Una de cada tres viviendas que se venden se paga en efectivo

torreviejaHace unos días, el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que, por sexto mes consecutivo, febrero se cerró con un aumento 15,5% en el número de viviendas vendidas en España. Para lograrlo ha sido fundamental la recuperación que en los últimos 8 meses ha experimentado el número de nuevas hipotecas concedidas, pero también ha sido importante, las compras que se han realizado en efectivo.

A falta de los datos hipotecarios de febrero, las cifras de agosto a enero evidencian que más de un tercio de las compras se han llevado a cabo sin que se haya solicitado hipoteca alguna. En concreto, en el citado periodo se vendieron más de 161.000 viviendas, mientras que el número de hipotecas concedidas ascendió a 104.825, lo que supone que el 35% de las operaciones se cerraron sin que mediase ningún crédito hipotecario.

Buena parte de estas compras, según los expertos, son las que han llevado a cabo las sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria, también conocidas como “las socimis”, que en los últimos meses han elevado de manera notable su actividad en España y que realizan sus compras, principalmente, con fondos propios. Otro factor importante son las operaciones realizadas por compradores nacionales, que ven cómo los precios de los inmuebles han tocado fondo y que la economía española comienza a remontar, lo que les anima a tomar decisiones de compra que hace unos meses aplazaban por la falta de confianza que ésta generaba.

Además, la actividad de los inversores internacionales también ha sido destacada. Según los datos que ofrecen las citadas fuentes, un 26% de las ventas totales del último semestre corresponden a extranjeros no residentes. De ellas, un 65% se llevaron a cabo en efectivo. Y por nacionalidades, el retroceso que ha sufrido la inversión rusa, como consecuencia de la fuerte depreciación del rublo, ha sido compensada por compradores ingleses y nórdicos.

A todo ello se suman las operaciones que no se han realizado totalmente en efectivo pero sí en su mayor parte. En este grupo se encuentran ciertos clientes de banca privada que compran casas con créditos al consumo. Esta decisión la toman ya que de esta manera no tienen que ofrecer como garantía un inmueble o, incluso, porque ya tienen numerosas hipotecas constituidas y los departamentos de riesgos de las entidades bancarias no aceptarían una nueva.

De este modo, el conjunto del sector ha registrado un destacado aumento en la actividad crediticia aunque sólo Banco Santander y Bankinter han incrementado el saldo total. CaixaBank, por su parte, ha sido una de las entidades que más crédito hipotecario ha concedido respecto al año anterior, hasta elevarlo en un 30%. Sin embargo, y a pesar del aumento en las nuevas contrataciones, el saldo de hipotecas en el conjunto del sistema sigue a la baja. A cierre del mes de enero, el crédito con garantía hipotecaria ascendía a 709.325 millones de euros, más de 300.000 millones menos que hace cinco años.

Por otro lado, la actividad registrada en los últimos años de la burbuja inmobiliaria explica, al menos en parte, que la mayor parte de las operaciones de compra se estén realizando sobre viviendas usadas. Muchas de las casas a las que las entidades están empezando a dar salida corresponden a promociones que no se llegaron siquiera a estrenar y que los bancos se quedaron por impago pero, a efectos estadísticos, una vivienda con más de dos años de antigüedad no se considera como nueva. Así, los datos ayer publicados por el INE muestran un aumento del 50,4% en las operaciones sobre viviendas usadas, hasta sumar 21.613 transacciones, mientras que la compraventa de pisos nuevos se redujo un 28,6% respecto a febrero de 2014.

Por comunidades autónomas, y en términos totales, Aragón fue la región con un mayor aumento de compraventas en febrero hasta alcanzar un notable aumento del 49,2%. El segundo puesto lo ocupó la Comunidad de Madrid, con una incremento del 28,4% y 4.834 viviendas más vendidas, y Cataluña completó los tres primeros puestos con más de un 23% más. En el lado contrario también llama la atención el 22,7% menos de Navarra, que junto a Canarias y Murcia son las únicas regiones que registran caídas.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Deja un comentario