Los desahucios y ejecuciones hipotecarias sobre viviendas aumentaron un 7,4% en 2014

desahucios_2014_pEl número de desahucios y ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 34.680 en 2014, un 7,4% más que en 2013, según la estadística de ejecuciones hipotecarias hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este repunte ha tenido lugar a pesar del anunciado final de la recesión, el inicio de la recuperación del empleo y la moratoria que ha puesto en marcha el Gobierno para prorrogar hasta 2017 la suspensión de desahucios junto con las medidas contempladas en la Ley de Segunda Oportunidad para intentar atajar este problema.

La tendencia al alza en los desahucios de viviendas se explica por los problemas acumulados en las familias durante años de destrucción de empleo y paro. Por ello y pese a que el mercado laboral volvió a crear puestos de trabajo en 2014, la incipiente recuperación tardará un tiempo en frenar los desahucios, que son procesos que se prolongan mucho en el tiempo.

Así, en 2014 se iniciaron 119.442 ejecuciones hipotecarias, un 9,3% más que en 2013. De ellas, 113.916 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 5.526 a fincas rústicas. Dentro de las fincas urbanas, 70.078 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que representa el 58,7% del total de ejecuciones hipotecarias registradas en 2014 y que supera en un 5,9% la de 2013.

A este respecto, el 20,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2014 correspondió a hipotecas constituidas en el año 2007, el 17,3% a hipotecas constituidas en 2006 y el 12,1% a hipotecas de 2005. El periodo 2005-2008, años que se pueden identificar con el auge de la burbuja inmobiliaria, concentró el 61,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en 2014.

desahucios2014-INE

De este modo, sólo en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 8.819 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 29,9% más que en el trimestre anterior y un 2,9% más que en el cuarto trimestre de 2013. El repunte de las ejecuciones hipotecarias en tasa trimestral contrasta con la caída experimentada en el tercer trimestre, el único del año 2014 en el que se registró un descenso, pues en el primer y segundo trimestre las ejecuciones hipotecarias se incrementaron un 19,1% y un 1,5% en tasa trimestral y ahora en el cuarto lo han hecho un 29,9%.

Según el INE, sólo el 0,048% de las viviendas familiares existentes en España (18.362.000) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2014.

Distribución geográfica

Por comunidades autónomas, Andalucía lideró las ejecuciones sobre viviendas el año pasado, con un total de 16.275, seguida de Cataluña (14.230) y Comunidad Valenciana (11.252). En el lado opuesto se situaron La Rioja (338), País Vasco (368) y Navarra (374).

Sobre el total de fincas, Andalucía también encabezó el número de ejecuciones hipotecarias, con 29.645, seguida de Cataluña (20.666) y Comunidad Valenciana (18.038). A la cola volvieron a situarse Navarra (642), La Rioja (777) y País Vasco (856).

La vivienda usada, el 83,7% de la ejecuciones

Del total de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas registradas el año pasado, más de ocho de cada diez (58.660) afectaron a casas y pisos de segunda mano, con un aumento anual del 8,2%. Las ejecuciones sobre viviendas nuevas sumaron 11.418, un 4,3% menos.

En 2014, las ejecuciones hipotecarias sobre solares y parcelas ascendieron a 5.500, con un incremento anual del 13%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 38.338, un 15,5% más que en 2013.

Por último, las ejecuciones hipotecarias sobre fincas rústicas se situaron en 5.526 durante 2014, con un avance del 8,8% respecto al ejercicio anterior.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE) – Cuarto trimestre y año 2014

Quizá también te pueda interesar :

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

4 Respuestas a “Los desahucios y ejecuciones hipotecarias sobre viviendas aumentaron un 7,4% en 2014”

Deja un comentario