza, donde el alquiler un apartamento de 70 metros cuadardos asciende a los 1.680 euros por semana, mientras que el más barato se localiza en Lugo, en la costa de Galicia, donde se puede aún arrendar un inmueble de 60 metros cuadrados sin desembolsar más de 200 euros por semana. Aunque en algunas zonas de costa, las viviendas vacacionales tasadas por Tecnitasa en 2015 difieren ligeramente de las del año anterior en los detalles, “en términos generales puede afirmarse que existe una tendencia al alza en los precios del alquiler de vacaciones en la playa. Son subidas moderadas, pero cambian radicalmente la tendencia que hemos venido experimentando los últimos años.”

Por provincias, Barcelona, Alicante y Almería son las que muestran los mayores incrementos. En Torrevieja (Alicante), uno de los destinos con el precio de alquiler semanal más económico para veranear en 2014, las rentas se incrementan un 23% (Playa de los Locos), y en Almería la subida roza el 30% (primera línea). Otras localidades como Tapia de Casariego en Asturias también aumentan el precio de su alquiler semanal este verano un 27%.

En el otro lado, se encuentra la Costa del Azahar, Castellón, la zona que muestra un mayor descenso general en los precios de su costa. En playas como Alcocebre, los precios de los alquileres vacacionales bajan más de un 20%. En esta última localidad un apartamento de 60 metros cuadrados en primera línea pasa de costar 400 euros la semana a situarse en 300 euros. También se detectan descensos en algunas playas tradicionalmente caras para veranear, como Hondarribia en Guipúzcoa, o el Sardinero en Santander, donde se registró el alquiler vacacional más elevado en 2014. En esta zona el coste del alquiler semanal en primera línea de playa ha pasado de costar 13,15 euros a 11,20 euros por metro cuadrado.

Los destinos más asequibles se encuentran en playas gallegas de La Coruña, Lugo, también Las Palmas (Playa de las Canteras) o Valencia, sobre todo en la localidad de Oliva, donde se puede alquilar un apartamento de entre 40 y 90 metros cuadrados sin superar los 290 euros/semana.

Muy por encima de estos precios y de la media nacional, destaca las playas de Ibiza. Por ejemplo, en Bossa (San Josep Sa Talaia) un apartamento de 70 metros cuadrados sale por. 1.680 euros por semana. En Cala Martina (Santa Eularia Riu), a 1.629 euros por semana una vivienda de 65 metros. En Passeig Maritim (Sant Antoni), 1.524 euros por semana una casa de 65 metros.  Por otro lado, ya en la península, en Sotogrande (Cádiz), un piso de 150 metros cuadrados cuesta 1.500 euros por semana. Y en Hondarribia (Guipúzcoa): 1.325 euros por semana una vivienda de 110 metros cuadrados.

Oportunidades por menos de 1000 euros/semana no faltarán en la amplia variedad y calidad de las playas en España, donde año tras año somos líderes en Banderas Azules. En nuestro extensa y diversa costa existen muchos y diferentes destinos donde disfrutar de espectaculares playas, desde grandes ciudades al lado del mar hasta pueblos marítimos con encanto. No os demoréis, el verano sale caro a los rezagados.

Relacionado: Consejos para alquilar en vacaciones y disfrutar con total tranquilidad

Fuentes: elpais.com y europapress.es

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Una respuesta a “El verano sale caro a los rezagados: alquiler en la playa, de media 595 euros/semana”

Deja un comentario